SOCIEDAD › CARRO CORDOBA SE NEGO A COLABORAR CON LA JUSTICIA DE ASUNCION

Buscando evitar la cárcel paraguaya

 Por Carlos Rodríguez

Cristian Carro Córdoba, sospechado de haber participado en el secuestro de Cristian Schaerer, en Corrientes, y de tener vínculos con la banda que mantuvo 25 días en cautiverio a Patricia Nine, se negó a colaborar con la Justicia paraguaya, que lo tiene como posible responsable de varios casos similares ocurridos en el vecino país. Carro Córdoba, cuyo abogado defensor pidió que se lo trasladara de regreso a Buenos Aires para que declarara en el caso Nine, estuvo ayer en Corrientes, donde mantuvo una entrevista informal con fiscales paraguayos que investigan resonantes secuestros ocurridos en esa nación. “Carro prometió declarar en la causa Nine porque quiere evitar su posible extradición al Paraguay; sabe que si es llevado al penal de Tacumbo, por ser argentino y por tener mucho dinero, la va a pasar muy mal porque allí funciona una mafia de presos que le cobra ‘alojamiento’ a los extranjeros pudientes”, comentó a Página/12 una fuente allegada a la investigación del caso Schaerer.
Carro Córdoba, quien se encontraba alojado en un destacamento de Gendarmería en el Chaco, fue llevado de nuevo a Corrientes, donde aceptó entrevistarse con las fiscales paraguayas Cinthya Lovera y Sandra Quiñones, que luego dijeron que el detenido “sólo se limitó a pedirnos información sobre las pruebas que obran en su contra” en varios casos de secuestros en el Paraguay. La reunión fue impulsada por el fiscal correntino Oscar Resoagli, quien lleva el caso Schaerer.
En la entrevista con Carro Córdoba estuvo presente del fiscal general paraguayo, Oscar Germán Latorre. “Lo que podemos decir es que el Mercosur, más que intercambio de mercaderías, se está caracterizando por el intercambio de delincuentes”, dijo Latorre a los periodistas. “Tenemos que reflexionar sobre esta situación e intensificar la cooperación, porque de lo contrario (los delincuentes) van a sacar más ventajas”, agregó Latorre, preanunciando una difícil negociación con sus pares argentinos respecto de un hipotético pedido de extradición de Carro Córdoba.
“Está claro que Carro colaboró de alguna manera en el esclarecimiento del caso de Patricia Nine y ahora está haciendo todo lo posible por evitar un traslado al Paraguay”, explicó la fuente consultada en Corrientes por este diario. En la Penitenciaría Nacional de Tacumbo, considerada “la peor cárcel de Sudamérica”, es común que los presos argentinos se cosan la boca para llamar la atención y lograr su traslado al hospital, a fin de evitar “los terribles momentos que viven por la existencia de una verdadera mafia de presos que se ensaña con los extranjeros”, dijo el vocero.
En Corrientes se han extremado las medidas de vigilancia para evitar un posible intento por lograr la libertad de Carro Córdoba. “Juan Viarnes, conocido como El Francés, que hoy está detenido en una cárcel de Río Cuarto, en Córdoba, se fugó utilizando una peluca y dejando en prisión a un primo suyo, durante una visita, hasta que después fue recapturado”. En Corrientes se cree que en esa fuga “hubo un pago a los guardias para que hicieran la vista gorda y se dice que, en casos como éstos, la banda cuenta con sumas de hasta cien mil dólares para pagar sobornos”. La fuga fue en el Chaco y las versiones indican que los que la planificaron fueron Rodolfo “El Ruso” Lormhan y José “Potrillo” Maidana, dos de los prófugos por el secuestro de Patricia Nine.
En la provincia se habla sobre la existencia de otros dos prófugos que pertenecerían a la misma organización criminal. “Son dos jóvenes a los que llaman ‘Los Gurises’, uno de los cuales sería de Buenos Aires y el otro del Paraguay; se los señala como dos feroces delincuentes ejecutores de distintos secuestros”, explicó la fuente consultada por Página/12.
Sobre la situación de Carro Córdoba en Paraguay, la fiscal Quiñones dijo que suponen que tiene “información muy importante para las investigaciones por el intento de asesinato de Juan Pedro Schaerer”, padre de Cristian, en el vecino país. “Por esa causa, Carro Córdoba tiene un pedido de captura y la pena que le podría caber si es hallado culpable es aún más grave que ladel secuestro.” La fiscal dijo que el detenido “deberá comparecer ante la Justicia paraguaya, más tarde o más temprano, y esperamos que se muestre dispuesto a colaborar”. El pedido de captura en Paraguay fue ordenado hace cuatro meses. Hay testigos que lo señalaron como supuestamente vinculado a otros secuestros ocurridos en ese país.
En Morón, varios de los detenidos por el caso Nine se negaron a prestar declaración y Claudio Ramírez, el abogado de Carro Córdoba, pidió que se lo citara otra vez a declarar ante el juez federal local, Germán Castelli. Según Ramírez, su representado “tiene antecedentes por robo, pero jamás por secuestro extorsivo”. Sostuvo que está dispuesto a declarar “si antes le presentan las supuestas pruebas en su contra”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.