EL MUNDO › EL EX MANDATARIO CHILENO DIJO QUE “ALLENDE NO FUE BUEN POLíTICO”

Aylwin reabre viejas heridas

El nonagenario ex presidente de la Democracia Cristiana (DC) provocó reacciones de la clase política chilena al decir que Allende tuvo responsabilidad por el golpe. Es sabido que la DC pedía a gritos la salida del socialista.

 Por Christian Palma

Desde Santiago

Hasta qué punto participó la Democracia Cristiana en el golpe de Estado que finalmente derrocó al presidente Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973 es un tema que ha planeado sobre los chilenos desde esa fatídica fecha. No es un secreto que ese partido fue opositor al gobierno de la Unidad Popular y que muchos de sus miembros pedían a gritos la salida del mandatario socialista, aunque públicamente nadie ha reconocido que propiciaron la arremetida militar.

Sin embargo, las palabras del nonagenario ex presidente de Chile, el DC Patricio Aylwin, que fue el primero en ceñirse la banda tricolor tras la vuelta a la democracia en 1990, dividió otra vez al país justo en el momento en que el oficialismo y la oposición se muestran los dientes como perros rabiosos en medio de la ya desatada carrera presidencial.

En un medio extranjero, Aylwin dijo que “Allende terminó demostrando que no fue buen político, porque si hubiera sido buen político no le habría pasado lo que le pasó. Hizo un mal gobierno, que cayó por debilidades de él y de su gente... La mayoría del país rechazaba la política de la Unidad Popular, eso era evidente, por lo cual el golpe se habría producido sin la ayuda de Estados Unidos”.

Del mismo modo aseguró que la DC no tuvo ninguna participación en el golpe de Estado: “Puedo asegurarlo de manera absoluta, en conciencia. Estuvimos interesados en cambiar la orientación del gobierno de Allende, pero no en derrocarlo. El golpe militar fue otra cosa”.

Las palabras de Aylwin remecieron los cimientos políticos, más cuando expresó que Pinochet representaba, “por una parte, orden, seguridad, respeto, autoridad. Y, por otra, una economía de mercado que iba a permitir la prosperidad del país. Esos fueron los dos factores definitorios, y por eso Pinochet fue popular. Era un dictador, pero popular”.

En su gobierno, el ex mandatario DC acuñó la frase “Justicia en la medida de lo posible”, la que le valió críticas de los sectores que querían enjuiciar a Pinochet y los militares que violaron los derechos humanos. “No era cuestión de que nosotros llegásemos y que al día siguiente hubiese democracia para todos”, sostuvo Patricio Aylwin.

Tras conocer las declaraciones, Isabel, hija de Allende, declaró que el golpe de Estado fue responsabilidad de quienes lo ejecutaron y de “quienes conspiraron para derribar el gobierno constitucional del presidente Allende. Culparlo a él o a sus partidarios contradice toda la evidencia histórica”. Agregó que el legado de su padre es recogido por los estudiantes y muchos luchadores sociales en el mundo.

Otro ex presidente que salió al ruedo fue el socialista Ricardo Lagos, quien salió al cruce de “don Pato”. “El presidente Allende fue un demócrata. Al momento del golpe de Estado había un Parlamento, había tribunales que funcionaban. Por lo tanto, nada justifica el golpe...

Creo que lo que ha hecho el ex presidente Aylwin es reiterar lo que fue su posición en ese trance tan difícil donde él jugó un rol importante como hombre que participó de esos diálogos finales”, dij en tono enérgico.

En este sentido, llamó al presidente actual de Chile, Sebastián Piñera, a bajar la tensión política evitando cuestionar el rol de Michelle Bachelet tras el terremoto del 27 de febrero de 2010. “Me parece que la crispación no es el mejor momento y ayuda cuando el jefe de Estado hace un llamado a cuidar el lenguaje, las formas. Se puede tener un diálogo franco, pero ese diálogo no autoriza a llevar ese tipo de descalificaciones”, expresó Lagos.

Pero los socialistas no estaban para diálogos. El diputado Osvaldo Andrade lamentó las declaraciones del ex presidente Aylwin, pues “no son una buena manera de cuidar los entendimientos”, mientras que el senador Juan Pablo Letelier dijo que el gobierno de Allende “fue asediado, hubo conspiración y la DC actuó de forma inadecuada”.

En este escenario, el hijo del general Sergio Arellano Stark (famoso por comandar la Caravana de la Muerte, que asesinó a decenas de civiles afines con la UP), Sergio Arellano Iturriaga, reveló que días antes del golpe de Estado, su padre informó a la directiva de la DC la acción militar que se llevaría a cabo. “Mi padre informó al ex presidente Frei Montalva y yo hice lo mismo con Genaro Arriagada, con quien trabajaba en ese partido del cual yo era militante”, aseguró el abogado.

Y si de reminiscencias pinochetistas se trata, el relanzamiento del partido Avanzada Nacional, creado por el ex jefe de la policía secreta de Pinochet, abre una semana marcada por un tufillo facistoide. Según el portal Despierta Chile, el organismo de los amantes del dictador, proclamaron que “defenderemos y haremos trascender los insuperables aciertos del pasado reciente y que son mérito del gobierno de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile. Reivindicaremos la institucionalidad, la integración nacional entregada por el gobierno del presidente Pinochet y los hitos de su gigantesca obra, que han intentado ocultar demagógicamente a las actuales generaciones”.

Compartir: 

Twitter
 

En su gobierno, Patricio Aylwin acuñó la frase “Justicia en la medida de lo posible”.
Imagen: Cristobal Escobar
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.