ECONOMíA › COMO REACCIONARON LOS BANCOS Y LAS IDEAS DE ECONOMIA

Mirar atrás o para adelante

 Por Claudio Zlotnik

En Economía ponderaron el fallo de la Corte. Una alta fuente de esa cartera dijo a Página/12 que la resolución era muy importante desde el punto de vista institucional y también le otorgó un alto valor económico: a casi tres años de la explosión de la crisis, el máximo tribunal convalidó que la moneda nacional sea referente para la confección de los contratos. Pero no todo fue positivo. Los funcionarios están preocupados por la actitud que puedan tener los bancos. Temen que las entidades se conviertan en cazadores de ahorristas que recibieron amparos para reclamarles el dinero. Mientras tanto, respaldados por la sentencia de los supremos, en el equipo económico ya piensan en los próximos pasos para reanimar el crédito de largo plazo.
Los gerentes de los principales bancos hicieron horas extras. Junto al cuerpo de abogados leyeron puntillosamente el fallo. En algunas entidades evalúan mandarles intimaciones a aquellos clientes que recuperaron sus dólares y la causa sigue abierta por la apelación del banco. En otras, en cambio, prefirieron continuar hoy con los análisis. Aguardan una definición de las cámaras que los agrupan. Un par de bancos líderes señalaron a Página/12 que, incluso, estudian reclamarle al Estado una compensación por los amparos otorgados. El año pasado, el Banco Central ordenó a las entidades financieras a pasar como pérdida los amparos y les dio la posibilidad de amortizarla en 60 cuotas. En algunos bancos piensan que el Central debería suspender esa medida y compensarlos. Funcionarios de Economía ya tienen una posible respuesta: el argumento sería que si hubiesen recurrido a la Corte, ahora estarían en condiciones de recuperar el dinero.
“Sabemos que el reclamo de los bancos a los ahorristas no será generalizado. Pero nos preocupa que justo cuando se estaba normalizando el sistema financiero aparezca un motivo para desviar la atención de las entidades de los temas más importantes”, apuntó una alta fuente de Economía.
Precisamente, en el equipo económico están trabajando en una propuesta que permita acelerar la reaparición de los créditos de largo plazo. Cerca de Roberto Lavagna piensan que el fallo a favor de la pesificación será un aval para lograr este objetivo.
Concretamente, uno de los proyectos que manejan en el Palacio de Hacienda toma como eje a que puedan indexarse los préstamos de largo plazo en pesos. Toman como modelo los mecanismos de Chile, donde los créditos se indexan por las “unidades de fomento”, y de Brasil. La idea, en principio, es que los préstamos bancarios ajusten con la inflación. “La única forma de alargar los plazos de las líneas es que la estructura contractual se acomode a las características de la economía. El fallo de ayer calza justo con esa concepción”, señaló a Página/12 un miembro del equipo económico.
La chance de indexar los créditos había sido propuesta el año pasado por el ex titular del Banco Central Alfonso Prat Gay. Pero la iniciativa quedó cajoneada por la reacción adversa que generó en el propio Gobierno y en los bancos. Pero en Economía piensan que el escenario cambió, porque cada vez existe mayor confianza en la marcha económica, en la estabilidad financiera y en la tranquilidad de la inflación y que podría acercarse el momento de dar a luz ese proyecto.
El problema que aducen los bancos para prestar a más de cinco años radica en que arrastran un “descalce” entre activos y pasivos. En promedio, los plazos fijos están colocados a 44 días. En un principio, algunos banqueros propusieron que el Estado sea el que tome el riesgo de los créditos a largo plazo, cuestión que ya fue desechada por Lavagna.
Los funcionarios saben que la indexación trae pésimos recuerdos en la población. Y que si finalmente Lavagna se decide por esta iniciativa habrá que monitorear de cerca a los grupos económicos. Existe temor de que algunos puedan aprovecharse para encarecer los precios. “Hay que evitar prácticas perversas del pasado”, apuntaron las fuentes. Y añadieron: “Hay que ser optimistas. Pocos pensaron que los depósitos volverían a los bancos después del corralito ni se imaginaron con esta recuperación económica después del desastre. Pero una cosa y otra ocurrieron, a pesar de los pronósticos adversos”.
La intención de Economía de que crezcan los créditos de largo plazo coincide con la de Martín Redrado en el Banco Central. Con la diferencia de que este último propuso otras alternativas para dinamizar ese mercado, como la utilización de los recursos de las AFJP o la emisión de títulos de deuda empresarios. En las próximas reuniones que compartan funcionarios de ambas dependencias empezará a quedar en claro si existe coincidencia sobre la manera de fomentar los préstamos de largo plazo.
Lavagna y Redrado ya dejaron expuesta la preocupación por la ausencia de créditos para la inversión. Saben que se necesita de esta recuperación para extender en el tiempo el ciclo positivo de la economía. El fallo de la Corte Suprema parece darle un marco propicio para que se dé esa reactivación.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.