La visita del presidente al Hospital Churruca
Otro chiste desubicado de Macri
Mauricio Macri visitó ayer a policías heridos durante la represión del lunes en el Congreso. Allí realizó un incómodo comentario hacia un policía de la Ciudad que puede llegar a perder su ojo y su esposa.

Tras reivindicar el accionar represivo de las fuerzas policiales en el Congreso durante el tratamiento de la reforma previsional, el presidente Mauricio Macri visitó ayer por la tarde a los policías heridos que quedaron internados. Al hablar con Maximiliano Russo, un integrante de la Policía de la Ciudad que podría perder su ojo derecho por tener parte de la córnea rota, el mandatario intentar pasar por chistoso. “Demasiado linda para que la mires con un solo ojo", le dijo Macri al despedirlo.  

El chiste al policía estuvo acompañado de un gesto invasivo hacia la mujer, que ensayó una sonrisa después de que el presidente acariciara su cabeza. Cuando era Jefe de Gobierno de la Ciudad, Macri había dejado en claro que todas las mujeres disfrutaban de los halagos de desconocidos, incluso cuando son soeces. “A todas las mujeres les gustan los piropos, aunque les digan ‘qué lindo culo que tenés´”, dijo una conferencia en Tierra del Fuego, donde agregó; “Ahora piropeo menos , porque mi mujer me mata, si veo una mujer linda hoy ,desde un lugar casi como un observador pasivo retirado, capaz que le digo, no hay nada más lindo que la belleza de la mujer, es para lo cual, casi, te diría, que los hombres respiramos.” 

A pesar de que tres personas perdieron efectivamente un ojo por los proyectiles lanzados por la Policía de la Ciudad el lunes por la tarde, mientras el Gobierno se aprestaba a aprobar el ajuste contra los jubilados, el mandatario todavía no habló de las heridas de Daniel Nievas, Horacio Ramos y Roberto Alvarez. En cambio, a poco tiempo de brindar la conferencia de prensa tras la sanción del ajuste contra los jubilados, sel traslado en helicóptero al hospital Churruca, donde se encuentran la mayoría de los  policías heridos. 

“Los policías también son argentinos. Tienen sus familias. Están trabajando al servicio de la comunidad, para cuidarnos”, escribió luego en su cuenta de Facebook al reponer las palabras que ayer utilizó para referirse al violento operativo organizado para sitiar el Congreso. “Yo realmente no lo entiendo y le agradezco a la policía la labor que llevó a cabo el día de ayer”, ratificó por la red social, mientras denunciaba que a los policías “los agreden gratuitamente”. 

Nievas, que trabaja en Astillero Río Santiago,  Alvarez, militante del Partido Obrero y Ramos, del Frente de Organizaciones en Lucha, Los tres fueron agredidos durante la protesta del lunes con balas de goma. Este último además denunció que después de pedir ayuda en la posta sanitaria del SAME, los policías que estaban ahí dentro lo siguieron golpeando hasta que una empleada de la Defensoría del Pueblo lo acompañó al Hospital Santa Lucía. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ