Banfield empató frente a Nacional por la Libertadores
Se le complicó el camino a la fase de grupos
Cvitanich le gana al esfuerzo de Arismendi. Espino mira.Cvitanich le gana al esfuerzo de Arismendi. Espino mira.Cvitanich le gana al esfuerzo de Arismendi. Espino mira.Cvitanich le gana al esfuerzo de Arismendi. Espino mira.Cvitanich le gana al esfuerzo de Arismendi. Espino mira.
Cvitanich le gana al esfuerzo de Arismendi. Espino mira. 
Imagen: Fotobaires

Banfield rescató anoche en tiempo de descuento un empate 2-2 frente a Nacional, de Uruguay, en el Florencio Sola, por la ida del choque de tercera fase de Copa Libertadores (el vencedor clasifica al Grupo F, donde esperan Estudiantes, Santos y Real Garcilaso). 

Julio Falcioni sorprendió de entrada al dejar a Nicolás Bertolo en el banco. Junto a Jesús Dátolo (afuera por lesión), el ex Boca venía siendo una de las cartas creativas del equipo local. Sin embargo, el DT apostó por una populosa formación en la mitad de la cancha, donde Kalinski, Remedi y Alvarez formaron un triunvirato de volantes centrales, mientras Sperduti y Mouche hacían las bandas. Sólido en la faceta defensiva, el Taladro no pudo generar situaciones para un solitario Cvitanich.

Por el lado de los uruguayos, el sector derecho fue la zona preferida para atacar, con el tándem compuesto por el ex River Tabaré Viudez y el dos veces mundialista Jorge Fucile encarando la banda de Adrián Sporle cada vez que pudieron. Así se generó la más clara del primer tiempo, cuando tras un centro desde ese sector, el ex Taladro Sebastián Fernández disparó a quemarropa a pocos metros de distancia de Iván Arboleda, quien se lució con una atajada a puro reflejo para cuidar el cero de los suyos.

Ambos equipos volvieron del entretiempo con la misma tónica que en la primera parte hasta que todo cambió a los 49 minutos. Tras un corner que peinó Diego Arismendi, apareció Fernández por donde no había nadie y sólo tuvo que empujarla para cumplir con la “ley del ex” y vencer la estirada desesperada de Arboleda. Con Banfield en desventaja, fue el turno de Bertolo. Y tan sólo tres minutos después de pisar el Florencio Sola fue él quien se elevó sobre Fucile y puso, de cabeza, el 1-1 tras un preciso centro de Jorge Rodríguez desde la derecha.

A partir de allí, la hinchada empujó y Banfield se animó un poco más. Pero las ilusiones parecieron apagarse a los 81 cuando, tras una buena intervención del ingresado Bergessio, el lateral Luis Espino apareció en el área y le rompió el arco a Arboleda. El “Bolso” se llevaba un gran resultado para la revancha (el próximo miércoles, en Montevideo) hasta que apareció Cvitanich y, en tiempo de descuento, mandó a guardar un rebote en el área y puso el 2-2. Gracias a su gran capitán, el Taladro todavía sueña.