EL MUNDO › ESCANDALOSA DENUNCIA DE UNA REVISTA FRANCESA

El espionaje del amigo israelí

 Por Eduardo Febbro

Intelligence online, la revista francesa especializada en asuntos de espionaje, revela en su última edición uno de los mayores escándalos de espionaje de la historia de las relaciones entre EE.UU. e Israel. Según esta prestigiosa publicación, unos 120 espías israelíes que se hacían pasar por estudiantes en “artes plásticas” fueron descubiertos y arrestados en Estados Unidos luego de haber llevado a cabo un ambicioso “trabajo de inteligencia”. Los agentes israelíes no sólo intentaron entrar en contacto con agentes del FBI y la DEA sino que también buscaron infiltrar las bases aéreas norteamericanas. El caso es lo suficientemente serio como para que el Ministerio de Justicia norteamericano tenga ya en su poder un informe sobre las actividades de la red israelí. La lectura detallada de ese texto demuestra que, tal como ya se había dejado entrever en un principio, el Estado hebreo no le transmitió a Washington toda la información que tenía sobre los preparativos de los atentados del 11 de setiembre.
Si bien casi todos los integrantes de la red ya fueron arrestados, queda una seria duda acerca de la “transparencia” de la cooperación en materia de lucha contra el terrorismo internacional. Las actividades de los agentes israelíes demuestran que, por una u otra razón, contaban con informaciones de peso a propósito de la red dirigida por Bin Laden. En primer lugar, una de las misiones de los 120 agentes israelíes consistió en seguirle la pista dentro del territorio de Estados Unidos a los miembros de la red Al-Qaida. En su mayoría, los hombres del Mossad eran oriundos de unidades militares especializadas en las tecnologías de punta. Curiosa coincidencia de esta novela realista de espionaje, una tercera parte de los topos israelíes vivían en Florida, en los mismos barrios donde residieron entre 10 y 19 miembros del “equipo” que perpetró los atentados del 11 de setiembre. La pantalla legal de los infiltrados no consistió solamente en hacerse pasar por estudiantes de artes plásticas. Varios de los agentes estaban ligados a empresas de alta tecnología israelíes que trabajaban en EE.UU. como prestatarias de telefónicas norteamericanas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.