Acto en la plaza 25 de Mayo de la ciudad
Movilizados contra el autoritarismo

La ronda de las Madres de la plaza 25 de mayo volvió a convertirse ayer en el epicentro de la resistencia popular a las medidas del gobierno nacional. Norma Vermeulen y Lila Forestello, con sus pañuelos blancos, encabezaron la vuelta de cada jueves, acompañadas por cientos de personas de diversas agrupaciones políticas, gremiales, sociales y de derechos humanos que se acercaron. "El autoritarismo y la persecución política, judicial y mediática es la única respuesta del gobierno de Cambiemos, frente a los millones de excluidos que deja este proyecto económico y político para muy pocos", leyó Pablo Alvarez el documento de Madres. Un rato después, Norma conmovió al apelar a los presentes: "Tienen que formarse todos juntos, ustedes, porque nosotras no vamos a estar mucho tiempo más".

En el acto también habló Juane Basso, de H.I.J.O.S., quien agradeció a las Madres y recordó que el proyecto del gobierno de Mauricio Macri "es el mismo que llevó adelante la dictadura". Por el movimiento obrero, Matías Layus, de la Bancaria, expresó que "este revanchismo es el mismo que implantó la Revolución Libertadora" (en 1955, cuando derrocó al presidente Juan Domingo Perón). Entre la gente, hubo quienes llevaron su propia pancarta. "Si la tocan a Cristina se incendia el país", había escrito en un papel afiche blanco, con fibrón negro, una de las asistentes.

"Las Madres nos convocaron acá, como cuando detuvieron a Milagro Sala, la primera de la lista de este régimen. Se enojan cuando les dicen que son la dictadura, pero este es un régimen violento que sigue los lineamientos de la dictadura y sentó en la Casa Rosada a los instigadores de la dictadura", dijo Basso sobre las medidas decididas ayer por el juez Claudio Bonadío. Basso convocó a "construir la unidad". Ayer estuvieron presentes militantes del Partido de los Trabajadores por el Socialismo (PTS) y del Partido Obrero. En ese marco, el militante de H.I.J.O.S. recordó que "este proyecto nos quiere llevar puestos a todos, y es continental".

"Unidos somos invencibles", lanzó Layús, quien convocó al movimiento obrero a "asumir la responsabilidad", como lo hicieron la CGT de los Argentinos en 1969, los 26 puntos de Saúl Ubaldini en los '80 y el Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA) en los 90. "Debemos seguir juntos, en unidad, resistiendo, los que siempre estuvimos de este lado", dijo Layús, mientras la plaza estallaba en el grito "Macri, basura, vos sos la dictadura". Tanto Basso como Layús homenajearon a Juan Nucci, dirigente de Judiciales fallecido esta semana.

En la manifestación primaba el estupor y la bronca. "Tenemos que lograr que la resistencia sea más efectiva", llamó Basso en su discurso.

En tanto, en la plaza, ayer pudo verse una muestra de fotos de los juicios por crímenes de lesa humanidad en la ciudad y de la ronda de los jueves, tomadas por Laura Elena Tasada y Graciela Borda Osella, dos asistentes habituales y militantes por los derechos humanos. El cierre del acto fue con música y humor, con la actuación de la murga Los Vecinos re contentos.