Un avión de Aerolíneas Argentinas se llevó por delante un drone en Aeroparque
Un choque en el aire con suerte
Un vuelo de Aerolíneas Argentinas, que venía de Chubut, se disponía a aterrizar cuando golpeó con su nariz a un drone. Pudo haber sido una tragedia.
La nariz del avión de Aerolíneas con la abolladura por el impacto.La nariz del avión de Aerolíneas con la abolladura por el impacto.La nariz del avión de Aerolíneas con la abolladura por el impacto.La nariz del avión de Aerolíneas con la abolladura por el impacto.La nariz del avión de Aerolíneas con la abolladura por el impacto.
La nariz del avión de Aerolíneas con la abolladura por el impacto. 
Imagen: Twitter @vickyulf

El Aeroparque metropolitano fue el escenario de un hecho insólito que pudo haber provocado una tragedia. Un avión de Aerolíneas Argentina impactó con un drone cuando se aprestaba a aterrizar. La aeronave, proveniente de Trelew, quedí fura de servicio hasta hoy a la medianoche.

El drone se cruzó a las 9:20 de la mañana en la trayectoria del avión a la altura del parque temático Semana Santa, en un incidente que investigan tanto la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) como la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC).

"Aerolíneas Argentinas informa que su vuelo AR1865 proveniente de Trelew sufrió un incidente, cuando la aeronave fue embestida por un drone, al momento de aproximación al aterrizaje en Aeroparque", confirmó la aerolínea de bandera en un comunicado. "Si bien la aeronave, un Boeing 737 800, sufrió daños menores, la misma queda fuera de servicio para inspecciones", agregaron desde la empresa.

En rigor, la ANAC es la responsable de vender y autorizar drones en el país. Las unidades están programadas para no volcar en zonas de tráfico aéreo, gracias al sistema de GPS, que detecta si está en una zona de aviones, y eso impide que levante vuelo. A su vez, el Reglamento Provisional de los Vehículos Aéreos no Tripulados de la ANAC prohíbe “la operación de vehículos aéreos pilotados a distancia o sistemas de vehículos aéreos pilotados a distancia en espacios aéreos controlados, corredores visuales y helicorredores”, salvo en los casos en que haya “una autorización especial de la autoridad aeronáutica con intervención del prestador de servicios de tránsito aéreo".

Por radio, el piloto del avión, Enrique Seguí, informó a la torre del control del incidente y recordó que “hace tres semanas en el mismo lugar nos cruzamos a cinco metros con un drone de estos que filman”. Añadió que “el drone ese” (el que impactó) “no vuela más, le dimos con la nariz, si le pegábamos con el motor iba a romper el motor”. 

Luego del incidente, contó a Infobae que el que si la turbina hubiera absorbido al drone el daño "sería inevitable, nos dejaría con un motor fuera de servicio con el riesgo que ello implica en un momento tan crítico como el aterrizaje o despegue".