ECONOMIA › DURA REACCION DEL GOBIERNO FRENTE AL DOCUMENTO QUE IMPULSARON LOS PAISES CENTRALES CUESTIONANDO LOS LIMITES A LAS IMPORTACIONES

“Pretenden que absorbamos la crisis que ellos padecen”

El canciller Timerman respondió que el reclamo de Estados Unidos, la Unión Europea y otros países, en su mayoría desarrollados, es injustificado porque las importaciones en 2011 mostraron la mayor tasa de crecimiento entre los socios del G-20.

Estados Unidos, la Unión Europea y otros 12 países, varios de ellos desarrollados, elaboraron un documento donde critican la política de administración de comercio que aplica la Argentina. La declaración se difundió luego del encuentro que tuvo lugar ayer en la Organización Mundial de Comercio (OMC). El canciller Héctor Timerman aseguró que el documento fue fogoneado por los Estados Unidos, pero celebró que no lo hayan firmado los BRIC y remarcó que Argentina no va a cambiar su postura, pues no aplica más restricciones que las de países centrales. “Pretenden que absorbamos la crisis que ellos padecen. Por eso nos vamos a defender”, afirmó.

Las críticas de ayer se suman a la reciente suspensión del sistema de preferencia arancelaria por parte de Estados Unidos y un informe que a fines de febrero difundió la Unión Europea sobre “trabas” al comercio. Todo da forma a un combo a través del cual se manifiesta la presión de los países centrales para desactivar controles comerciales en los países periféricos y así “exportarles” la crisis.

Por ahora se trata de un hecho de fuerte relevancia política, aunque sin impacto en términos económicos. Podrían verse afectadas las exportaciones en un mediano plazo si se iniciara un pedido de consulta en la OMC y el mismo transcurriera con éxito todas las instancias legales sin que Argentina modifique su conducta comercial. Sin embargo, en el Gobierno desestiman que la situación tome ese carácter, así como también que se pueda llegar a poner en peligro el sillón que Argentina ocupa en el G-20.

“Estados Unidos fue el que motivó esta declaración, convenció a algunos países pero no logró que otros como China, Rusia o India se sumaran. Nosotros no vamos a ceder. ¿O acaso Argentina puede exportar hacia esos países todo lo que quiere? Todo el mundo hace política comercial. Cuando Estados Unidos tenía excedente financiero, había plata dulce en Argentina, ahora se quieren llevar nuestro excedente financiero y colocar sus mercancías. Vamos a aguantar este embate”, manifestó el canciller Héctor Timerman a Página/12.

El Gobierno envió el jueves a Ginebra, donde se encuentra la sede de la OMC, a la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Cecilia Nahón, quien participó ayer del encuentro del Consejo de Mercancías y dejó asentada la postura oficial argentina. La actual política de comercio no incumple la normativa de la OMC, las importaciones en 2011 se incrementaron sensiblemente desde todos los orígenes y Argentina defiende su derecho a tener una política de desarrollo, son los tres argumentos que utilizó el gobierno nacional para defenderse.

Bajo presión

Estados Unidos, los 27 miembros de la Unión Europea, Israel, Japón, Corea, México, Nueva Zelanda, Noruega, Panamá, Suiza, China Taipei, Tailandia, Australia y Turquía fueron los países que firmaron la declaración contra la Argentina, fueron 40 de las 157 naciones que participan en la OMC. El documento advierte que Argentina haría uso “excesivamente amplio de las licencias no automáticas de importación y la ‘preaprobación’ de todas las importaciones –en relación con las declaraciones juradas anticipadas–”, así como también critica los pedidos a las empresas para que equilibren su balanza comercial.

Computadoras portátiles, electrodomésticos, acondicionadores de aire, tractores, máquinas y herramientas, automóviles y autopartes, plásticos, productos químicos, neumáticos, juguetes, calzado, textiles, prendas de vestir, maletas, bicicletas y productos de papel estarían viéndose afectados. En ningún momento se citan datos concretos sobre comercio, y en cambio se alude a versiones periodísticas sobre las medidas comerciales.

Si bien en el Consejo de Comercio de Mercancías son comunes las preguntas o declaraciones de determinado país sobre las medidas comerciales de otro, las “declaraciones conjuntas” son poco habituales, especialmente con la firma de tantos estados. Desde 2008, el único antecedente en algún modo similar es el reclamo compartido por la UE y Noruega sobre los métodos de valoración aduanera de Ucrania.

Reacción oficial

“Dicen que si bien no hay información oficial, muchos medios de prensa reflejan la situación. Nosotros pedimos que sustenten el reclamo con datos, pero no tenían nada. Ya estaba todo cocinado y tenían el texto escrito. Sin embargo, muchos países no se sumaron a la posición de Estados Unidos, que no quiere bajo ningún modo que Argentina sea un modelo a seguir, nos persiguen”, indicó Timerman. China, Rusia e India no suscribieron la declaración, destaca Cancillería. Del mismo modo actuaron la mayoría de los países latinoamericanos. Chile y Perú, por ejemplo, ya habían presentado quejas por la política comercial argentina, aunque decidieron no adherir a la declaración conjunta difundida ayer.

La postura del gobierno nacional se basa en varios argumentos. Por un lado, Nahón resaltó en Ginebra que las importaciones argentinas en 2011 mostraron la mayor tasa de crecimiento entre los países del G-20 y fueron las segundas de mayor incremento en América, apenas detrás de Colombia. Las compras a Africa crecieron un 94,3 por ciento; a Asia, 34 por ciento; a América, 29,4; a Europa, 28,7; y a Oceanía, 25,7 por ciento. Además, Cancillería subrayó que las herramientas utilizadas para efectuar la administración de comercio “están en el marco de la OMC”.

“Recibimos esta noticia con sorpresa y malestar. Defendemos la potestad que tiene Argentina de llevar adelante políticas de comercio administrado como lo hace la mayoría de los países del mundo, incluso los que hicieron este planteo”, indicó la ministra de Industria, Débora Giorgi. Según la información de la OMC, sólo en el último año numerosas investigaciones se han abierto por trabas comerciales impuestas por Estados Unidos.

Si Estados Unidos y los demás países que firmaron la declaración decidieran proseguir con la avanzada, podrían realizar un pedido de consulta ante la OMC, el cual deberá estar respaldado de documentación que refleje el daño comercial. De comprobarse, podría confeccionarse un caso, que si potencialmente se resolviera a favor de los denunciantes, permitiría que esos países estén avalados para aplicar represalias comerciales, con perjuicio para las exportaciones argentinas.

“Para confeccionar un caso ante la OMC, los países denunciantes deben tener documentación que respalde su reclamo, y aquí quedó claro que no la tienen”, indicó a este diario una alta fuente del Gobierno. Por otro lado, también circularon versiones de que Estados Unidos podría impulsar que Argentina sea echada del G-20. “Argentina es socio fundador y es ridículo pensar que los países como Brasil, India o Sudáfrica se vayan a plegar a la postura de Estados Unidos”, respondió la misma fuente.

Compartir: 

Twitter
 

El Gobierno afirma que las importaciones argentinas en 2011 mostraron la mayor tasa de crecimiento entre los países del G-20.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared