ECONOMíA › BAJA DE LA TASA QUE COBRAN LAS TARJETAS. MEDIDAS PARA PYMES

Reventá el plástico con menos culpa

En días de tensión con el FMI, Economía anunció medidas para alentar el consumo. Los bancos reducen, en forma voluntaria, la tasa de financiación con tarjeta al 35 por ciento anual, habilitando de ese modo la devolución de 3 puntos del IVA en ciertos gastos.

Roberto Lavagna apuró una serie de anuncios económicos en el momento más caliente de la negociación con el FMI. Al igual que la semana pasada, el ministro contestó a esa discusión y a las críticas por una supuesta falta de plan económico con un puñado de medidas que buscan apuntalar la reactivación. Entre ellas, la más trascendente de las que se dieron a conocer ayer es la baja de la tasa de interés para la financiación con tarjetas de crédito y la devolución de tres puntos de la tasa de IVA por cada compra realizada con los plásticos. Los intereses disminuyen del 60 por ciento anual promedio al 35 por ciento, aunque la adhesión de los bancos a ese régimen es voluntaria. Sin embargo, las principales entidades emisoras de tarjetas se plegaron y el Gobierno confía en que aquellas que no lo hicieron se sumen en el corto plazo.
“La medida tendrá un claro impacto sobre el consumo”, se entusiasmó el ministro de Economía. Una tasa del 35 por ciento anual, en verdad, sigue siendo elevada, aunque la rebaja también sea importante. Una aclaración necesaria es que el reintegro de 3 puntos del IVA por cada compra con tarjeta se aplicará sólo a los clientes de los bancos que disminuyan sus intereses. El esquema es el mismo que está vigente desde el año pasado, pero hasta ahora sólo se habían anotado los bancos públicos y algunos pocos privados.
Ayer, en cambio, los bancos Galicia, Río y BBVA Francés, responsables del 80 por ciento de los plásticos en circulación, anunciaron su adhesión a la medida. El Galicia redujo su tasa 11 puntos, hasta el 34,8 por ciento anual e indicó que “hoy el negocio de las tarjetas posee una rentabilidad muy ajustada; en consecuencia, la baja de ingresos que sufra el banco por esta reducción será compensada con el esperado aumento de los volúmenes negociados”. Lavagna coincidió en el diagnóstico, aunque ni él ni sus colaboradores se animaron a arriesgar en qué proporción crecería el consumo.
En cuanto al listado de bancos que se plegaron a la reducción de la tasa de interés deben contarse los 20 que integran Adeba. Allí están, entre otros, el Banex, Bansud, Comafi, Macro, Patagonia Sudameris, además del Galicia y el Hipotecario. El HSBC, en tanto, comunicó que también achicará su tasa, mientras que el Citi y el BankBoston todavía no dieron información. Los bancos Nación, Provincia, Ciudad y Credicoop ya habían disminuido sus tasas con anterioridad.
A raíz del aumento de usuarios que se beneficiarán con un reintegro del IVA de 3 puntos, el titular de la AFIP, Alberto Abad, estimó que el Estado resignará recaudación por unos 20 millones de pesos mensuales. Si a eso se suman los 13 millones mensuales que el Gobierno destina al reintegro de 5 o 3 puntos por compras con tarjetas de débito, el costo fiscal del subsidio a los consumidores ronda los 400 millones de pesos anuales.
Por otra parte, Abad comunicó que la retención de IVA que hacen las emisoras de tarjetas a los comercios minoristas se reduce del 6 al 3 por ciento. Eso aumentará la capacidad financiera de los vendedores, con especial beneficio para las pymes, según destacó el funcionario.
Lavagna anunció una segunda medida vinculada a la financiación, aunque en este caso en favor de las pymes industriales. Se trata de un acuerdo suscripto entre el Banco Nación y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), por el cual este último organismo hará una evaluación de la capacidad tecnológica y productiva de las pymes deudoras de la entidad crediticia para determinar si merecen ser nuevamente sujetos de crédito. El INTI analizará las compañías que se encuentren en situación irregular (categorías 3, 4 y 5). Si demuestran que tienen nuevos proyectos ligados a la exportación y presentan un plan de trabajo que pueda ser aprobado por el organismo, el Nación podría proveerles nuevo financiamiento, a pesar de su deuda.
Finalmente, la Secretaría de Industria dio a conocer otras acciones para promover las exportaciones y la producción. En primer lugar, dispuso que las pymes que tengan deudas impositivas o por aportes a la seguridadsocial podrán compensarlas con los saldos por cobrar de reintegros a las exportaciones. En segundo término, se abrirá un padrón de pymes exportadoras que dará a las empresas que se anoten una serie de beneficios fiscales, aduaneros y financieros. La experiencia arrancará con los rubros del calzado, marroquinería, muebles, autopartes y productos plásticos, para extenderse en un mes a todos los sectores industriales. Federico Poli, de la Subsecretaría Pyme, precisó que habrá un régimen simplificado para el envío de muestras al exterior, facilidades de pago para la cancelación del IVA correspondiente a la importación de bienes de capital y una simplificación de los trámites aduaneros, entre otras medidas.

Compartir: 

Twitter
 

Roberto Lavagna, ministro de Economía, acompañado con parte de su equipo económico.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.