EL MUNDO › PARA RESOLVER LA CRISIS DE PODERES EN EGIPTO

Apuran la Carta Magna

El líder de la Asamblea Constituyente presentará hoy el borrador para que el presidente Mursi llame a un plebiscito en los próximos quince días. Protesta en la plaza.

La Asamblea Constituyente egipcia, dominada por los islamistas, dio ayer luz verde al borrador de la nueva Carta Magna. El mismo será presentado hoy al presidente, Mohamed Mursi, para que convoque un referéndum popular.

La Asamblea culminó la votación en medio del aplauso de sus miembros y después de más de diez horas de votación, en las que fueron aprobados uno por uno los 234 artículos del proyecto. Según la agencia de noticias estatal Mena, el órgano dio su visto bueno al borrador “por unanimidad” y su presidente, Hosam al Gariani, lo presentará hoy a Mursi, que tendrá que convocar a un plebiscito sobre el texto. El mismo deberá celebrarse, según la legislación, en los próximos quince días. Si los ciudadanos aprueban la nueva Constitución, entrará en vigor de forma inmediata. La votación no se esperaba hasta dentro de varias semanas, pero la Asamblea la adelantó abruptamente para aprobar el borrador antes de que la Suprema Corte Constitucional de Egipto falle mañana sobre un pedido para disolver el órgano. Los poderes que se otorgó Mursi, que ya ejerce el Poder Ejecutivo y el Legislativo ante la disolución del Parlamento en junio de este año, en la práctica neutralizan al Poder Judicial, que por los decretos no puede revisar las decisiones presidenciales.

En una entrevista emitida el jueves por la televisión estatal, el mandatario defendió sus edictos con el argumento de que se necesita una “cirugía delicada” para completar la transición en Egipto y poner fin a una inestibilidad que, según él, deriva de la falta de una Constitución. “La cosa más importante ahora es que terminemos la Constitución, para que tengamos un Parlamento bajo la Constitución, una magistratura independiente y un presidente que ejecute la ley”, señaló Mursi.

La Asamblea Constituyente aprobó el texto con la presencia de 85 de sus cien integrantes, después de que Al Gariani convocara el jueves a once miembros de reserva para sustituir a parte de los 26 que la boicotearon por considerar que está dominada por los islamistas. El borrador cuenta con un marcado sesgo islamista y conservador que según muchos de sus críticos podría dar a clérigos musulmanes un poder de supervisión sobre las leyes del Congreso y restringir los derechos de las mujeres y las minorías y las libertades civiles en general. En su Artículo 2, la nueva Carta Magna estipula, al igual que la anterior Constitución de 1971, que “los principios de la sharia son la fuente principal de la legislación”, tal y como pedían los grupos laicos. Este punto ha suscitado la controversia durante los últimos meses, porque mientras que los laicos defendían que se dejara como estaba, los salafistas pedían una aplicación estricta de la ley islámica. Para contentar a los salafistas, el borrador incluye el Artículo 219, que detalla que esos principios abarcan toda la jurisprudencia de la sharia y los fundamentos contenidos en la suna o tradición del profeta Mahoma. El documento contempla, además, el multipartidismo político, la alternancia pacífica del poder, la separación de los poderes del Estado y la soberanía de la ley.

Ante la aprobación, miles de personas respondieron a una convocatoria de la oposición y se manifestaron contra Mursi y la Constitución en la plaza Tahrir de El Cairo, donde manifestantes acampan desde hace varios días para protestar contra los amplios poderes que el presidente se otorgó a sí mismo la semana pasada. “El pueblo quiere derrocar al régimen”, cantaron los manifestantes en la plaza, reeditando el grito que sonó en el mismo emblemático lugar durante los 18 días de la revolución que derrocó al antecesor de Mursi, el autocrático ex presidente Hosni Mubarak, en febrero de 2011. A la protesta también acudieron dirigentes opositores como el Nobel de la Paz y presidente del Partido La Constitución, Mohamed Baradei. Asimismo, miles de opositores más tomaron las calles en otras ciudades, como en la norteña Alejandría, a lo largo del Canal de Suez y en el Delta del Nilo. Los manifestantes anticiparon que votarán por el “No” en el referendo, pese a que, si se aprueba la consulta, los nuevos poderes de Mursi se derogarán automáticamente, según consta en sus decretos.

Los Hermanos Musulmanes, grupo en el que militó el presidente hasta que juró el cargo, organizaron para hoy una manifestación en apoyo del mandatario y la nueva Carta Magna, pero decidieron no hacerla en Tahrir, sino en otra zona de El Cairo para evitar enfrentamientos.

Compartir: 

Twitter
 

La plaza volvió a llenarse de manifestantes por los superpoderes del presidente.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared