La AMIA, el FpV y los psiquiatras
Repudio unánime

El repudio al ataque contra PáginaI12 desde una organización de ultraderecha polaca, que quiere castigar penalmente el diario y al psicoanalista Federico Pavlovsky por una contratapa sobre el Holocausto, sigue cruzando todos los sectores políticos y sociales. 

Agustín Zbar, presidente de la AMIA, Asociación Mutual Israelita Argentina, hizo pública una carta que envió a la dirección de PáginaI12. “No hay dudas de que la denuncia efectuada contra PáginaI12 (la primera en el mundo contra un medio de comunicación desde la sanción de la ley polaca) representa un abominable hecho de censura y socava el debate sobre datos históricamente comprobados”, dice el texto. “Pero también representa una merecida distinción internacional a un medio por hablar claro y sin temor a mordaza alguna cuando se trata de defender la verdad histórica de la Shoá”, señala. Para confirmar el tono de la carta la AMIA reproduce en Facebook no solo el mensaje sino también la nota completa de Federico Pavlovsky publicada por primera vez en este diario el 18 de diciembre último.

Un grupo de diputados encabezados por el miembro del Frente para la Victoria Guillermo Carmona presentó un proyecto de resolución para que la cámara baja le solicite al Poder Ejecutivo “que manifieste su preocupación, por medio de las acciones diplomáticas que corresponda, ante el intento de censura con el periódico PáginaI12”. El texto invoca el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Dice: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

El proyecto que también firman José Luis Gioja, Analía Quiroga, Sergio Leavy, José Pablo Carro, Ivana María Bianchi, Walter Correa y Roberto Salvarezza, pide que la Cámara de Diputados exhorte al Poder Ejecutivo a manifestar su solidaridad con este diario “frente a la tentativa de la Liga Polaca contra la Difamación de querellar a ese medio de comunicación por una publicación relacionada con los crímenes del Holocausto, vulnerando explícitamente el principio de libertad de expresión”. 

“En el contexto de violencia, persecución, manipulación y censura que oprime a la prensa independiente a nivel global, la República Argentina, y en particular este Congreso Nacional, deben pronunciarse sobre este intento manifiesto de coartar la libertad de expresión de PáginaI12”, dicen los diputados.

Ariel Gelblung, director del Centro Simon Wiesenthal Latinoamérica, escribió una carta a la dirección de PáginaI12 en solidaridad “con su medio y con el autor de la nota atacada”. Dice el texto que el contenido de la nota de Pavlovsky “refiere a uno de los hechos más documentados de esos años sombríos, y reiteramos nuestra postura de que la historia no cambia por más manos que se levanten votando en un recinto”. Agrega que la publicación fue efectuada “fuera del suelo polaco y ninguna ley puede ser exigible extraterritorialmente al lugar donde tiene vigencia”. 

La Asociación de Psiquiatras Argentinos, que integra Pavlovsky, expresó su solidaridad y afirmó: “La verdad histórica es el insumo básico de la búsqueda de justicia ante crímenes de lesa humanidad. La defensa de esta verdad se constituye, por lo tanto, en un atarea social de primer orden que requiere de todos nuestros esfuerzos como comunidad internacional”. 

La Asociación Argentina de Salud Mental también repudió “la amenaza de llevar a juicio al doctor Federico Pavlovsky y al diario PáginaI12 por el contenido del artículo escrito por el profesional” sobre la masacre de Jedwabne, en 1941. “Esta Asociación considera que este hecho representa un grave ataque a la libertad de expresión, como así también la negación del genocidio perpetrado por los nazis”, dice el texto, y pide solidaridad con el diario y con el autor “porque no hay salud sin salud mental y no hay salud mental sin memoria”.

La dirigente peronista porteña Raquel Kismer de Olmos, Kelly Olmos, contó en una carta a PáginaI12 que su familia “fue prácticamente exterminada en Polonia”. Dijo que era “tal el antisemitismo que mis abuelos jamás volvieron a pronunciar ni una palabra en polaco desde que legaron a la Argentina”. Escribió que “el negacionismo es el peor medio para construir un futuro de reconciliación”.

[email protected]

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ