ECONOMíA › SE ALCANZO LA META TRIMESTRAL DE SUPERAVIT FISCAL

Misión cumplida con el Fondo

El Tesoro Nacional registró en marzo un superávit operativo (recaudación menos gastos) de 482 millones de pesos y acumuló en el trimestre un saldo positivo de 1.495 millones. Para el secretario de Hacienda, Jorge Sarghini, con este resultado, se sobrecumpliría la meta fiscal acordada por el Fondo Monetario para el primer trimestre. Sin embargo, para alcanzar dicho objetivo, Economía contabilizaría ingresos extraordinarios de otras áreas del Estado, como ser organismos descentralizados y Anses. Además, se habría renegociado con proveedores del Estado fuertes quitas en las deudas, cuyos pagos se computan en el ejercicio como gastos corrientes.
Según la planilla oficial, en marzo, la tesorería nacional tuvo ingresos corrientes por 2.262,5 millones de pesos (hay que recordar que una parte importante de la recaudación va a las provincias) y gastos corrientes por 1.761,3 millones de pesos. Esto generó un resultado económico de 501,2 millones de pesos. Pero si se tiene en cuenta, además, ingresos de capital por 5,5 millones y gastos de capital por 24,8 millones, se llega al superávit de 482 millones de pesos.
Los ingresos corrientes se desagregan de la siguiente manera: tributarios, 2030,8 millones de pesos; no tributarios, 65,7 millones; rentas de la propiedad, 93,2 millones; transferencias corrientes, 22,9 millones y contribuciones figurativas, 49,9 millones de pesos. En tanto que los gastos corrientes fueron: remuneraciones, 458 millones de pesos; bienes y servicios, 135,9 millones; transferencias corrientes, 487,9 millones; gastos figurativos, 679,3 millones.
“Con los números de marzo, en el primer trimestre cumplimos con los objetivos previstos en materia de resultados primarios, sobrecumpliendo en no menos de 250 millones de pesos la meta con el FMI”, aseguró Sarghini. En realidad, el funcionario explicó que todavía faltan computar ingresos de “otras áreas del Estado” que elevarían el superávit “como mínimo” a 1750 millones. Habitualmente se incluye entre los ingresos del Tesoro las utilidades del Banco Central (300 millones en el trimestre). Pero también habría que sumar ingresos extraordinarios de organismos descentralizados o la Anses. En cambio, el FMI no permitiría computar aportes del Banco Nación, una práctica usual en el pasado para cerrar las cuentas fiscales.
Por el lado de los gastos, Economía habría conseguido “renegociar” con los proveedores del Estado importantes recortes en los pagos pendientes, que se registran como gastos corrientes en el ejercicio. “Este resultado se alcanzó con una contundente y clara reducción de la deuda exigible”, dijo Sarghini.
En el acuerdo firmado con el Fondo Monetario la meta fiscal obligatoria es la de superávit primario u operativo; es decir, antes del pago de los intereses de la deuda que no está en default. La meta de resultado global, en cambio, es meramente indicativa. Sin embargo, Economía también sobrecumpliría esta última meta –que es de déficit–, por una serie de motivos: el tipo de cambio es más bajo de lo previsto (con lo cual se paga menos intereses de deuda dolarizada); y canje de la deuda provincial con los bancos y la emisión de Boden se demoró, con lo cual habría una abultada factura de intereses atrasados.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.