#MeToo, personaje del año para la revista Time
"Las que rompieron el silencio y denunciaron el abuso sexual"
El movimiento de mujeres que denunció abusos y puso el tema de la violencia de género en la agenda de los Estados Unidos , llegó a la tapa más codiciada de la revista.
La revista ponderó el impacto de las denuncias durante este año.La revista ponderó el impacto de las denuncias durante este año.La revista ponderó el impacto de las denuncias durante este año.La revista ponderó el impacto de las denuncias durante este año.La revista ponderó el impacto de las denuncias durante este año.
La revista ponderó el impacto de las denuncias durante este año. 

“Las que rompieron el silencio. Las voces que lanzaron un movimiento”. Con estas palabras, y las figuras en portada de varias de las mujeres que denunciaron abusos y hostigamientos sexuales, la revista Time consagró como personalidad de 2017 al movimiento conocido como #MeToo, una versión estadounidense del argentino Ni Una Menos, que ha roto un tema tabú este año en la sociedad norteamericana.

El colectivo incluye a actrices de Hollywood como Ashley Judo y Gwyneth Paltrow, la cantante Tylor Swift, la congresista Jackie Speier, la estrella de TV Megyn Kelly y personas anónimas que dieron su testimonio, como la limpiadora de hoteles Juana Melara. Un fenómeno impensable hasta hace pocos meses, cuando el derrumbe del poderoso productor Harvey Weinstein le dio visibilidad a las mujeres acosadas.

La portada que consagra a quienes "rompieron el silencio" como personalidad de 2017.

Según Time, #MeToo "abarca todas las razas, todas las clases de ingresos, todas las ocupaciones y prácticamente todos los rincones del mundo"; y considera que "su ira colectiva ha provocado resultados inmediatos e impactantes". Para Edgard Felsenthal, editor en jefe de la revista, “este es el movimiento social más rápido que hemos visto en décadas y empezó con actos individuales de coraje por parte de cientos de mujeres –y algunos hombre también-- que salieron a contar sus propias historias”.

El caso Weinstein abrió la caja de Pandora. Se sumaron decenas de denuncias contra el productor, que terminó renunciando a su empresa y fue expulsado de la Academia de Hollywood. Le siguió el caso de Kevin Spacey, con denuncias de acoso a menores de edad, lo que le costó su trabajo en la exitosa House of Cards. Conductores de TV fueron denunciados y separados de sus programas, como Charlie Rose. Incluso se abrió un sumario al prestigioso director de orquesta James Levine en el Metropolitan de Nueva York por denuncias.

Pero el fenómeno de #MeToo no se agotó sólo en casos públicos. Abrió la posibilidad de que miles de mujeres anónimas se animaran a hacer denuncias por situaciones vividas en su ámbito de trabajo. Como hashtag, sirvió en Twitter para hacer conocer casos de hostigamiento.

Time, creada en 123, impuso la tapa de “Person of the Year” en 1927. En esa oportunidad el elegido fue Charles Lindbergh, por su vuelo solitario desde Estados Unidos hasta Francia. Ha habido líderes mundiales a lo largo de las décadas, como presidentes norteamericanos, papas, Winston Churchill, Gandhi, Luther King, Angela Merkel. El año pasado el elegido fue Donald Trump. El presidente fue finalista este año, al igual que Robert Mueller, el fiscal que investiga la trama rusa, la presunta implicancia del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016.