DEPORTES

Los galácticos argentinos, en la definición de la NBA

Con Ginóbili como figura de San Antonio, que busca el título, y con Nocioni como pieza importante en Chicago, que se clasificó para la etapa decisiva tras siete años de ausencia, arrancan los play-offs.

 Por Ariel Greco

Con cuatro encuentros arrancarán hoy las series de play-offs de la NBA, que tendrán como gran atractivo la presencia de dos argentinos, ya que desde mañana Emanuel Ginóbili, con San Antonio Spurs, y Andrés Nocioni, con Chicago Bulls, buscarán el título en la liga estadounidense. En cambio, Carlos Delfino no tendrá esa chance, pese a que Detroit Pistons también está clasificado, debido a que el entrenador del equipo Larry Brown optó por no colocarlo en el plantel que afrontará la parte final de la competencia.
Para hoy están previstos los partidos Detroit-Philadelphia 76ers y Boston-Indiana, en el Este, y Dallas-Houston y Seattle-Sacramento, en el Oeste, mientras que mañana arrancarán las series Miami-New Jersey y Chicago-Washington, en el Este, y San Antonio-Denver y Phoenix-Memphis. Todas las eliminatorias son al mejor de siete encuentros con el esquema 2-2-1-1-1, con ventaja de localía para los mejores clasificados en la serie regular.
Para Ginóbili y los Spurs, el objetivo pasa por repetir el título logrado hace dos temporadas. El bahiense, consolidado como una de las estrellas de la liga, se convirtió en el acompañante ideal de Tim Duncan en el esquema que plantea el entrenador Gregg Popovich. Sus números en la temporada así lo certifican. En los 74 partidos que jugó, todos como titular, promedió 16 puntos, 3,9 asistencias, 4,4 rebotes y 1,61 robo. Su entrenador lo cuidó mucho a lo largo de la temporada y por eso jugó 29 minutos por noche; 48 puntos ante Phoenix, 9 rebotes en tres ocasiones y 10 asistencias ante New Orleans fueron sus mejores marcas de la temporada.
En la primera ronda, San Antonio (59 victorias, 23 derrotas) tendrá un adversario complicado, ya que si bien Denver (49-33) finalizó en la séptima posición en el Oeste, a partir de la llegada de George Karl como entrenador mejoró de manera notable su producción. Entre sus armas principales figuran Carmelo Anthony y el brasileño Nené, además de Earl Boykins, el jugador más pequeño de la liga, que pese a su 1,69 m es un tirador importante.
Lo de Chicago (47-35) resultó una verdadera sorpresa. Por más que los especialistas no dudaban del talento y el potencial del equipo, por la juventud e inexperiencia de la mayoría de sus integrantes, muy pocos auguraban una temporada feliz. Mucho más del comienzo con nueve caídas consecutivas. Sin embargo, el conjunto de Scott Skiles levantó su producción con el correr de los juegos y alcanzó la cuarta ubicación en Este, lo que dio la ventaja de localía ante Washington (45-37).
En ese contexto, Nocioni tuvo una temporada más que aceptable. Pagó su derecho de piso, sintió la adaptación y en algunos momentos lució frustrado, pero terminó ganándose el respeto de su entrenador y de sus compañeros. Sus estadísticas indican que en los 81 partidos que disputó, 38 de ellos como titular (sólo se perdió uno por suspensión), anotó 8,4 puntos, capturó 4,8 rebotes y entregó 1,5 asistencia. Tanto en puntos como en rebotes, Nocioni tiene marcas mejores a las que tenía Ginóbili en su temporada como novato. Además promedió 0,46 de robo y 0,43 de tapa en los casi 24 minutos que jugó por noche; 22 tantos ante Denver, 14 rebotes ante New Jersey y cuatro partidos con cinco asistencias son sus marcas más relevantes del año. Sin embargo, los números no marcan que es uno de los baluartes defensivos del equipo y que casi siempre tiene que tomar durante muchos minutos al anotador más importante del adversario.
Además de San Antonio, los otros dos candidatos excluyentes a festejar el título son Miami (59-23), el equipo de mejor record del Oeste, y Phoenix (62-20), el número uno de la liga. El Heat, con Shaquille O’Neal como figura estelar y con el joven Dwayne Wade como la gran revelación de la temporada, tiene todos los condimentos para pelearles el título a los gigantes del Oeste. Del otro lado, Phoenix cuenta con la ventaja de definir todas las series en su estadio y se apoya en un poder anotador tremendo, en especial a partir de lo que puede construir el canadiense Steve Nash. Aunque no parte como favorito, el actual campeón, Detroit (54-28), es otro de los rivales a tener en cuenta. Para la defensa del título, los Pistons no contarán con Delfino, que no fue incluido por el entrenador Larry Brown en el plantel de doce jugadores que afrontará la parte decisiva del certamen.

Compartir: 

Twitter
 

Emanuel Ginóbili quiere su segundo título de la NBA.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.