Central obtuvo un gran triunfo de visitante ante Huracán
Rosario copó Parque Patricios
La visita se llevó tres puntos vitales a Arroyito, en un encuentro que tuvo muchos goles, un expulsado y un penal errado. Zampedri, Herrera y Pereyra anotaron para el ganador. Damonte (2) descontó para el Globo.
Germán Herrera festeja el segundo tanto de Central.Germán Herrera festeja el segundo tanto de Central.Germán Herrera festeja el segundo tanto de Central.Germán Herrera festeja el segundo tanto de Central.Germán Herrera festeja el segundo tanto de Central.
Germán Herrera festeja el segundo tanto de Central. 
Imagen: Fotobaires

En un encuentro vibrante, Central le ganó 3-2 a Huracán, en el cierre de la 15ª fecha de la Superliga. Fernando Zampedri y Germán Herrera abrieron la cuenta para la visita; en el complemento aumentó Joaquín Pereyra e Israel Damonte en dos ocasiones pudo descontar para el local. Mauricio Martínez fue expulsado en el visitante y el ingresado Fernando Coniglio marró un penal que hubiera significado el empate parcial. 

A los 2 minutos, Herrera robó una pelota, avanzó unos metros y cedió para Zampedri, que remató alto. Central se paraba en campo adversario y avisaba lo que llegaría poco después, cuando Fernández envió un centro desde la derecha que el voraz Zampedri capitalizó con un cabezazo que doblegó a Marcos Díaz. Fue un baldazo de agua fría para el local. Poco después, al debutante Chávez le anularon correctamente un gol en offside. Sobre el final de la etapa, Nervo perdió una chance inmejorable de igualar el trámite y ahí mismo nació una contra de Carrizo por derecha que empujó Herrera debajo del arco para el 2-0 que enmudeció al Tomás A. Ducó.

Tras el descanso, con los ingresos de Coniglio por Toranzo y de Montenegro por Noir, el Globo buscó la profundidad que no tuvo en los primeros 45 minutos. El descuento llegaría tras un desborde de Pussetto para la llegada de Damonte, que venció a Ledesma. Luego, una mala salida de Ledesma y una emboquillada de Damonte provocaron que Martínez despejara el balón con la mano, que terminó con la expulsión del defensor y el penal tirado a las nubes de parte de Coniglio. Al final, los goles de Pereyra y de Damonte decoraron el triunfazo de Central, que rompió el invicto de Huracán de nueve partidos en casa.