ECONOMíA › LA INFLACION FUE DE 1,3 POR CIENTO EN JULIO Y ACUMULA 8,1 EN EL AÑO

De la mano del turismo interno

Los rubros que experimentaron los mayores aumentos fueron esparcimiento, debido a las vacaciones de invierno, gastos para la salud y transporte. En contraste, los segmentos que computaron las menores subas fueron vivienda, indumentaria, educación y alimentos.

El índice de precios al consumidor anotó un alza del 1,3 por ciento en julio respecto del mes anterior, mientras que acumuló en lo que va del año un incremento del 8,1 por ciento. Así lo informó ayer el Indec. Los rubros que experimentaron los mayores aumentos fueron esparcimiento, debido a las vacaciones de invierno, gastos para la salud y transporte. En contraste, los segmentos que computaron las menores subas fueron vivienda, indumentaria, educación y alimentos. La medición de precios de los privados, mientras tanto, promedió un 1,9 por ciento, según informaron el jueves legisladores de la oposición.

El sector de esparcimiento anotó un incremento del 5,9 por ciento en julio respecto del mes anterior, lo que estuvo asociado con suba de precios estacionales por el receso invernal. En el detalle del rubro, se precisó que alojamiento tuvo un avance del 26,9 por ciento, en tanto que viajes para turismo se elevó 4,1 por ciento. En tanto, atención médica y gastos para la salud marcó un alza del 1,9 por ciento, donde se destacaron las subas del 2,7 por ciento en productos medicinales, del 0,9 en elementos para primeros auxilios, del 1,9 en sistema de salud y de 0,3 en consultas médicas. A su vez, el segmento de transporte y comunicaciones computó un avance del 1,3 por ciento, donde transporte público de pasajeros marcó un crecimiento de 0,3 por ciento, adquisición de vehículos (0,7 por ciento), correo (1,6) y llamadas telefónicas (1,7 por ciento).

Alimentos, en contraste con los rubros anteriores, fue uno de los bloques que marcó las menores remarcaciones en julio, al avanzar 0,8 por ciento. En el desagregado, aceites y grasas encabezó la suba (1,1), seguido por bebidas (0,9), productos panificados (0,7 por ciento), carnes (0,6) y productos lácteos y huevos (0,6). A su vez, se subrayó que frutas anotó una caída del 0,3 por ciento en sus precios. Indumentaria, mientras tanto, marcó un aumento del 0,5 por ciento, donde se destacó la suba del 0,4 por ciento en ropa, del 0,7 en calzado y del 0,4 en accesorios y servicios para la indumentaria (telas, hilados y confección). Además, educación evidenció un aumento del 0,8 por ciento, con las subas del 0,5 en libros de estudio y del 2,0 en artículos de librería.

En cuanto a vivienda y servicios básicos, se computó un alza del 0,4 por ciento. En el desagregado se observó que alquiler de la vivienda marcó un aumento de 0,4 por ciento, combustible para la vivienda de 0,8 y reparaciones y gastos comunes para el hogar del 0,7, al tiempo que agua y electricidad mantuvieron sus valores. El esquema de subsidios del Gobierno para el área metropolitana, zona que concentra a una tercera parte de la población del país, fue un elemento central para moderar el aumento de las tarifas de los servicios públicos, con el objetivo de sostener el poder adquisitivo de la población y de aumentar la competitividad de los establecimientos productivos.

En tanto, equipamiento y mantenimiento para el hogar marcó un avance del 0,8 por ciento, con subas de 0,5 por ciento en muebles y colchones, de 0,4 en artefactos para la vivienda y de 0,7 por ciento en productos de limpieza.

El índice de legisladores de las oposición IPC Congreso, que promedia relevamientos de inflación privados, marcó un suba del 1,9 por ciento en julio respecto de junio y del 27,2 por ciento en relación con el mismo mes del año pasado, desacelerando de nuevo su ritmo de variación interanual (35,2 en enero, 31,4 en febrero, 29.8 en marzo, 29,0 en abril, 28,8 en mayo y 27,9 por ciento en junio).

“La desaceleración de la inflación es un hecho, lo enigmático de la desaceleración es que el año pasado hablaban de espiral hiperinflacionaria. Les pregunto a los que se equivocaron si se pueden hacer cargo de las medidas que proponían, ajuste fiscal, apertura de la economía y endeudamiento. Que ellos expliquen cómo la economía vuelve a crecer, la inflación se desacelera y no se aplicó ninguna política neoliberal”, dijo a principios de este mes el ministro de Economía, Axel Kicillof, para cuestionar a los economistas del mercado que pronosticaron un “desborde de precios para 2015”.

Compartir: 

Twitter
 

El sector de esparcimiento anotó un incremento del 5,9 por ciento en julio.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.