ECONOMíA › EL NEGOCIO DE LOS FONDOS DE INVERSIóN QUE ESPECULAN CON EL PRECIO DE LOS ALIMENTOS

La timba de los commodities

En un texto escrito especialmente para Página/12, los especialistas remarcan que la suba de los commodities en un contexto de creciente volatilidad no se explica por la relación entre oferta y demanda sino por las distorsiones asociadas a la financiarización.

 Por Heiner Flassbeck, David Bicchetti y Nicolas Maystre *

Opinión

Los precios de los commodities mostraron importantes niveles de volatilidad a lo largo de la última década y, recientemente, alcanzaron precios muy altos a pesar de la desaceleración de la economía mundial. Al mismo tiempo, las monedas de algunos países de economías emergentes fueron objetivo de enormes flujos de capitales que llevaron a una apreciación del tipo de cambio, poniendo en duda la habilidad de los mercados para encontrar los valores de equilibrio necesarios para el libre comercio. Para algunos analistas los principales impulsores en los aumentos de precios de los commodities y las nuevas tendencias en los tipos de cambio responden a cambios en las relaciones fundamentales entre la oferta y la demanda. Sin embargo, un número creciente de estudios ofrece evidencia sobre las distorsiones de precios asociadas al mayor grado de “financiarización”, que fuerza a los mercados de commodities a comportarse como mercados financieros tradicionales y que empuja a las distintas monedas de su valor justo. Estos temas son abordados por Unctad hace varios años pero son marginados por otros organismos internacionales importantes.

La inversión en commodities a través de los mercados de futuros ganó importancia desde el estallido de la burbuja de las punto.com. Golpeados por las pérdidas en los instrumentos tradicionales, los inversores financieros estaban en la búsqueda de un nuevo tipo de activos para diversificar sus portafolios y reducir sus riesgos. El hecho de que los futuros de commodities ofrecieron históricamente el mismo retorno que los activos financieros tradicionales, pero estaban negativamente correlacionados con el retorno de los bonos y las acciones, promovió la estrategia de diversificación.

No es sencillo identificar hasta qué punto las inversiones financieras afectaron el nivel y la volatilidad en el precio de los commodities. Sin embargo, existe cada vez más evidencia que respalda la visión de que los inversores son cruciales en ambos mercados, los de commodities y divisas. La evidencia más importante reside en la fuerte correlación entre los movimientos en el precio de los commodities y el desarrollo de los mercados financieros y de divisas. Como se advierte en un informe de Unctad de 2011, “Price Formation in Financialized Commodity Markets: The Role of Information”, existió una sorprendente sincronización entre esos precios desde mediados de 2000. Este fenómeno se volvió más fuerte después del colapso de Lehman Brothers. En un próximo informe de Unctad, Bicchetti y Maystre ofrecen nueva evidencia sobre estos movimientos conjuntos al observar la relación entre varios mercados de commodities y el mercado de acciones entre 1997 y 2011.

El incremento de las negociaciones de alta frecuencia (N. de R.: en inglés high frequency trading, son un tipo de transacciones financieras donde se utilizan instrumentos de alta tecnología para operar con más información y más rápido) marca un nuevo paso en la financiarización de los mercados de commodities que antes dependían de estrategias más pasivas. También contribuye a la creciente evidencia empírica que apoya la idea de que la financiarización de los mercados de commodities tiene un impacto en el proceso de determinación de los precios. De hecho, la fuerte correlación a alta frecuencia entre los distintos commodities y el índice del mercado de Nueva York, S&P 500, difícilmente refleje cambios en los principales indicadores económicos, dado que esos datos no se modifican a esas velocidades. Por otro lado, dada la variedad y amplitud de los commodities involucrados, se esperarían diferentes comportamientos en los precios, consideradas las características específicas de los distintos mercados. Sin embargo, esas diferencias no se observan. El hecho de que esas correlaciones a alta frecuencia hayan comenzado durante el shock financiero de 2008 ofrece mayor respaldo a la idea de que factores financieros están detrás de estos cambios estructurales. Por lo tanto, la existencia de correlaciones entre distintos mercados a altas frecuencias favorece la presencia de estrategias de mercado automatizadas operadas por supercomputadoras sobre múltiples activos.

Estos resultados ponen en duda las estrategias de diversificación en los commodities y divisas emprendidas por los inversores financieros. Además, muestra que los mercados de commodities financiarizados son propensos a shocks externos y correcciones súbitas y profundas, la característica usual de los mercados de divisas y acciones.

Se deben considerar un conjunto de tres respuestas de política para mejorar el financiamiento de esos mercados. Para mejorar la transparencia de los mercados físicos de commodities se requiere incrementar la cantidad de información precisa y a tiempo sobre la oferta y demanda de esos productos. Además, se requiere un mejor flujo y acceso a la información de los mercados de derivados, fundamentalmente en lo referido a las posiciones tomadas por las distintas categorías de participantes del mercado. Establecer límites estrictos a las posiciones que pueden tomar los operadores de commodities podría reducir el impacto de los inversores financieros y las distorsiones del mercado. En un nivel general, todos los mercados financieros, pero particularmente los de commodities y divisas, deben ser regulados de forma que reflejen los hechos fundamentales en lugar de ser librados a los caprichos del comportamiento de manadas de inversores con motivaciones puramente financieras.

* Economistas Unctad.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.