EL MUNDO › POR DECISIóN DEL GOBIERNO, LOS BARCOS NO PUEDEN ZARPAR HACIA LA FRANJA DE GAZA

Grecia frenó a la flotilla humanitaria

Antes de emitirse la orden griega de bloqueo, la docena de barcos de la segunda Flotilla de la Libertad tenía previsto encontrarse “en aguas internacionales” para navegar hacia Gaza con unas cinco mil toneladas de ayuda humanitaria.

El barco francés Louise Michel, miembro de la flotilla internacional para Gaza, bloqueada en El Pireo, izó las velas en gesto de protesta ayer y la Cancillería griega señaló que las tensiones en Medio Oriente obligan a evitar “toda evolución que agrave el clima en la región”.

Los militantes propalestinos del Louise Michel recibieron el apoyo de sus compañeros del buque estadounidense Audacity of Hope, interceptado el viernes por los guardacostas griegos cuando intentaban zarpar. El capitán, un norteamericano, fue detenido y hoy comparecerá ante un tribunal griego. Alain Connan, el capitán del barco francés, que embarcó una pequeña cantidad de ayuda, explicó que no se atrevía a desafiar la prohibición de partir –oficialmente vigente hasta nueva orden–, exponiéndose a una larga pena de prisión.

Mustafá Marghuti, un responsable de la iniciativa nacional palestina, denunció la “complicidad europea y norteamericana” en el bloqueo marítimo impuesto por Israel a la Franja de Gaza, gobernada por Hamas. Grecia propuso el domingo a la Autoridad Palestina encargarse de trasladar a Gaza la ayuda reunida por los organizadores de la flotilla, que inicialmente estaba integrada por diez barcos con banderas de diversos países, varios de los cuales abandonaron el proyecto.

La propuesta de Atenas, divulgada por un comunicado ayer, para que sea Grecia la que entregue la ayuda humanitaria, fue considerada “inaceptable” por los activistas. Los pasajeros activistas del barco Gernika rumbo a Gaza, con unos 40 españoles a bordo, protestaron ayer en el puerto de Chania, en la isla de Creta, contra la propuesta de que Grecia entregue a Gaza la ayuda humanitaria, que en principio debería llevar la flotilla internacional. “No vamos a aceptar que el gobierno griego entregue la ayuda humanitaria y tampoco que suplante esta misión. Estamos dispuestos a que inspeccionen los barcos y a nosotros. No tenemos nada que ocultar”, dijo Manuel Tapial, miembro de la expedición española.

La segunda Flotilla de la Libertad, compuesta por una decena de embarcaciones con unos 500 activistas a bordo de unos 45 países, lleva unas 5000 toneladas de ayuda humanitaria y tenía previsto encontrarse “en aguas internacionales” para navegar hacia Gaza, antes de emitirse la orden griega de bloqueo.

El Tahrir, un barco de la flotilla que quiere romper el bloqueo israelí de la Franja de Gaza, fue interceptado ayer por fuerzas navales griegas tras haber zarpado de la isla de Creta pese a una prohibición de las autoridades, mientras que Atenas advirtió que la iniciativa propalestina podría causar muertos. La Guardia Costera de Grecia bloqueó la nave, en la que iban canadienses, europeos, turcos y australianos, poco después de haber salido sin permiso del puerto de Agios Nikolaos, en el noreste de Creta, y la obligó a regresar a su muelle, informó el Ministerio de Marina Mercante griego.

Un pasajero canadiense, David Heap, confirmó los hechos vía telefónica y dijo que en la embarcación había 42 personas, más de la mitad de ellos compatriotas y el resto activistas de Italia, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Turquía y Australia.

La semana pasada, Grecia prohibió la partida de cualquiera de los barcos de la flotilla por motivos de seguridad, un año después de que otro intento similar terminara con un asalto de la Marina israelí que dejó nueve activistas turcos muertos. El vocero de la Cancillería griega, Grigoris Delavekouras, dijo que el intento de romper el bloqueo llega en un momento delicado para Medio Oriente, justo cuando el partido Al Fatah, del presidente palestino, Mahmud Abbas, busca superar una fractura de cuatro años con el movimiento islamista Hamas. El enfrentamiento dejó a los palestinos con dos gobiernos rivales, uno de Al Fatah, en Cisjordania, y otro de Hamas, en Gaza.

Israel ya dijo que frustrará cualquier intento de romper el bloqueo que impuso a Gaza en 2007, que considera necesario para evitar que Hamas, un grupo antiisraelí, reciba armas. El gobierno israelí alivió su bloqueo terrestre a Gaza el año pasado ante los cuestionamientos internacionales que recibió tras el asalto a la primera flotilla.

Compartir: 

Twitter
 

El barco francés Louise Michel, varado en el puerto de El Pireo por el gobierno griego.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.