Al ranger verde sí lo dejan salir
Karate, colores y monstruos
Jason David Frank, que actuó de Tommy en la serie original de los Power Rangers, pasó por Comic Con y bancó el flash de los pibitos noventosos.

Mighty Morphin Power Rangers fue un éxito inmediato. Para los niños criados bajo la dupla Menem-Cavallo, esta franquicia tuvo un estatus similar al que obtuvieron otros productos de los ‘90 como Mortal Kombat, las Tortugas Ninja o los Caballeros del Zodíaco.La serie original tuvo dos temporadas, una película, videojuegos para SEGA y Super Nintendo, y una línea de muñecos de Bandai. Además, la saga continúa teniendo nuevos episodios todos los años, desde 1993. “¡Los fanáticos son los que impulsan el espectáculo!”, asegura Jason David Frank, intérprete del power ranger verde. La charla con el actor que hizo de Tommy Oliver en la primera temporada de la serie se dio en plena Comic Con 2017, en un centro Costa Salguero atiborrado de geeks y cosplayers que lucharon contra el calor insoportable de diciembre para tener un rato de contacto con sus vicios favoritos.

Aunque el personaje de Frank se creó sólo por unos capítulos, el cariño de los fanáticos motivó a la producción a darle un lugar permanente. Incluso volvió en varias temporadas siguientes. Jason insiste en que no gira por el mundo recordando aquel papel por plata. “Si fuera así no saldría del hotel a saludar ni vendría a estos eventos. Es que me siento culpable de no ver a los seguidores. No hay nada más decepcionante que conocer a un ídolo de la infancia y que te trate mal. Los fanáticos crean a las estrellas.”

Como plantea Neil Gaiman en la novela American Gods, lo que mantiene vigente a los dioses es la cantidad de tiempo que sus fieles le dedican. Y Jason David Frank sigue conectado con la industria del entretenimiento, en parte, debido a su base de fanáticos. El año pasado participó de la serie NinjaK Vs. The Valiant Universe y está filmando Underdogs Rising una película sobre el videojuego Dota 2.

Power Rangers fue un híbrido. Las escenas de acción pertenecían a la serie super sentai Kyoryu Sentai Zyuranger, pero las partes que formaban la historia se filmaron desde cero, pensadas para el mercado “occidental”. Cinco estereotipos de adolescentes yanquis copados: el nerd, la chica linda, la china, el negro y el mariscal de campo. Tommy completó el equipo repartiendo patadas a diestra y siniestra. Es innegable que los elementos provistos por el género super sentai fueron claves en el éxito de la serie. Y el propio Frank lo confirma: “Tenía todo lo que los chicos querían ver: karate, colores y monstruos”. Y además, robots gigantes con forma de animales prehistóricos y un opening heavy metal.  Todo lo que quieren los guachos. Posta.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ