ECONOMIA › MAURICIO MACRI VISITO LA ESTACION ESPACIAL BONAERENSE DE PUNTA INDIO

Una foto junto al cohete heredado

El Presidente se mostró con el cohete experimental VEx 5 construido por el kirchnerismo. Es un prototipo destinado a probar el sistema de navegación de lo que será el lanzador satelital Tronador II. Dudas por el financiamiento del programa.

 Por Fernando Krakowiak

El presidente Mauricio Macri visitó ayer la plataforma de lanzamiento de cohetes experimentales instalada en Punta Indio, donde se realizan los ensayos destinados a probar el sistema de navegación, guiado y control de lo que será el lanzador satelital Tronador II. El objetivo de este proyecto, que tomó impulso durante los últimos años del kirchnerismo, es transportar al espacio satélites de observación, también diseñados en el país, que brindarán información útil para agricultura, pesca, hidrología y gestión de emergencias. “Este proyecto no es ciencia ficción. Es una realidad de lo que nosotros somos capaces de hacer”, aseguró Macri, en una breve intervención de apenas cinco minutos en la que no dio ninguna precisión sobre el futuro del programa espacial. De hecho, ni siquiera hizo una referencia concreta al cohete VEx 5 que estaba ubicado detrás del escenario, el cuál está listo para ser lanzado desde hace un año. Fuentes del sector señalaron a Página/12 que, más allá de los discursos, la clave para saber qué continuidad tendrá el programa serán los recursos que se le asignen en el presupuesto 2017 a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), organismo encargado de llevar adelante el proyecto.

“Es una alegría estar acá a punto de ser otro vehículo experimental en el espacio con este viento, vamos a salir para arriba en cualquier momento”, afirmó Macri al comenzar su discurso. A su lado, lo acompañaban la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao y el titular de la Conae, Conrado Varotto, encargado del proyecto Tronador II. “Conrado nos explicó con mucha pasión y entusiasmo todo lo que se hizo y se está haciendo en materia de desarrollo satelital desde que llegamos. Entonces pregunté hace cuánto tiempo hacía que Conrado estaba acá y me dijeron que fue fundador del Invap y que ahora está en la Conae”, aseguró la gobernadora Vidal, pese a que Varotto preside la Conae desde enero de 1994, hace más de 22 años.

“El gran desafío que tienen ustedes es demostrar que la investigación, el desarrollo y la innovación pueden ser y van a ser un elemento central para construir soluciones de calidad”, sostuvo Macri en lo que fue la referencia más cercana al trabajo que está llevando adelante la Conae. El presidente no mencionó para qué fue ayer a la plataforma de lanzamiento y tampoco dio detalles sobre el cohete experimental que tenía a sus espaldas ni sobre el programa espacial del que forma parte.

Este proyecto tuvo una primera etapa, denominada Tronador I, que incluyó la prueba de un pequeño cohete de 3,4 metros de alto en julio de 2007 y otro de seis metros en mayo de 2008, ambos desde Puerto Belgrano, una base naval ubicada a 30 kilómetros de Bahía Blanca. En esta segunda etapa, denominada Tronador II, se trabaja en el diseño definitivo de un lanzador satelital que tendrá unos 30 metros de alto y permitirá transportar satélites de hasta 250 kilos.

La iniciativa Tronador II tomó impulso en noviembre de 2012, cuando el Gobierno transfirió la Conae de Cancillería al Ministerio de Planificación, conducido por Julio De Vido. A partir de ese momento, el presupuesto del organismo más que se duplicó y comenzaron los lanzamientos de los cohetes experimentales destinados a perfeccionar el sistema. El VEx 1A despegó en febrero de 2014, pero apenas se elevó del suelo, en lo que resultó una primera experiencia fallida. El VEx 1B se lanzó en agosto de ese año y alcanzó una altura máxima de 2200 metros, lo que permitió probar en vuelo el sistema de propulsión y el de navegación. Ahora es el turno del VEx 5A que servirá para probar los motores de primera y última etapa. Este cohete se terminó a mediados del año pasado. De hecho, la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner tenía previsto anunciar su lanzamiento en octubre, pero finalmente se canceló por cuestiones menores.

Los principales componentes de estos cohetes se están desarrollando en el Centro Espacial Teófilo Tabanera, en la ciudad cordobesa de Falda del Carmen. Es el mismo lugar donde en la década del ‘80 las Fuerzas Armadas diseñaron en secreto el misil Cóndor, desactivado en julio de 1990 por presión de los Estados Unidos.

Una vez concluidas las pruebas con los VEx 5, será el turno del Tronador II, encargado de llevar al espacio los satélites de observación SARE. La presencia de Macri en Punta Indio constituye un respaldo al programa, pero en la Conae esperan que ese apoyo venga de la mano de los fondos necesarios para avanzar, luego de un 2016 en el que los recursos en dólares se vieron reducidos sustancialmente por la devaluación de diciembre.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Macri dio un breve discurso de cinco minutos en el que no mencionó al VEx 5 que tenía a sus espaldas.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared