ECONOMíA › EL REAL SE DEVALUó UN 3,4 POR CIENTO EN APENAS UNA SEMANA

Con los ojos puestos en Brasil

Los inversores brasileños se refugian en el dólar por el recrudecimiento de la crisis internacional. Si la devaluación en el país vecino continúa, podría haber nuevas medidas para preservar la competitividad argentina.

El real cerró el viernes 2,02 unidades por dólar, acumulando una devaluación del 3,4 por ciento en apenas una semana. Los inversores han decidido refugiarse en la moneda estadounidense debido a la creciente incertidumbre sobre el devenir de la crisis europea. La mayoría de los analistas del país vecino prevén que su moneda seguirá depreciándose, lo que beneficiará a la industria brasileña y al sector exportador en su conjunto. La contracara de esa mejora la está experimentando la industria nacional. El viernes el Indec informó que la economía creció apenas un 4 por ciento en marzo y uno de los peores desempeños correspondió a las terminales automotrices, que tienen a Brasil como su principal mercado. El equipo económico sigue con atención la evolución del real, pues si la devaluación continúa podría haber nuevas medidas para preservar la competitividad argentina.

En lo que va del año, el real ya se depreció un 8 por ciento y la semana pasada alcanzó su cotización más alta desde el 10 de julio de 2009. El presidente del Banco Central de Brasil, Alexandre Tombini, defendió ayer el tipo de cambio flotante y descartó que el gobierno pretenda modificarlo. “El Banco Central siempre dijo que el volumen de ingresos de capitales en el país, dependiendo de la intensidad y de la velocidad, genera problemas, pero el cambio es fluctuante y puede fluctuar para los dos lados y nosotros lo cuidamos con medidas tributarias”, señalo Tombini al diario O Globo de Río de Janeiro. No obstante, Tombini advirtió: “Cuando sea necesario, intervendremos los mercados y aunque la situación internacional es desafiante tenemos herramientas, pues estamos mejor preparados que en el pasado”. De hecho, el viernes el gobierno de Dilma Rousseff intervino en el mercado para desalentar la corrida contra el real.

Tombini remarcó también ayer que Brasil está preparado frente a un agravamiento de la crisis en la zona del euro con la eventual salida de Grecia. “Ante cualquier desdoblamiento que pase (en Europa), tenemos que pensar en los impactos para Brasil con tranquilidad, pero estamos preparados para reaccionar”, apuntó.

Argentina también se viene blindando frente a un eventual agravamiento de la crisis económica internacional. Las mayores restricciones para importar y comprar dólares son parte de esa reacción, pero es probable que si el real se sigue depreciando el peso también acelere su ritmo de devaluación. Hasta el momento, la moneda argentina se depreció un 3,4 por ciento en lo que va del año, aunque en el mercado negro la devaluación fue de casi el 15 por ciento en apenas una semana. Además, si el real brasileño continúa subiendo podría haber nuevas restricciones a las importaciones provenientes de ese país.

Compartir: 

Twitter
 

Las presidentas Dilma Rousseff y Cristina Fernández de Kirchner.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.