EL MUNDO › EL PRESIDENTE LULA ‘DA SILVA SALE FORTALECIDO EN LOS COMICIOS MUNICIPALES

Río, San Pablo y Belo Horizonte van a ballottage

El oficialista Partido de los Trabajadores logró retener seis de las 26 capitales estatales. En San Pablo, una votación crucial, la petista Marta Suplicy no logró superar a su rival y quedó a menos de 60 votos por debajo. Hubo hechos de violencia.

Las elecciones municipales de Brasil terminaron sin claros ganadores. El oficialista Partido de los Trabajadores (PT) fue el más votado pero no logró la victoria en primera vuelta en ninguna de las tres principales ciudades, San Pablo, Río de Janeiro y Belo Horizonte, que volverán a las urnas el 26 de octubre. De todas maneras, el partido del presidente Luiz Inácio Lula da Silva logró retener 6 de las 26 capitales estatales. Pese al despliegue de tropas militares para garantizar la normalidad de los comicios, la jornada electoral dejó un saldo de siete muertos en enfrentamientos y cientos de detenidos.

El foco de interés de la contienda electoral estaba puesto en San Pablo, donde el PT de Lula y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), las fuerzas políticas más importantes del país, tienen su principal base de apoyo. Sin embargo, en la mayor y más rica ciudad de Brasil la segunda vuelta era inminente. “Marta tendrá la cantidad de votos necesaria a ganar la elección en segunda vuelta”, había dicho el presidente a la mañana, después de votar en el municipio de Sao Bernardo do Campo.

Las encuestas previas le otorgaban una ventaja de 6 puntos a la candidata oficialista, Marta Suplicy, sobre el actual alcalde, Gilberto Kassab. Pero en los hechos los números se invirtieron y el PT obtuvo menos de los votos esperados. Con el 98 por ciento de los comicios escrutados la ventaja del demócrata sobre la ex ministra de Lula era de 33 por ciento sobre 32 por ciento. Detrás quedó el ex gobernador, Geraldo Alckim, con el 21 por ciento de los votos.

En Río de Janeiro la segunda vuelta enfrentará a Eduardo Paes, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), aliado parlamentario del gobierno central, y Fernando Gabeira, del Partido Verde (PV), quienes obtuvieron respectivamente 31 y 25 por ciento de los sufragios.

A pesar de los 27 mil policías federales que habían sido desplegados en el estado carioca para reforzar la seguridad, cuatro personas murieron en tiroteos entre la policía y habitantes de dos favelas. Según explicó Marcus Jardim, coronel de la policía militarizada, el conflicto se inició cuando los supuestos delincuentes recibieron a balazos a un grupo de agentes que ingresaron en la favela para sacar a colegas que habían actuado en el esquema de seguridad de la jornada electoral.

En tanto, los resultados también fueron parejos en Belo Horizonte, la tercera ciudad del país. Marcio Lacerda, del Partido Socialista Brasileño (PSB), se impuso con el 43 por ciento de los votos sobre Leonardo Quintao, del PMDB. Ambos candidatos están vinculados a la coalición que respalda a Lula.

Pese a no haber vencido en las tres grandes capitales, el PT superó los 14 millones de votos obtenidos en las elecciones municipales de 2004. Su crecimiento se apoyó en municipios del noreste, la región más pobre del país. Según informó el Tribunal Supremo Electoral, logró retener seis capiteles, entre ellas Fortaleza, capital de Ceará y cuarta ciudad del país, y Recife, de Pernambuco. Buena parte de los aliados del Gobierno federal logró seguir en juego para la segunda vuelta.

Por su parte, la oposición, retuvo cuatro alcaldías en grandes ciudades, entre ellas Curitiba, capital del estado de Paraná. En la sureña Porto Alegre, cuna histórica del PT, el candidato del PMDB, José Fogaça, irá a segunda vuelta con una ventaja de 20 puntos sobre la oficialista María do Rosario.

Por la mañana, después de emitir su voto, Lula elogió el nivel de democracia de su país y aseguró que el voto es importante para hacer los cambios que Brasil y Latinoamérica necesitan. “Las elecciones cada dos años permiten que el pueblo brasileño ejercite la democracia hasta sus últimas consecuencias”, sostuvo.

Pero la fiesta democrática se vio empañada por hechos de violencia, pese a que el gobierno dispuso reforzar la seguridad en 460 de los municipios más violentos de 16 estados de Brasil. En Maranhao, en el nordeste, murió Cristiano Costa, hermano del candidato a alcalde Rogerio Costa (Partido Popular). Según informaron fuentes policiales, Costa murió luego de un tiroteo con el actual alcalde de la ciudad, Marcos Miranda (Partido Trabalhista), su guardaespaldas y el conductor.

Además, desde el TSE informaron que 808 personas, entre ellas 101 candidatos a consejeros municipales y el ex gobernador de Aracaju, Joao Alves, fueron arrestados por violar la prohibición de pedir el voto en los locales de sufragio.

Compartir: 

Twitter
 

Marta Suplicy no logró superar al alcalde Gilberto Kassab, pese a que los sondeos previos la favorecían.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.