ECONOMíA › LA INDUSTRIA RETROCEDIO 1 POR CIENTO EN JULIO Y 2,9 EN SIETE MESES

En baja por el peso de los autos

El bloque automotriz concentró la caída de la rama manufacturera al retroceder 30,3 por ciento. A diferencia de esa performance, alimentos, textiles, refinación del petróleo y sustancias y productos químicos crecieron fuerte.

 Por Federico Kucher

La actividad industrial retrocedió en julio 1 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado. Así lo informó ayer el Indec, que precisó que en lo que va de 2014 se acumuló una merma de 2,9 por ciento interanual. Con respecto al mes anterior el sector cayó apenas 0,1 por ciento. El retroceso interanual de las exportaciones industriales debido al estancamiento de la economía brasileña fue uno de los elementos centrales para explicar este desempeño. El bloque automotriz concentró la caída de la rama manufacturera. A diferencia de esa performance, los rubros de alimentos, de fabricación textil, de refinación del petróleo y de sustancias y productos químicos registraron un fuerte crecimiento en julio. Analistas mencionaron que las expectativas de mayor movimiento económico para el segundo semestre impulsaron la expansión de las industrias que abastecen el consumo del mercado interno.

La producción automotriz cayó 30,3 por ciento en julio respecto del mismo mes de 2013, mientras que retrocedió en lo que va del año 22 por ciento. El dato adquiere relevancia si se tiene en cuenta que la incidencia de la rama automotriz es muy elevada dentro de la producción total de la industria. El retroceso de las terminales locales se explicó por la caída de los despachos al mercado de Brasil. Las exportaciones a ese país ascendieron en julio a 538 millones de dólares, con un retroceso del 25 por ciento interanual, mientras que acumularon 4108 millones de dólares, con una merma del 18 por ciento. La economía brasileña se encuentra en un proceso de fuerte estancamiento de la demanda agregada, al punto de computar caídas del Producto. Por caso, el PBI brasileño mermó 0,6 por ciento entre abril y junio, mientras que las proyecciones de crecimiento para todo 2014 bajaron del 2,5 a menos del 1 por ciento.

A diferencia de las caídas en sectores que producen para el exterior, las ramas que abastecen al mercado interno mostraron una fuerte expansión el mes pasado. La industria textil anotó un crecimiento del 6,3 por ciento, gracias al alza del 29,1 por ciento en la producción de fibras sintéticas, del 7,2 por ciento de tejidos y del 2,7 de hilados. A su vez, la elaboración de sustancias y productos químicos anotó un incremento del 13,5 por ciento, por el aumento del 16,8 por ciento en gases industriales, del 11,1 por ciento en productos farmacéuticos, del 8,8 por ciento en agroquímicos y del 6,2 por ciento en detergentes, entre otros.

La refinación de petróleo fue otro de los bloques que anotaron un crecimiento del 1,2 por ciento, mientras que el bloque de minerales no metálicos lo hizo al 4,9 por ciento, por el buen desempeño de fabricantes de vidrios. A su vez, la metalmecánica (bienes de capital) computó un alza del 8,9 por ciento, lo cual refleja un repunte de las decisiones de inversión de las empresas. Papel y cartón avanzó 5,1 por ciento, al tiempo que el bloque de edición e impresión creció 6,8. Por último, alimentos subió 0,8 por ciento, donde se destacó el aumento del 8,7 por ciento en carne roja, del 4,2 en yerba y del 7,6 en bebidas.

Analistas industriales explicaron la expansión de estas ramas a partir de dos frentes. El primero fue que el retroceso de la tasa de interés, la negociación paritaria, el incremento de las jubilaciones, entre otros, generaron expectativas de expansión para el mercado interno en la segunda parte de este año. El resultado fue que los establecimientos que abastecen el consumo local incrementaron su producción para generar existencias (stock de mercadería) y poder responder sin dificultades este incremento esperado de la demanda. Las herramientas de protección comercial para defender a los productores nacionales de los precios predatorios de la competencia del este asiático fueron otro elemento central para ampliar la producción de ramas como la textil.

Compartir: 

Twitter
 

La industria textil creció 6,3 por ciento, gracias al alza del 29,1 por ciento en la producción de fibras.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.