ECONOMíA › FIRMAS DE EE.UU. DEJAN CONCESIONES ELECTRICAS

Los yanquis se desconectan

 Por Raúl Dellatorre

La firma estadounidense PSEG anunció el traspaso del paquete accionario de la Empresa Distribuidora Eléctrica de Entre Ríos a los trabajadores en forma gratuita. El gobierno de Santiago del Estero informó ayer que autorizó la venta de la distribuidora provincial, Edese, a un grupo de empresarios locales. Dos casos de empresas extranjeras que abandonan las concesiones de servicios públicos, pero no serían los únicos. Según coinciden analistas, operadores y hasta funcionarios del sector es sólo el inicio de un proceso que ya se preanuncia en otras jurisdicciones.
PSEG Global había ampliado su participación en la distribuidora entrerriana, del 41 al 90 por ciento, hace apenas un año y medio, en julio de 2001. Para ejercer la opción por el 49 por ciento de la distribuidora, la firma compradora abonó aproximadamente 100 millones de dólares. Ayer informó que se desprendía de esa participación al valor de libros del paquete accionario: cero.
El sorpresivo alejamiento de PSEG obligó al gobernador entrerriano, Sergio Montiel, a disponer un “urgente estudio” de la situación antes de definir si el gobierno aprueba la operación. Lo que sorprendió fue la forma en que se resolvió la desvinculación, apenas un año después que PSEG intentó infructuosamente vender la empresa. La oferta había concitado el interés de por lo menos cuatro grupos empresarios, que finalmente desistieron ahuyentados por una deuda de 80 millones de dólares.
En el caso de la distribuidora eléctrica de Santiago del Estero, la Federación de Luz y Fuerza (Fatlyf) había negociado con la accionista principal hacerse cargo de la empresa. Pero una decisión política del gobierno que encabeza Mercedes Aragonés de Juárez, mujer del caudillo provincial Carlos Juárez, abortó el acuerdo entre la Fatlyf y Houston Power, propietaria del 90 por ciento de Edese a través de Reliant Energy. A menos de tres meses de ese hecho, se informó que será un grupo empresario muy cercano a Juárez el que asumirá el control de la distribuidora: Néstor y Gustavo Ick, y Alberto y Manuel Bunet, pertenecientes a la sociedad adjudicataria del Banco de Santiago del Estero, junto a Antonio y Pablo Castiglione, propietarios del diario El Liberal, son los nuevos dueños de Edese por decisión del Ejecutivo provincial.
Según fuentes del sector, al menos en otras dos provincias del Norte y en una de Cuyo los dueños de las concesionarias evalúan la posibilidad de dejar el país. “Se trata de empresas fuertemente endeudadas, en muchos casos con balances muy castigados por giros anticipados de dividendos al exterior o por amortizaciones aceleradas del capital invertido; ahora que la situación se revirtió, por la devaluación y el congelamiento tarifario, no le ven ningún atractivo al negocio a mediano o largo plazo”, sostuvo una fuente muy cercana a las empresas del sector.
“En muchas provincias se practicó una política de vaciamiento en los servicios públicos, se deterioró la capacidad de prestación y hoy cuando hay que hacer las inversiones, muchos prefieren largar todo y entregar la concesión aunque sea gratis”, planteó en tanto un dirigente de la Federación de Trabajadores de la Energía, Fetera, enfrentada a Fatlyf. Casi nadie cree que quienes se hagan cargo de las concesiones, si no tienen capacidad de inversión, puedan cumplir con el servicio. “Hay que tener cuidado, muchos vendrán a ‘hacer caja’ (recaudar lo que se facture) para desaparecer en seis meses”, advirtió un experimentado profesional del sector, para quien algunas de esas maniobras no son nuevas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.