ECONOMIA › EXCLUSIVO: LA DECLARACION
JURADA DEL PATRIMONIO DE ALFONSO PRAT GAY

Hay un millonario manejando el Central

El titular del Banco Central cumplió con la exigencia de presentar en la Oficina Anticorrupción la declaración jurada patrimonial. De ese documento se desprende que tiene depósitos en dólares en el exterior por 6,5 millones en cuentas a la vista.

 Por Maximiliano Montenegro

Tiene 37 años. Y en su corta carrera como economista se convirtió en millonario. Pero a la hora de manejar su dinero es tan conservador como cualquier argentino que aprendió a desconfiar del peso y de las atractivas tasas de interés que suelen ofrecer los bancos argentinos. El presidente del Banco Central, Alfonso Prat Gay, tiene todos sus ahorros financieros en dólares: más de 6,5 millones de dólares verdaderos. Dichos fondos están colocados en cuentas a la vista, que no rinden casi ningún interés y son de inmediata disponibilidad, en bancos extranjeros. En pesos, el titular del Banco Central de la República Argentina sólo mantiene activa una cuenta de 13.100 pesos. Así surge de la declaración jurada que el funcionario acaba de presentar ante la Oficina Anticorrupción, a la que accedió en exclusiva Página/12. ¿No resulta extraño que Prat Gay, ex jefe del área de Monedas del JP Morgan Chase, declare tener su dinero en colocaciones que no rinden interés? Para los expertos en tributación, eso también es algo típico de los argentinos: así se ahorran de pagar a la AFIP impuestos a las Ganancias sobre los intereses que devengan los depósitos en el exterior.
Gracias a una carrera rutilante en el JP Morgan, uno de los bancos de inversión líderes, y a las generosas oportunidades que brindó a unos pocos el capitalismo financiero en la última década, se hizo rico en poco tiempo. A los 37 años, Alfonso Prat Gay posee un patrimonio que, a valor de mercado, araña los 10 millones de dólares.
En su primera declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción, presentada el 24 de enero último, declara los siguientes activos:
- Financieros: Cinco cuentas corrientes en “dólares americanos” por 6.465.298 dólares; una cuenta corriente en libras por 29.355; dinero en efectivo por 61.650 dólares; una cuenta corriente con 13.000 pesos, y una cuenta corriente con 10 pesos.
Como se dijo anteriormente, el titular del Central, como buen argentino, desconfía del peso. Pese a las siderales tasas de interés que vienen pagando los bancos locales para tentar a los ahorristas a que vuelvan a invertir su dinero en plazos fijos en pesos, tiene todos sus ahorros en “dólares verdaderos”. Es decir, en dólares depositados en bancos extranjeros. En su declaración, por una cuestión de privacidad, no se especifica en cuáles. Es muy llamativo que todas las colocaciones estén en “cuentas corrientes”, que prácticamente no reditúan interés. Sobre todo para alguien que fue entre 1999 y 2001 jefe de Investigación y Estrategias de Monedas del JP Morgan, una de las administradoras de inversiones financieras más sofisticadas. Una interpretación es que —como calificó un ejecutivo de un banco al que Página/12 comentó el caso– se volvió “un conservador enfermizo”. La otra interpretación es más delicada. Es habitual que los argentinos que declaran tener depósitos en el exterior digan que los tienen en cash o en cuentas corrientes o cajas de ahorro -que ofrecen un interés máximo anual de 1,0 a 1,5 por ciento–. Así, se ahorran de pagarle al fisco el impuesto a las ganancias: 35 por ciento sobre las utilidades de los activos financieros en el exterior.
- Bienes inmuebles: Dos departamentos en Capital Federal, que Prat Gay declara por su valuación fiscal. Uno de 444 metros cuadrados por un “valor fiscal” de 206.407 pesos y otro de 140 metros cuadrados por un valor de 59.404 pesos. A precios de mercado, difícilmente pueden costar menos de 700 dólares el metro cuadrado.
- Automotores: Un Audi A3 modelo 2001, valuado en 55.100 pesos, y un Volkswagen Sharan 2002 valuado en 69.300 pesos.
- Acreencias: Cinco préstamos a tres familiares y dos amigos por un valor total de 718.200 dólares. Dicho sea de paso, al parecer, para el titular del Central las deudas no se pesifican.
- Participación en Sociedades: 50 por ciento de la consultora APL Economía SA, que creó junto con Pedro Lacoste, actual director del BancoCentral. Con los dos directores en la función pública, al parecer la firma ya no vale nada: su mitad, Prat Gay la valúa sólo en 6000 pesos.
- Otros: Un seguro de retiro en Siembra Seguros de Retiro. En su cuenta de capitalización acumula, desde enero de 1990, 1.719.595 pesos.
Prat Gay hizo su fortuna trabajando –seguramente– duro durante la última década como economista del JP Morgan, el banco que más títulos de la deuda argentina colocó en el exterior, donde llegó a ocupar un altísimo cargo en Londres. Pero también gracias a una movida magistral cuando el JP Morgan se fusionó con el Chase Manhattan. Entonces, había dos personas para un solo cargo de jefe de Investigación y Estrategias de Monedas. Prat Gay se fue, el economista del Chase se quedó. Así, el argentino embolsó una suma de seis ceros, además de poder cobrar en efectivo las acciones a largo plazo (stock options) del JP Morgan, que anualmente la entidad entrega a sus empleados más destacados.

Compartir: 

Twitter
 

Alfonso Prat Gay, presidente del Banco Central, trabajó antes en el JP Morgan y en los equipos de Macri.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.