EL MUNDO › LOS REBELDES ASEGURAN TENER RODEADA LA CIUDAD-BASTIóN BANI WALID; EL RéGIMEN LO NIEGA

En Libia existen focos de apoyo a Khadafi

El portavoz militar de los insurgentes, Ahmad Omar Bani, afirmó que sus hombres no logran vencer a las tropas leales a Khadafi que continúan resistiendo en Sirte, Bani Walid, Yifra y Sebha. Fracasó la negociación en uno de los feudos.

A pesar de que las tropas rebeldes vienen anunciando que el régimen de Muammar Khadafi está herido de muerte, los combates continúan en varias ciudades libias sin poder doblegarlas completamente. El portavoz militar de los insurgentes, Ahmad Omar Bani, afirmó que sus hombres no logran vencer a las tropas khadafistas que continúan resistiendo en Sirte, Bani Walid, Yifra y Sebha. Los rebeldes que combaten en esas ciudades aseguraron que se negociaba la rendición de los leales al coronel en Bani Walid –ubicada 129 kilómetros al sur de la capital–, pero Bani negó tajantemente esa versión. “No estamos en negociaciones en Bani Walid como en Sirte”, indicó el vocero, en rueda de prensa en un hotel de Benghazi. Dijo que no hubo negociaciones porque, durante los últimos días, la lucha no ha cesado en esa localidad. Por su parte, Musa Ibrahim, portavoz del régimen, negó toda posibilidad de que la ciudad en cuestión estuviera cercada por los rebeldes, e insistió en que los líderes tribales continúan manteniendo su lealtad al oculto coronel.

El jefe del Estado Mayor del Consejo Nacional de Transición (CNT), Abdul Hakim Beldhaj, señaló que las fuerzas insurgentes averiguaron cuál es el paradero de Khadafi, pero no difundió detalles sobre el lugar donde se encontraría el líder libio. Bani, además, confirmó la muerte de Hamis, uno de los hijos de Khadafi, en combates sucedidos en Tarhuna, 90 kilómetros al suroeste de Trípoli. Desde la vereda opuesta, Ibrahim informó a primera hora de ayer que el coronel seguía en el país, rodeado de gente que está preparada para protegerlo. Pese a los llamados del CNT para que los partidarios de Khadafi se rindan y así poder evitar un baño de sangre, Ibrahim aseguró que dichos mensajes no han sido considerados en Bani Walid. “Bani Walid, una de las ciudades más grandes, que alberga a una de las más numerosas tribus en Libia, ha declarado su lealtad (a Khadafi) y rechazó los acercamientos del Consejo Nacional de Transición para una negociación”, aseguró el hombre del régimen, según informó ayer Europa Press.

Sin embargo, los rebeldes aseguran que la ciudad está cercada. Según declaró un líder opositor al canal de televisión árabe Al Jazzeera, las tropas están listas para un asalto final en las próximas 24 horas. “Las negociaciones con los líderes tribales locales para tomar pacíficamente la ciudad fracasaron”, agregó el militar.

Según Europa Press, Ibrahim aseguró que la tribu warfalla, la más importante del país, es muy influyente a nivel local. El vocero de Khadafi aseguró haberse comunicado con los líderes de esta tribu –que perdió cerca de 1000 hombres en combates contra los sublevados a lo largo del año–, quienes reiteraron su respaldo al coronel y aseguraron que continuarán la lucha hasta que la OTAN detenga sus agresiones. Para la cadena Al Jazeera, unos 100 combatientes leales a Khadafi, que podrían ofrecer una “resistencia limitada”, se encontrarían en Bani Walid.

En rueda de prensa realizada en un hotel en Benghazi, uno de los bastiones de los rebeldes, el vocero militar de las tropas insurgentes explicó que Hamis, hijo de Khadafi, y Muhamad Sanusi, uno de los hijos del ex jefe de los servicios de Inteligencia libios, Abdalá Sanusi, perdieron la vida durante una serie de combates registrados en Tarhuna, localidad ubicada 90 kilómetros al suroeste de Trípoli.

Citando una fuente rebelde, el lunes de la semana pasada el canal emiratí Al Arabiya afirmó que Hamis, comandante de la brigada de elite del mismo nombre, había fallecido el día anterior, en un combate en esa localidad, a los 33 años. Hamis participó como jefe militar en la represión de las manifestaciones que estallaron el 17 de febrero en Libia; expresiones que desembocaron en una guerra civil que, prácticamente, ha derrocado al régimen del coronel libio.

Sin embargo, tras la confirmación de la muerte de Hamis y luego de la huida a Argelia de tres de sus hijos, además de Khadafi continúan prófugos sus hijos Seif al Islam, cara mediática del régimen y el más probable sucesor de su padre en el poder; Saadi, ex futbolista, y Mutasim, jefe del Consejo de Seguridad Nacional. Contradiciendo lo dicho por el jefe del Estado Mayor del Consejo Nacional de Transición, Bani señaló que no dispone de información sobre el paradero del coronel y recordó que Libia es un país extenso con seis millones de habitantes. “Este hombre, que ha estado 42 años en el poder, es capaz de disfrazarse”, apuntó Bani. No obstante, opina que el líder libio se encuentra fuera del país.

En los últimos días, la OTAN destrozó con ataques aéreos varios edificios militares y material de guerra en la zona y ayer continuó bombardeando objetivos en Bali Walid, donde las bombas alcanzaron un almacén de municiones. En Sirte, la Alianza Atlántica atacó un refugio militar, un depósito de municiones y un campamento de la policía militar. Cerca de Buairat al Hasun, 120 kilómetros al oeste de Sirte, atacó dos refugios, 11 aviones militares y un lanzamisiles, según informó la OTAN desde Bruselas.

Compartir: 

Twitter
 

La OTAN continuó con sus bombardeos cerca de la ciudad de Bani Walid.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.