ECONOMíA › LOS “NOTABLES” PIDIERON PRUDENCIA EN LA ESTRATEGIA DE APERTURA DEL CORRALITO

Pigna a la propuesta del Banco Central

El equipo de las estrellas del mundo financiero internacional quedó en el medio de la pelea entre Pignanelli y Lavagna. Acordaron que hay que terminar rápido con el corralito, pero advirtieron que hay que tener cuidado con el dólar y la inflación.

 Por Claudio Zlotnik

Los “notables” pidieron prudencia para levantar el corralito. El planteo quedó plasmado durante un encuentro mantenido con el directorio del Banco Central, cuyas máximas autoridades son partidarias de quitar las restricciones en el sistema financiero. El reclamo tuvo efecto: Aldo Pignanelli, presidente del BCRA, se tomará dos semanas para seguir monitoreando la situación de los depósitos antes de presentar formalmente su propuesta anticorralito a Eduardo Duhalde.
La reunión en el Central ocurrió a media mañana, y fue la primera de una serie de encuentros que mantuvieron a lo largo de la jornada los “notables”: Hans Tietmeyer, Andrew Crockett, John Crow y Luis Angel Rojo. Desde Reconquista 266, los expertos se dirigieron a Economía, donde dialogaron con legisladores, más tarde con los banqueros de ABA y Abappra, luego con empresarios y, ya de noche, con un grupo de economistas.
Temprano en el Banco Central, los especialistas dejaron en claro su visión sobre el corralito, tema que generó una fuerte pelea entre Roberto Lavagna y Pignanelli. Conscientes de que una declaración a favor de uno u otro bando reavivaría esa disputa, el grupo de expertos se las arregló para ser diplomáticos. Los “notables” dijeron que compartían con Pignanelli la idea de liberar el corralito lo antes posible. Pero, en línea con la postura del ministro de Economía, advirtieron que esa medida podría impactar negativamente sobre el tipo de cambio y la inflación.
La otra preocupación planteada por los extranjeros refirió a los amparos. Una fuente que participó del encuentro señaló a Página/12 que “no hay mucho espacio para hacer flexibilizaciones si antes no se resuelve la salida de depósitos por las órdenes judiciales”. En este diagnóstico existe coincidencia no sólo entre los “notables” y la misión del FMI sino también entre Economía y el Banco Central.
Anoche, en diálogo con Página/12, una alta fuente del Central admitió que “lo mejor será ir despacio. Como Banco Central está claro que no haremos nada que pueda disparar la inflación”. En la práctica, el efecto que tendrá la advertencia de los “notables” será la siguiente: Pignanelli seguirá con lupa la evolución de los depósitos las próximas dos semanas. Sólo en caso de verificar una desaceleración del goteo planteará el levantamiento del corralito a Duhalde. En las primeras tres semanas del mes, la fuga desde las cuentas a la vista (cajas de ahorro y cuentas corrientes) totalizó unos 650 millones de pesos. En los hechos se nota una desaceleración: en junio, la salida trepó a 2100 millones; en mayo, a 4500 millones; y en abril, a 5000 millones.
Durante el encuentro con los visitantes extranjeros, los funcionarios expusieron sobre la evolución del sistema financiero durante la crisis, la pesificación de activos y pasivos de los bancos y las metas del programa monetario. En este contexto, Alejandro Henke, economista jefe de la entidad monetaria, fue el encargado de dar a conocer la postura del Central en relación al corralito. Dijo que la liberación podría ser total para las personas y gradual para las empresas, comenzando con la posibilidad de retirar 10 mil pesos en el primer mes. Ese dinero pasaría a cuentas a la vista de “libre disponibilidad”, lo que daría lugar al nacimiento de un sistema financiero nuevo, sin las reglas del corralito. Según estimaciones del BCRA, el 90 por ciento de las cuentas corrientes pertenecen a empresas, mientras que el 90 por ciento de las cajas de ahorro son manejadas por personas físicas.
Respecto del denominado “corralón” (depósitos reprogramados), el planteo del Central incluye la devolución anticipada de las colocaciones inferiores a 10 mil pesos. Estos ahorros se reintegrarían en efectivo en tres cuotas semestrales, a partir de fin de año. Para el resto de los depósitos se entregarían bonos en dólares a 5 y 10 años de plazo, dependiendo del monto acumulado. La idea es que, sobre estos títulos públicos, hasta 1,40 más el CER sea garantizado por las entidadesfinancieras. El resto, hasta completar la cotización del dólar en el mercado libre, sería aportado por el Estado, según el proyecto elaborado en el Central. Para estirar los plazos de vencimientos de los depósitos reprogramados, los técnicos del BCRA se hacen eco del reclamo de los bancos extranjeros. “Para devolver los ahorros en los plazos establecidos los bancos deberían recuperar el 75 por ciento de la cartera de préstamos en los próximos dos años”, reseñó un técnico del BCRA a este diario.
Hoy será el último día de los “notables” en la Argentina. En la agenda figura una nueva visita a Lavagna, en la cual transmitirán sus conclusiones. No obstante, quedó descartada la posibilidad de un comunicado oficial. El informe final se elevará al Gobierno y al FMI en las próximas jornadas.

Compartir: 

Twitter
 

Los “notables” se reunieron con el directorio del BCRA, con senadores y diputados, economistas y empresarios.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.