DEPORTES

A 35 años de un fatídico empate con los peruanos

Aquel 2-2 en la Bombonera marginó a la Selección Argentina del Mundial de México de 1970, la última ausencia nacional en una Copa del Mundo.

Hace 35 años, un brillante equipo peruano que integraban jugadores de gran factura técnica como Cubillas, Sotil, Chumpitaz y Ramírez dejó a la Argentina fuera de un mundial, el de México 1970. En un intenso partido que se disputó en la mismísima Bombonera y que terminó empatado 2-2, la Selección nacional cosechó una de las decepciones más duras de su rica historia. Alberto Rendo, el autor de uno de los goles de aquella jornada, le explicó a Página/12 que ese tanto fue “el más triste” de su carrera como profesional. También uno de los más inútiles: pese a su belleza no alcanzó para clasificar a la Argentina. México 1970 fue el último mundial en el que el equipo nacional estuvo ausente; ironías del destino, la Argentina vuelve a jugar con Perú, el sábado, en Lima.
La dictadura de Juan Carlos Onganía había intervenido la AFA en forma sucesiva desde 1966, con administraciones que arrojaron magros resultados deportivos y turbulentos manejos administrativos. A lo largo de 1969, hubo cuatro interventores: Armando Ruiz, Aldo Porri, Oscar Ferrari y Juan Martín Oneto Gaona. Ruiz, vinculado a Racing, asumió en enero de ese año y designó como entrenador de la Selección a una vieja gloria de su club, Humberto Maschio, a quien, a pesar de su poca experiencia como técnico, se le encargó la misión de clasificar al equipo para el Mundial.
A modo de preparación, Argentina jugó una serie de amistosos frente a Paraguay y Chile, pero la producción de aquel conjunto fue tan pobre que Maschio presentó la renuncia, lo mismo que Ruiz, cuando faltaba un mes para las Eliminatorias. Porri fue designado como interventor y nombró como técnico a una figura histórica del fútbol argentino, Adolfo Pedernera.
Pero el equipo de Pedernera tuvo un arranque muy flojo. Perdió 3-1 con Bolivia en la altura de La Paz y después en Lima 1-0 ante Perú. Luego, con muchas dudas, le ganó como local 1-0 a Bolivia con un gol de penal del tucumano José Rafael Albrecht. Ese triunfo le permitía sostener la chance de conseguir el pasaporte al mundial. Argentina debía vencer a Perú en la Bombonera y forzar así un triple empate en el primer puesto.
Así llegó el domingo 31 de agosto de 1969. La Argentina salió a llevarse por delante a los peruanos, pero pronto se diluyó su juego y fue controlado por el rival. Tras el entretiempo ingresó el jugador que pedían los hinchas, Toscano Rendo, en un intento por torcer la historia. La Selección empezó dominando pero en el mejor momento del conjunto local, en un contragolpe peruano, Oswaldo “Cachito” Ramírez tocó por arriba de Cejas y anotó el primer gol del partido. Albrecht empató con un penal dudoso pero al rato Ramírez volvió a convertir en otra réplica.
En medio de la ansiedad, Rendo encaró por la derecha y tras sacarse de encima la marca de varios defensores peruanos remató cruzado al segundo palo del arco defendido por Rubiños y estableció el 2-2 definitivo. “Fue el gol más triste de mi vida. Ni lo festejé. Agarré la pelota rápido para sacar y hacer el tercero que no llegó. Nunca vi tanta amargura en un vestuario como después de ese partido. Varios compañeros lloraban y Pedernera fumaba en un rincón sin pronunciar palabra. Fue una gran decepción personal, porque además tenía 29 años y esa fue la última oportunidad que tuve para jugar un mundial, una lástima”, todavía se lamenta Rendo. Ese gol no alcanzó. Pero la Argentina aprendió la lección.
Producción: Leonardo Castillo.

Compartir: 

Twitter
 

La Selección Argentina de 1969 en la Bombonera.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared