EL MUNDO › HABLO EN LA CEREMONIA DE GRADUACION DE GUARDIAMARINAS EN LA ACADEMIA DE ANNAPOLIS

Obama promete sólo guerras “responsables”

Muy bien recibido por los militares, el presidente de Estados Unidos le garantizó a los uniformados mejores servicios sociales, una retirada digna de Irak y un triunfo en Afganistán para ser “el mejor ejército”.

Frente a un auditorio de oficiales recién graduados en la Academia Naval de Annapolis, en el estado de Maryland, el presidente estadounidense, Barack Obama, reafirmó su compromiso de terminar la guerra en Irak y ganarla en Afganistán. El mandatario hizo hincapié en que a diferencia de su antecesor, lo hará de manera responsable. “Los enviaré a combatir sólo cuando sea absolutamente necesario y con la estrategia y los objetivos bien definidos, el equipamiento y el respaldo necesarios”, prometió. Entre el público, uno de los graduados que lo escuchaban era Jack McCain, hijo de su rival electoral y héroe de la guerra de Vietnam, John McCain.

Con su discurso patriótico en la emblemática academia que forma a los líderes de la marina estadounidense, Obama buscó mantener las buenas relaciones con el mundo militar, un sector privilegiado durante los últimos ocho años del gobierno de Bush.

Obama llegó a la ceremonia en Maryland con una buena noticia. El Congreso, el mismo que el miércoles le había vetado 80 millones de dólares para cerrar Guantánamo, le había aprobado 24 horas después una partida para financiar las guerras de Irak y Afganistán (ver aparte).

“Mantendremos la superioridad militar estadounidense y haremos que sigan siendo la mejor fuerza que el mundo haya visto”, se congratuló el presidente.

Indicó que entre esas tareas figura la de poner fin de forma “responsable” a la guerra en Irak y la de perseguir una estrategia nueva y amplia para “desmantelar y derrotar” a la organización terrorista Al Qaida y a sus aliados en Afganistán y Pakistán. Obama destacó que entre las amenazas que afronta el país figura “la lucha contra redes terroristas, el avance de tecnologías letales e ideologías que impulsan el odio, la piratería al más puro estilo del siglo XVIII y los peligros cibernéticos del siglo XXI”.

Obama se dirigió a más de mil cadetes en una ceremonia de graduación en el Estadio Memorial ArmadaInfantería de Marina, en la Bahía de Chesapeake. El presidente de Estados Unidos se jactó de haber frenado la reducción numérica de la Armada, de haber reformado la infantería de marina y de invertir en barcos de guerra, submarinos y aviones de combate que necesitarán para cumplir su tarea.

Obama prometió además aumentar salarios, aportar guarderías para sus hijos menores y mejorar otros beneficios sociales. “En resumen, mantendremos el poderío militar estadounidense y seguiremos procurando que sean la mejor fuerza de combate que el mundo haya conocido”, afirmó ante los cadetes y unos 30.000 espectadores.

Obama no mencionó a McCain en su discurso, aunque lo hizo antes de abandonar la Casa Blanca, al ensalzar al senador durante la firma de un proyecto de ley que otorgó al Pentágono nuevos poderes para reducir gastos superfluos. McCain fue uno de los patrocinadores del proyecto. “El senador McCain no pudo estar hoy aquí porque quiso asegurarse que tenía un buen asiento para ver la graduación de su hijo en la Academia Naval, dentro de unas horas, y allí me dirigiré pronto”, dijo Obama al firmar el proyecto en la Casa Blanca.

De haber derrotado a Obama en las presidenciales, McCain habría pronunciado el discurso de graduación. Los presidentes de Estados Unidos suelen ser los oradores centrales en las ceremonias anuales de una de las cuatro academias militares de los Estados Unidos.

El de ayer fue el tercer discurso de Obama en una graduación universitaria en los últimos nueve días. La semana pasada armó un revuelo con su discurso en defensa del derecho al aborto, que dirigió a los graduados de la universidad de Notre Dame, en South Bend, Indiana, en la zona de los Grandes Lagos. Notre Dame es la universidad católica más reconocida de Estados Unidos y la presencia de un presidente con posturas contrarias a la Iglesia había generado un intenso debate en el campus universitario, que se había trasladado a los medios nacionales. Durante su alocución la semana pasada, el presidente fue interrumpido por varios manifestantes que habían burlado el sistema de seguridad para gritarle insultos al primer mandatario.

Ayer, en Annapolis se respiraba otro clima, fruto del acercamiento del presidente a la llamada familia militar en las últimas semanas, mientras se deteriora el frente en la guerra con los talibán.

Compartir: 

Twitter
 

Obama fue saludado y aplaudido en su visita a la principal escuela naval de los Estados Unidos.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.