La comisión de Ecología se negó a reabrir la discusión por el glifosato
La ordenanza espera la firma de Fein
No trataron el proyecto de Cardozo, del PRO, al entender que la prohibición debe ser promulgada o vetada por la intendenta.

El proyecto impulsado por el PRO y el socialismo para dar marcha atrás con la ordenanza que prohíbe el uso del glifosato en Rosario, aprobada por unanimidad el pasado 16 de noviembre, no prosperó ayer en la Comisión de Ecología del Concejo Municipal al no contar con los votos necesarios para su tratamiento. Si bien puede haber un nuevo intento para tratarlo la semana próxima con la nueva composición del cuerpo, deberá ser en sesiones de prórroga donde se necesitan 21 votos para aprobarlo, un número que aparece inalcanzable. En ese caso, la intendenta Mónica Fein tendrá que decidir si va a promulgar o vetar la iniciativa de los concejales Osvaldo Miatello (Compromiso con Rosario) y Pedro Salinas (Ciudad Futura). La Multisectorial de organizaciones sociales y ambientales, que interpuso un recurso administrativo impugnando el ingreso del proyecto alternativo, celebró el rechazo y le pidió a Fein que promulgue la ordenanza.

El proyecto ingresado en la última sesión por el concejal Carlos Cardozo (PRO), en una maniobra que fue criticada por los ediles que impulsaron y acompañaron la prohibición del herbicida tras el paso del lobby sojero por el Palacio Vasallo, no había sido tratado el pasado martes en la reunión de la Comisión de Gobierno. De todas maneras, esa comisión quedó abierta por si había alguna chance de remontarla ayer en la de Ecología, donde el concejal Carlos Comi (ARI-CC) intentó impulsar su tratamiento.

"Es una propuesta alternativa y superadora", dijo Comi, a quien acompañaban en el intento los concejales Carlos Cossia (Peronismo Solidario) y Agostina Bouza (PRO). "El tema está cerrado", anticipó Miatello, titular de la comisión, y en idéntico sentido se pronunciaron Eduardo Toniolli (PJ) y Diego Giuliano (Rosario Federal), quien aseguró que no se puede modificar una ordenanza que no fue promulgada. Al oficialismo le faltaba una firma para sacar un despacho que lo habilitara a tratar hoy el proyecto alternativo hoy en el recinto. "No consiguieron las cuatro voluntades y no tiene sentido seguir el tema cuando las posiciones están claras", zanjó Miatello. 

La Multisectorial de organizaciones sociales y ambientales, que aguardó la definición de la Comisión de Ecología, había advertido la semana pasada que el cuestionado proyecto de modificación eliminaba la prohibición del herbicida glifosato, pero habilitaba la aplicación de productos aún más tóxicos (clase A, B y C) a través de un protocolo que no existe, violando así los principios de no regresión de las normas y el ordenamiento público ambiental.

Asimismo, los ambientalistas plantearon que el proyecto alternativo alude a la implementación de "buenas prácticas en el manejo de herbicidas". Las organizaciones, que hoy movilizarán hacia el Auditorio del Banco Municipal donde se realizará la última sesión con la composición actual del cuerpo, señalaron que "son imposible de implementar, ya que con venenos no existen buenas prácticas, como se demuestra en los estudios científicos realizados por las Universidades Públicas argentinas y de diferentes países del mundo".

Tras el rechazo en la comisión de Ecología, desde la Multisectorial esperan que la intendenta Fein, Bioquímica y Trabajadora de la Salud, promulgue la ordenanza. Si decide vetarla, la iniciativa regresaría al Concejo para que sea tratada por los nuevos integrantes del cuerpo.