EL MUNDO › POR HABER ORDENADO A UN NIñO PALESTINO A REVISAR BOLSAS CON SUPUESTOS EXPLOSIVOS

Israel degrada a dos sargentos

La agencia humanitaria Defensa Internacional para los Niños (DCI) criticó la condena que exime de prisión a los militares que usaron a un chico como escudo humano. “Es una violación a las propias reglamentaciones del Ejército.”

 Por Donald Macintyre *

Desde Jerusalén

Dos soldados israelíes acusados de ordenar a un niño palestino de nueve años que revisara en bolsas que podrían contener explosivos evitaron ayer la cárcel. Los uniformados fueron degradados y les dictaron sentencias en suspenso.

Los ex conscriptos bajaron en su gradación de sargentos primero a sargentos, después de que una corte militar determinara que habían exigido, por la fuerza, a un nene que abriera dos bolsas, después de separarlo de su madre. El hecho sucedió durante la ofensiva militar israelí de 2008 y 2009 en Gaza, esa operación se denominó Plomo Fundido y dejó unos 1400 palestinos muertos y miles de heridos. Los dos hombres de la Brigada Givati fueron condenados a tres meses en suspenso.

La sentencia recibió críticas de la madre del chico, Afaf Rabah, y de la agencia humanitaria Defensa Internacional para los Niños (DCI). Esa organización resaltó que el uso de escudos humanos es una violación a las propias reglamentaciones del Ejército, desde que en 2005 una Corte Superior declaró ilegal la práctica.

El caso tuvo un alto perfil en Israel porque llevó a la primera condena por este tipo de violaciones y porque generó protestas de algunos israelíes. La única otra condena entre otras 47 investigaciones policiales fue la de un soldado sentenciado a siete meses por robar y usar la tarjeta de crédito de un palestino.

Rabah, que antes habría expresado su satisfacción por la acusación a los dos soldados, ayer se quejó porque la pena era muy indulgente. “Esto fomentará que los soldados israelíes hagan cosas peores. Eso es lo que yo llamo injusto”, agregó la mujer. “Si se hubiese expuesto a un niño israelí a lo mismo, el mundo entero se habría vuelto contra nosotros. Pero si es un niño palestino, no pasa nada”, sostuvo.

Su hijo Majed, quien fue interrogado por los investigadores policiales, conversó el mes pasado con The Independent, después de la acusación de los uniformados. El chico relató que lo habían llevado a una sala separada, después de que los militares entraran al sótano de un bloque de departamentos en Tel al-Hawa, en Gaza, donde los residentes estaban escondidos. Además, el nene dijo que los soldados lo obligaron a abrir dos bolsas y que orinaron en sus ropas. Contó que se las ingenió para abrir una de las bolsas pero cuando no logró hacer lo mismo con la segunda, uno de los agentes le dio una cachetada y después disparó contra ese bulto. Más tarde, se lo devolvieron a su madre sin ninguna herida. Las bolsas resultaron ser inofensivas.

El tribunal militar entendió que la tarea operativa no garantiza inmunidad. “Pero la corte no ignora las condiciones difíciles en las que los combatientes enviados por el Estado de Israel tienen que operar”, añadió.

Los militares se mostraron aliviados después de conocer la decisión, ya que la fiscalía pedía prisión de cumplimiento efectivo. Ilan Katz, el defensor de los soldados, afirmó que la sentencia mostraba que podría haberse llegado a un acuerdo sin impulsar cargos criminales y sin necesidad de “hacer afrontar esta terrible experiencia a los soldados”. Y agregó: “Continuarán como reservistas de las Fuerzas de Defensa israelíes y necesitamos gente como ellos allí”.

La agencia DCI denunció: “La indulgencia de la sentencia y el hecho de que tengamos documentados quince casos de escudos humanos desde la reglamentación de la Corte Superior, tres de ellos niños, muestran que el ejército no se está tomando sus obligaciones seriamente”. Las Naciones Unidas organizaron una pesquisa, dirigida por el juez sudafricano Richard Goldstone, en la que se acusa a Israel y al movimiento Hamas de haber cometido crímenes de guerra durante los 22 días que duró la operación Plomo Fundido. Además, el magistrado recomendó llevar al Estado hebreo ante la Corte Penal Internacional, si no investigaba esos delitos.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Soldados israelíes detienen a un niño palestino en una protesta en la localidad de Beit Omar.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.