EL MUNDO › EN GRECIA, EL PREMIER SOCIALISTA ACEPTó DIMITIR Y NEGOCIAR UN GABINETE DE UNIDAD NACIONAL

Grecia acordó un gobierno sin Papandreu

Hoy volverán a reunirse el primer ministro y el líder de la derecha Antonis Samaras para avanzar sobre el trato. El ministro de Finanzas Evangelos Vénizelos es uno de los nombres que suenan con más fuerza como sucesor.

El final de Giorgos Papandreu fue lo más parecido a la crónica de una muerte anunciada. El sociólogo y economista de 59 años renunció como primer ministro para que se conforme un gobierno de unidad en el que no tendrá ninguna chance de participar. Si bien los nombres de quienes formarán el próximo Gabinete todavía son un enigma, lo cierto es que el nuevo gobierno deberá aplicar el plan europeo anticrisis aprobado en Bruselas a fines de octubre. El comunicado difundido por el Ejecutivo griego señala que Antonis Samaras --líder del partido conservador Nueva Democracia (ND)-- y Papandreu --hasta ayer referente del Partido Socialista Panhelénico (Pasok)-- se reunirán hoy para designar al nuevo primer ministro. "Durante la reunión se acordó la formación de un nuevo gobierno, con el objetivo de conducir el país a elecciones inmediatamente, después de la aplicación de las decisiones del 26 de octubre; es decir, el plan de rescate concluido por la zona euro en Bruselas", destaca el informe de prensa.

De no mediar ningún imprevisto, el país estará representado en la reunión del Eurogrupo que se celebra hoy por el actual ministro de Finanzas. Evangelos Vénizelos, quien la semana pasada hizo pública su oposición a las políticas impulsadas por Papandreu, es uno de los nombres que suenan con más fuerza para sucederlo como primer ministro. El acuerdo político alcanzado entre la oposición y el oficialismo es un guiño a los líderes europeos y a los mercados como gesto del compromiso de Atenas frente al plan de austeridad; requisito indispensable para hacer efectivo el plan de rescate que evitara el tan temido default de Grecia, medida que de concretarse podría replicarse a otros países de la Zonaeuro como Italia, Portugal o España.

Después de sorprender y consternar al mundo entero con el anuncio de una consulta popular convocada para que la sociedad helena opinara sobre el rescate internacional, Grecia atravesó jornadas de tensión y confusión. El futuro del país se agitó además con las constantes voces de aliados y opositores que exigieron la inmediata renuncia del primer ministro. En un escenario cada vez más adverso, Papandreu se mostró dispuesto a dimitir el viernes. Herido por las críticas de algunos miembros de su propio partido, el primer ministro sobrevivió a duras penas cuando el Parlamento heleno le dio el voto de confianza.

Con tan sólo un hilo de aire, Papandreu prometió en el discurso brindado ante los parlamentarios griegos que formaría un gobierno de unidad que pudiera aplicar las impopulares medidas de austeridad que demandan los organismos de crédito internacionales. Con ese compromiso en el horizonte, el premier pudo recuperar el apoyo de los disidentes en Pasok en una votación que se decidió con un ajustado margen a su favor de 153 votos de los 300 escaños disponibles en la Cámara.

Miembro de una dinastía de políticos socialistas, Papandreu llegó al poder de la mano del socialismo tras obtener la mayoría absoluta en las elecciones de octubre de 2009. Pocas semanas después de asumir el cargo tuvo que reconocer que las cuentas públicas del país estaban peor de lo señalado por el gobierno saliente. No obstante, el premier se resistió a reconocer lo dramático de la situación hasta que en abril de 2010 se vio obligado a pedir ayuda a sus socios comunitarios ante el inminente peligro de caer en cesación de pago. Durante su gestión, los sindicatos organizaron numerosas huelgas generales y paros sectoriales que profundizaron más los problemas económicos del país.

Hijo de Andreas y nieto de Giorgos --dos ex primeros ministros, figuras históricas del partido socialista y políticos de fuste en Grecia--, el actual líder del Pasok nació en 1952 en Minnesota, Estados Unidos, durante el exilio de su padre, quien escapó de su país con el desembarco de la dictadura implantada por el general Ioanis Metaxas. A partir de la caída de la Junta militar en 1974 y del posterior regreso de la democracia en Grecia, el joven Giorgos regresó al país después de que su padre refundara el Pasok. En el exilio familiar Papandreu recibió una educación privilegiada y recorrió los mejores colegios norteamericanos, británicos y suecos. En sus primeros pasos en política, y con tan solo 29 años, Papandreu obtuvo su primer escaño parlamentario en 1981.

Desde 1985 asumió diferentes cargos en los gobiernos socialistas. Entre 1999 y 2004 fue ministro de Asuntos Exteriores, cartera desde donde tendió un puente de amistad con Turquía, país con el que Grecia mantiene ancestrales disputas territoriales. Casualmente, la Internacional Socialista (IS) lo eligió en 2006 como presidente, puesto que mantiene desde entonces y que le otorgó un destacado perfil en la política internacional.

Compartir: 

Twitter
 

El acuerdo político alcanzado entre Papandreu y la oposición es un guiño a los líderes europeos.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.