Charles Dutoit, acusado de acoso sexual, debió renunciar en Londres
Una filarmónica sin director
Fue obligado a dejar su cargo al frente de la Royal Philharmonic de Londres tras las denuncias de acoso que tuvo de parte de seis mujeres. Había desmentido las acusaciones cuando se hicieron públicas a fines de 2017.
Charles Dutoit fue marido de la pianista Martha Argerich.Charles Dutoit fue marido de la pianista Martha Argerich.Charles Dutoit fue marido de la pianista Martha Argerich.Charles Dutoit fue marido de la pianista Martha Argerich.Charles Dutoit fue marido de la pianista Martha Argerich.
Charles Dutoit fue marido de la pianista Martha Argerich. 
Imagen: AFP

El ambiente de la música clásica no fue ajeno a la ola de denuncias de acoso sexual en los últimos tiempos. Mientras en el Metropolitan de Nueva York arreciaban las denuncias contra el director de orquesta James Levine, al otro lado del Atlántico el que quedaba en el ojo de la tormenta era su colega Charles Dutoit. El director suizo, de 81 años, ex esposo de la pianista Martha Argerich, fue obligado ayer a dejar su cargo al frente de la Royal Philharmonic Orchestra de Londres. “La prolongada incertidumbre y los informes de los medios hacen que la posición del Sr. Dutoit con la orquesta sea insostenible”, informó la orquesta en un comunicado, en el que confirma que el veterano artista “decidió presentar su renuncia como director artístico y director principal”. Tenía contrato hasta octubre de 2019 y en junio del año pasado había anunciado su idea de dejar el cargo en esa fecha. La renuncia que se anunció tiene efectos inmediatos. 

En diciembre pasado se habían divulgado las acusaciones contra Dutoit, famoso por su larga asociación al frente de la Orquesta Sinfónica de Montreal. Un total de seis denuncias sobre hechos ocurridos entre 1985 y 2010 precipitaron su caída. Dutoit negó en forma categórica las imputaciones. “Si bien el contacto físico informal es un lugar común en el mundo de las artes como un gesto mutuo de amistad, las acusaciones graves que involucran la coacción y el contacto físico forzado no tienen absolutamente ninguna base en la verdad”, afirmó en un comunicado. 

Las mujeres hablaron sin que se conocieran sus identidades. Tres son cantantes de ópera y no denunciaron los acosos cuando ocurrieron. Los hechos que ahora se divulgan ocurrieron en Chicago, Los Angeles, Minneapolis, Filadelfia, Saratoga Springs y Nueva York. Los ataques tuvieron lugar en una suite de hotel en Chicago, el camarín del director, un ascensor de hotel y un auto en movimiento.

Apenas se conocieron las denuncias, las orquestas de Boston, San Francisco, Filadelfia y Sidney anunciaron que cortaban relación con el director por la gravedad de las acusaciones. También hubo comunicados de las orquestas de Cleveland, Chicago y Nueva York en los que se informó que el suizo no sería considerado como director invitado.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ