ECONOMIA

Voz de alarma en el teléfono por el monopolio de las comunicaciones

El Grupo Werthein, accionista de Telecom, denunció el ingreso de Telefónica en la empresa. Lo hizo ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. Pelea por el control de la firma.

 Por Fernando Krakowiak

El Grupo Werthein y sus socios italianos en Telecom Argentina están protagonizando una guerra abierta por el control de la compañía. El vicepresidente, Gerardo Werthein, ratificó ayer ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) que el ingreso de Telefónica de España como accionista de Telecom Italia provocará un monopolio en el mercado local de telecomunicaciones. Esta posición contrasta con la expresada semanas atrás por el directorio de la filial, dominado por Telecom Italia, que en una carta dirigida a la Bolsa de Comercio aseguró que la fusión no impactará en el país.

Werthein pateó el tablero a mediados de agosto cuando informó a la Bolsa de Comercio que la operación concretada en mayo último “puede impactar en la toma de decisiones de la empresa”, desmintiendo públicamente a sus socios. Ayer fue más allá y aseguró ante la CNDC que, hasta que se concretó la compra, las decisiones en el directorio de la filial local se tomaban por consenso, pero luego los italianos comenzaron a imponer su mayoría de manera automática. El empresario sostiene en privado que ahora todo se consulta a Italia, dando a entender que Telefónica comenzó a tallar en la estrategia que Telecom lleva adelante en Argentina. El directorio de la firma tiene seis miembros: tres representan a Telecom Italia y otros tres al Grupo Werthein, pero la presidencia está en poder de los italianos y su voto vale doble.

El directorio informó hace un par de semanas que la operación por la cual Telefónica y un grupo de empresas italianas pasan a controlar el 23 por ciento de Telecom Italia y el 1,5 por ciento de la filial local no debería ser notificada a la CNDC, porque “no implica una modificación del control sobre Telecom Argentina”, pero a partir de la denuncia de Werthein la CNDC podría concluir que Telefónica está influyendo en las decisiones de Telecom y dictaminar que la operación debió ser notificada ante el organismo. “No hace falta ser mayoría para tener incidencia en la estrategia de las empresas que controla Telecom Italia”, señaló una fuente del mercado.

Para precisar esta cuestión, a comienzos de la semana próxima la CNDC recibirá a un representante de Telefónica de España, quien deberá informar si hay un contrato firmado y qué características tiene. Si la CNDC finalmente resuelve que Telefónica debería haber notificado la operación, podría aplicarle una multa de hasta un millón de pesos por día. También puede llegar a objetarla por violar la normativa argentina, ya que el pliego de licitación de Entel establecía que ningún operador puede integrar al otro en ningún momento.

Detrás de la denuncia de Werthein se esconde una disputa por el control de la empresa. El grupo ingresó en Telecom en septiembre de 2003 cuando la compañía estaba altamente endeudada y la perspectiva del negocio era más incierta. Desde entonces, tienen el 48 por ciento de Nortel Inversora, controlante de la operadora, pero los italianos disponen de una opción de compra para adquirir las acciones del grupo a partir de diciembre de 2008 y el 30 por ciento a un valor fijo de 95,5 millones de dólares. Ese precio resulta una ganga porque la compañía se valorizó notablemente en los últimos años. Werthein quiere forzar a los italianos a que le paguen por esa parte el precio de mercado o incluso llegar a controlar a la empresa con ayuda de otro grupo local.

Compartir: 

Twitter
 

La entrada de Telefónica de España en Telecom Italia repercute en la Argentina.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.