ECONOMíA › SUBIó A 8800 PESOS POR MES EL PISO DE INGRESOS NECESARIO PARA COMPRAR MONEDA EXTRANJERA

La regla de los dos mínimos y el dólar

El nivel mínimo de ingresos que necesita una persona para comprar divisas para ahorro son dos salarios mínimos. La actualización de ese sueldo elevó también aquel piso.

El ingreso mínimo que debe tener un individuo para comprar divisas a través del mecanismo habilitado por la AFIP ascendió de 7200 a 8800 pesos por mes. El incremento no constituye una decisión arbitraria para limitar la compra de moneda extranjera sino que responde a la actualización del salario mínimo vital y móvil (SMVM). La regulación vigente desde comienzos de año estableció que el piso de ingresos a partir del cual se pueden solicitar dólares para atesoramiento equivale a dos salarios mínimos. Por eso, explicaron desde la autoridad fiscal, no fue necesaria ninguna reglamentación ni resolución adicional. Cuando el SMVM incorpore en enero el segundo tramo del aumento acordado el lunes entre el Gobierno, cámaras empresarias y centrales sindicales, el ingreso mínimo para comprar divisas con motivo de ahorro trepará a 9443 pesos por mes.

El resto de los parámetros del sistema no fueron modificados. Los trabajadores en relación de dependencia, autónomos, monotributistas con un ingreso mensual neto que supere ahora los 8800 pesos podrán destinar aproximadamente el 20 por ciento de su remuneración a la adquisición de moneda extranjera. El monto final de pesos destinados a cada transacción se calcula igual: la cotización oficial más una retención del 20 por ciento a cuenta del pago de Ganancias y Bienes Personales (ese recargo no se abona si el interesado decide dejar las divisas depositadas en su cuenta bancaria durante un año). El precio de cada dólar en esas operaciones se ubica hoy alrededor de 10,10 pesos. El monto máximo habilitado para la compra es 2000 dólares por mes.

Desde que el equipo económico rehabilitó un canal de venta de divisas para ahorro legal a comienzos de año el sistema bancario concretó operaciones por 1483,8 millones de dólares. Las ventas de moneda extranjera se aceleraron a partir de junio y el mes pasado el monto total ascendió a 260 millones de dólares. El ritmo se sostiene. Con las ventas realizadas ayer por 17 millones de dólares, en la primera semana de septiembre se dolarizaron ahorros por 195 millones de dólares.

A lo largo de los primeros ocho meses del año los bancos Santander, Galicia y BBVA Francés concentraron el 45,1 por ciento de las transacciones totales. En ese período, seis de cada diez de las 2,1 millones de operaciones efectivizadas por trabajadores en relación de dependencia corresponden a asalariados en el sector privado y el resto a empleados públicos (nacionales y provinciales, casi en la misma proporción). Según la información suministrada por la AFIP, la cantidad de monotributistas que accedieron al sistema fue limitada, solo contabilizaron el 2,2 por ciento del total de las compras.

El lunes pasado, el Consejo del Salario acordó el nuevo valor del SMVM, el onceavo incremento consecutivo del piso legal para las remuneraciones de los trabajadores en relación de dependencia, lo que también fortalece la capacidad negociadora de los asalariados informales. La institución tripartita decidió un alza del 31 por ciento en dos tramos: un 23 por ciento desde septiembre y el 8 por ciento restante a partir de enero. El equivalente a dos salarios mínimos fue establecido a comienzos de enero en la reglamentación del Banco Central como el ingreso mínimo que debía tener una persona si pretendía atesorar dólares a través del mecanismo legal. Por eso, la AFIP informó ayer que el piso salarial necesario ascendió hasta 8800 y alcanzará los 9443 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

En lo que va del año se realizaron 2,1 millones de operaciones de compra de moneda extranjera.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.