EL MUNDO › LA ALIANZA ANTICHAVISTA ENTREGó SUS CONDICIONES PARA DIALOGAR

Unasur se reunió con la oposición

Los cancilleres del bloque sudamericano buscarán destrabar la negociación entre el gobierno venezolano y la alianza MUD.

Los cancilleres de Unasur se reunieron con la oposición venezolana para destrabar la negociación con el gobierno de Nicolás Maduro, que la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) suspendió unilateralmente la semana pasada. “Con responsabilidad ante el país, hemos dado el paso de dialogar; pero este diálogo no es una peña, no es como dice el Ejecutivo que no es para pactar ni negociar, ¿para qué es entonces, para puro para conversar? No, queremos que se cumpla la Constitución en cada uno de los puntos que hemos planteado, nada estamos pidiendo fuera de la Constitución”, recalcó Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la coalición antichavista. La MUD presentó un documento a los “testigos de buena fe” para reactivar las conversaciones con el gobierno.

Aveledo reiteró que los puntos planteados en el documento entregado a Unasur incluye el estado actual de los presos por las protestas y un informe sobre la represión, según publicó el diario El Universal. “Hace falta una Comisión de la Verdad real, de la verdad verdadera. Un asunto como ése no puede ser analizado por el presidente de la Asamblea Nacional (Diosdado Cabello). Proponemos que la comisión sea imparcial y que estemos de acuerdo en nombrar a quienes la integren. Así como no puede ser presidida por ninguno de nosotros, tampoco puede serlo por ninguno de ellos, sobre todo si el gobierno está haciendo acusaciones de golpe de Estado, o si se pide el desarme de los colectivos”, dijo Aveledo.

Del encuentro, que se llevó a cabo en la sede de la nunciatura apostólica en Caracas, participaban su titular, monseñor Aldo Giordano, y los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador, Luiz Figueiredo, María Angela Holguín y Ricardo Patiño, respectivamente. Por la MUD, que nuclea a 29 partidos opositores, asistieron Aveledo; los gobernadores de los estados Miranda y Falcón, Henrique Capriles y Henri Falcón; y los dirigentes Henry Ramos Allup, Andrés Velásquez y Roberto Enríquez, entre otros. Antes de entrar al lugar de la reunión, Enríquez anticipó a los periodistas que la MUD daría “una mala noticia” a los cancilleres y el nuncio, pues “el gobierno no está honrando su palabra”.

“Lo que queda es esperar que la comisión de la Unasur y el Vaticano logre que se destranque el proceso de diálogo y nos lleve a una solución que al país le dé esperanzas”, agregó el presidente del partido socialcristiano Copei. “Lo que es inaceptable es que aquello que se anunció al país delante de los cancilleres y el nuncio no se cumpla; eso me parece que es un irrespeto con toda Venezuela”, sostuvo Enríquez, según reportó el canal Globovisión. Sin embargo, el dirigente subrayó que la oposición “quiere y cree” en el diálogo “como mecanismo para resolver las diferencias”.

El martes, la oposición se retiró de las mesas de trabajo con el gobierno y declaró unilateralmente el “congelamiento” del diálogo tras la detención de más de 200 estudiantes (la mayoría liberados) durante protestas la semana pasada y criticar la falta de definiciones del oficialismo para avanzar en acuerdos. La MUD exige al gobierno tomar decisiones sobre la liberación de estudiantes y dirigentes opositores detenidos durante las manifestaciones, así como la del ex comisario Iván Simonovis, preso hace 10 años y acusado de homicidio tras el golpe de Estado contra Hugo Chávez en 2002.

El gobierno y la oposición de Venezuela acordaron iniciar el proceso de diálogo con el objeto de superar la crisis generada por las protestas cotidianas iniciadas el 6 de febrero pasado, que dejaron 42 muertos, 835 heridos, 3102 detenidos –de los cuales 252 permanecían privados de libertad– y 160 investigaciones por presunta violación de derechos humanos, según datos oficiales. El diálogo fue instalado el 10 de abril en el palacio presidencial de Miraflores, con un debate íntegramente televisado y continuó con dos reuniones a puertas cerradas en la sede de la vicepresidencia, el 15 y el 24 de abril, tras la cual el vicepresidente Jorge Arreaza y Aveledo anunciaron una serie de acuerdos.

El viernes pasado, la Unasur pidió “a los distintos gobiernos, actores y organizaciones dar un espacio y un tiempo para avanzar” en el diálogo. “Este tipo de procesos toma un tiempo, y la prudencia en las declaraciones es fundamental para permitir los avances y apoyar los esfuerzos de los venezolanos y Unasur”, señaló un comunicado difundido por el gobierno de Surinam, que ejerce la presidencia temporal del organismo.

Por otra parte, el canciller Elías Jaua anunció que Venezuela denunciará ante la ONU y la OEA, así como en los organismos regionales Unasur y Celac, la “injerencia” de Estados Unidos y sus amenazas de sanciones en el marco de la crisis política que vive el país. “Vamos a hacer una denuncia formal en las Naciones Unidas por la violación de la carta de Naciones Unidas”, dijo Jaua en una entrevista con el canal Televen.

Compartir: 

Twitter
 

El encuentro fue en la sede de la Nunciatura apostólica en Caracas.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.