DEPORTES › ARGENTINA Y CROACIA IGUALAN 1-1 TRAS LA PRIMERA JORNADA DE LA SERIE

Puso el corazón y algo más para empatar

Luego de la caída de Nalbandian, un Del Potro disminuido por mareos y vómitos se vio obligado a jugar y superó en tres sets a Karlovic. “Le pedí por favor que jugara por el equipo”, reconoció Jaite. “Si no era por la Davis, me iba a Tandil”, dijo Delpo.

Argentina se recuperó en la Copa Davis y se mantiene con chances serias. El conjunto nacional comenzó la jornada en desventaja con Croacia, tras la inesperada derrota que sufrió el cordobés David Nalbandian (50º) (ver aparte) ante Marin Cilic (23º), pero Juan Martín Del Potro, décimo en el ranking mundial de la ATP, superó 6-2, 7-6 (9-7), 6-1 a Ivo Karlovic, triunfo que permitió al equipo igualar en uno la serie que protagoniza ante el país europeo por los cuartos de final del Grupo Mundial 2012, en el estadio Mary Terán de Weiss. Del Potro, quien amaneció con vómitos y estuvo a punto dejarle su lugar a Juan Mónaco, empleó dos horas y 22 minutos para doblegar al gigante croata Karlovic (52º), ante un estadio colmado por 14.500 personas que pasaron rápido del desencanto a la euforia, y desató el festejo final a puro canto.

En el triunfo de Del Potro, la serie quedó igualada y continuará hoy a las 12.30 con el punto de dobles, en el que Argentina anunció a Nalbandian, más allá de lo físico, junto a Eduardo Schwank, 32º del mundo en la especialidad, frente a un equipo europeo que presentará a Cilic y Lovro Zovko (93º del escalafón de parejas). Mañana jugarán desde las 10.30 el tandilense Del Potro ante Cilic, y luego lo harán Karlovic y seguramente Juan Mónaco, si se tiene en cuenta que antes de comenzar la serie, el capitán Martín Jaite anticipó que ninguno de sus tenistas iba a jugar los tres días.

Del Potro salió a jugar con la presión de tener que ganar el punto, lo hizo de manera impecable en el inicio del partido, al punto de que se puso rápido en ventaja por 4-0 con dos quiebres de servicio, que le permitieron manejarse cómodo. Del Potro castigó una y otra vez con la potencia de su derecha ante un Karlovic que no encontraba respuestas, fallaba demasiado y aparte careció de movilidad. En el segundo set, el local mantuvo la iniciativa, sólo que Karlovic comenzó a conectar su primer saque y así el partido se hizo parejo y vibrante por momentos por la potencia con que le pegaban los dos. Así se estiró hasta la definición en el tie break.

En ese instante, Karlovic estuvo más preciso y se puso 6-3 con tres sets points en su favor, lo que despertó al público, que comenzó a alentar sin parar al argentino. Del Potro levantó los tres puntos de sets, y luego en su primera chance se llevó el tie break, y en consecuencia el set a pura potencia.

Más allá de una hemorragia nasal en el transcurso del tercer set, Del Potro sacó verdaderos “misiles”, levantó al estadio y se puso 5-0 arriba con otros dos quiebres (para 2-0 y 4-0) en el tercero, y definió cómodo 6-1 un set y un partido que en un momento pareció que se le complicaba, hasta que sacó a relucir su capacidad y se apoyó en la gente, a esta altura volcada como nunca antes en la serie para ofrecer su aliento.

Compartir: 

Twitter
 

El festejo contenido de Del Potro, luego de una victoria muy emotiva por sus molestias.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.