EL MUNDO › APOYARON EL PLAN DE LAS NACIONES UNIDAS EN LA CUMBRE DE BAGDAD

La Liga Arabe pide paz en Siria

Los países árabes urgieron al gobierno y a la oposición sirios a retomar el diálogo para superar la crisis. Ban Ki-moon instó al presidente sirio, Bashar al Assad, a “poner en práctica los compromisos” de un cese del fuego.

Distintos mandatarios de países árabes posan para la foto oficial de la cumbre de Bagdad.

Líderes árabes reunidos en Bagdad respaldaron ayer el plan de paz para Siria propuesto por el enviado especial de la ONU, Kofi Annan, e instaron al gobierno y a la oposición sirios a retomar el diálogo para superar la crisis, principal tema de la agenda del cónclave. El presidente de la Liga, Nabil al Arabi, urgió a implementar “inmediata y completamente” la propuesta, palabras que fueron secundadas por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, presente en la cumbre como invitado, quien instó al presidente sirio, Bashar al Assad, a “poner en práctica los compromisos”.

El plan, que insta a un cese del fuego, a permitir el paso de ayuda humanitaria y liberar a los prisioneros políticos, entre otros puntos, fue aceptado esta semana por el gobierno sirio, pero recibido con reservas por parte de la oposición. En un desplante a Irak, que fue sede de la cumbre de la Liga Arabe por primera vez en 22 años, más de la mitad de los gobernantes invitados estuvieron ausentes en el encuentro, incluyendo los poderosos monarcas de Arabia Saudita, Qatar, otros países del Golfo, Jordania y Marruecos.

El único gobernante del golfo que se hizo presente fue el emir kuwaití, un hecho significativo porque el ex presidente iraquí Saddam Hussein invadió Kuwait en 1990 y lo ocupó durante siete meses, hasta que sus fuerzas fueron expulsadas por una coalición encabezada por Estados Unidos. Las relaciones bilaterales siguieron siendo tensas desde la caída de Saddam, en 2003. Pese a las ausencias, el encuentro concluyó con una declaración de apoyo al plan de paz para solucionar la crisis de Siria entre el presidente Al Assad y la oposición, que según la ONU ya dejó más de 9000 muertos desde su inicio, hace un año, y que fue uno de los temas centrales de la reunión.

En el comunicado final de la cumbre, que había empezado el martes con encuentros de ministros, los 21 países asistentes destacaron su respaldo a las “aspiraciones legítimas del pueblo sirio de democracia y libertad y derecho a determinar su propio futuro”. Siria, gran protagonista pese a estar ausente en el cónclave, fue apartada del organismo panárabe el año pasado como sanción por la represión desatada contra las protestas populares contra Al Assad iniciadas el 15 de marzo del año pasado, en coincidencia con las revueltas de la Primavera Arabe en Medio Oriente y Africa.

La crisis se tornó más violenta cuando a la represión se sumó la aparición en escena de una insurgencia armada que ataca objetivos del gobierno y que hoy mató a dos coroneles y secuestró a otro en la ciudad siria de Alepo y en un suburbio de Damasco. En sus primeros comentarios sobre el plan de paz aceptado por su gobierno, el presidente Al Assad dijo hoy que no ahorrará esfuerzos para que la misión de Annan sea un éxito, aunque exigió al enviado que obtenga una promesa expresa de la oposición armada de que detendrá sus ataques.

El mandatario sirio subrayó que mantiene su rechazo a cualquier “intervención extranjera” en los asuntos de su país y exigió que cese el apoyo extranjero con dinero y armas a los “grupos terroristas” que atacan las instituciones sirias, una postura que mantiene desde el inicio del conflicto. En la declaración, difundida por SANA, Al Assad destacó los esfuerzos de su gobierno por recuperar la estabilidad y por garantizar la seguridad, así como para satisfacer las “aspiraciones” del pueblo sirio con la aprobación de una nueva Constitución para avanzar en democracia.

Las potencias económicas de la Liga, Qatar y Arabia Saudita, apostaron desde el principio por el aislamiento de Damasco y exigen la salida del poder de Al Assad. Otros países árabes, como Argelia e Irak –anfitrión de la cumbre–, impulsan un cambio liderado por el propio mandatario que ahuyente los fantasmas de una guerra sectaria entre las distintas comunidades que conforman a la multiétnica Siria.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

ESCRIBEN HOY

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared