Leo Fernández dirigió la primera práctica de Central
"Hay chicos que prometen"
"No vamos a poner jugadores por su apellidos, ni con edades", dijo el técnico que asumió por Montero. Sabe que si saca buenos resultados en las últimas cuatro fechas tiene chances de seguir siendo el entrenador del club.
"Después del clásico hablaremos otra vez", reconoció Fernández."Después del clásico hablaremos otra vez", reconoció Fernández."Después del clásico hablaremos otra vez", reconoció Fernández."Después del clásico hablaremos otra vez", reconoció Fernández."Después del clásico hablaremos otra vez", reconoció Fernández.
"Después del clásico hablaremos otra vez", reconoció Fernández. 

"Vamos a trabajar con tranquilidad estas últimas cuatro fechas y después del clásico hablaremos otra vez con los dirigentes", confesó Leonardo Fernández, el técnico interino de Central que a fin de año puede dejar su eventual condición para ser confirmado en su cargo. Porque los dirigentes canayas tienen como posibilidad pensar a Fernández como entrenador del primer equipo para el año que viene. La prueba, claro, la tendrá que superar el propio técnico en los próximos cuatro encuentros. "Tenemos mucha ilusión y la seguridad de formar parte de un trabajo deportivo en el club que lleva tres años", resaltó Fernández. El domingo ante Talleres el Córdoba el sucesor de Paolo Montero armará una alineación que puede traer sorpresas. "Hay chicos que prometen y tienen ganas", adelantó.

La Comisión Directiva de Central tiene entre los candidatos a dirigir al primer equipo al propio Leo Fernández, quien ayer inició su labor hasta fin de año para salir de la emergencia deportiva. "Dirigir a Central es algo soñado, primero como hincha y luego como entrenador. Estamos con las mejores expectativas de que todo salga bien y reacomodar al equipo para salir de ese lugar en la tabla. Hemos hablado con la comisión directiva, la idea es poder trabajar estas cuatro fechas con tranquilidad y sacar la mayor cantidad de puntos posibles. Después del clásico hablaremos otra vez", reconoció Fernández.

Para la dirigencia que preside Raúl Broglia el único candidato que reúne el consenso es Eduardo Coudet, pero el Chacho no volverá a menos de un año de irse de Arroyito. Juan Antonio Pizzi adelantó que no tiene intenciones de trabajar el próximo año y quedan apuntados para próximos reuniones Luis Zubeldía y Omar De Felippe. Por lo pronto, la oportunidad está en manos de Fernández.

"Estamos dentro de un proyecto que comenzó hace tres años y hoy nos da esta chance. En cuanto a los chicos de las inferiores, hay que tener cautela para no quemar etapas. Veo a los jugadores con ganas de revertir esta situación. Tenemos una linda chance de posicionarnos como cuerpo técnico", apuntó el sucesor de Montero.

La primera prueba para Fernández será el domingo a las 21.30 en Córdoba ante Talleres. Con José Leguizamón suspendido y Santiago Romero y Germán Herrera lesionados, se anticipan cambios, aunque recién mañana habrá ensayo de fútbol en Arroyo Seco. "No tenemos definido cómo vamos a parar al equipo. Me gustaría ver a un conjunto protagonista, intenso y agresivo. Esa va a ser la idea madre del Central que queremos presentar en estas cuatro fechas. Tenemos un muy buen plantel, con jugadores de experiencia y con buena juventud, con chicos que vienen prometiendo y tienen ganas. Vamos a ver en la semana cómo conformar el equipo. No vamos a poner jugadores por su apellidos, ni con edades".