EL MUNDO › LA DECISION DE NO IMPUTAR A UN POLICIA QUE MATO A UN NEGRO DESARMADO DESATO LA VIOLENCIA

Día de furia por el fallo judicial en Ferguson

El gobernador de Missouri decretó el estado de emergencia y anunció un aumento de la dotación policial para controlar los saqueos. Más de ochenta detenidos y protestas en Nueva York, Chicago, Los Angeles, Washington y Oakland.

La decisión judicial de no imputar y dejar libre al policía que en Ferguson, Missouri, mató a un joven negro que se encontraba desarmado desató una ola de protestas que derivaron en disturbios, incendios, disparos de armas de fuego y más de ochenta detenidos. El abogado de la familia de Michael Brown criticó el proceso judicial que acabó con la no imputación del agente. “Objetamos públicamente este proceso, fue completamente injusto”, aseguró Benjamin Crump en una rueda de prensa, acompañado por los padres del joven asesinado.

El jefe de policía local habló de “más de 150 disparos” provenientes de los manifestantes y reconoció que por momentos se vieron superados, razón por la cual en la madrugada de ayer debió intervenir la Guardia Nacional para lograr tranquilizar los ánimos. Por su parte, el gobernador de Missouri, Jay Nixon, difundió un comunicado en el que decretó el estado de emergencia y anunció un aumento de la dotación policial para controlar los saqueos y disturbios. En Ferguson fueron detenidas 61 personas, mientras que en Saint Louis se registraron otros 21 arrestos.

Fue tal la magnitud de las protestas populares –extendidas a Nueva York, Chicago, Los Angeles, Washington y Oakland, entre otras grandes ciudades del país– que el presidente Barack Obama se vio obligado a enviar un mensaje pidiendo que la gente se manifieste pacíficamente.

Dos patrulleros fueron incendiados, según el recuento provisional de daños realizado por el diario local St. Louis Post-Dispatch, que informó que además de varios negocios quemados, al menos doce coches de una concesionaria sufrieron la misma suerte. También el minimercado de una estación de servicio próxima fue incendiado, agregó el diario. Sobre las 2 hora local (5 de la Argentina), cinco micros con reservistas de la Guardia Nacional llegaron al lugar donde los enfrentamientos eran más intensos, luego de lo cual llegó la calma y la avenida principal de Missouri volvió a ser reabierta al tránsito.

La noticia que se conoció el lunes, el mismo día en que un video reveló que otro policía asesinó a tiros a un niño de doce años que portaba una pistola de juguete en Ohio, elevó la tensión social frente a una creciente violencia racial. La decisión del gran jurado de no acusar, por falta de pruebas, al agente blanco Darren Wilson por haber disparado y matado el pasado 9 de agosto a Brown desató en la madrugada de ayer los violentos disturbios.

En una improvisada rueda de prensa, el jefe local de policía, Jon Belmar, dijo que los disturbios eran aún más graves que los ocurridos en agosto pasado, aunque se alegró de que nadie hubiera resultado muerto, según medios locales. “No quedó nada entre las avenidas de Florissant oeste y Solway con la carretera Chambers. Estoy francamente desolado”, añadió Belmar al describir el escenario de las protestas.

Además, explicó que el capitán de la policía estatal Ron Johnson y él tuvieron suerte de no ser alcanzados por disparos, dada la intensidad de los tiroteos en algunos de los lugares que visitaron durante la noche.

Indicó, en ese sentido, que había escuchado al menos 150 disparos y admitió que los oficiales evitaron situar a agentes en los bloqueos de carreteras por la intensidad del tiroteo.

En tanto, Crump criticó la actuación del fiscal del condado de St. Louis, Robert McCulloch, por su poco interés en llevar adelante la imputación de Wilson. “Nos opusimos a este fiscal ya en agosto, y en ese entonces pedimos un fiscal especial”, señaló. Cuando se anunció el jurado investigador en este caso, en agosto, algunos sectores pusieron en duda la idoneidad de McCulloch para encargarse de la acusación, porque su padre era policía y fue asesinado por un afroamericano cuando él tenía doce años, y por su actuación en el año 2000 en un caso similar al de Ferguson. “Un estudiante de derecho hubiera hecho mejores preguntas que McCulloch”, dijo el abogado de la familia.

Además, el jurado estaba compuesto por nueve personas blancas y tres negras. Tras escuchar la versión de 60 testigos, el gran jurado decidió que no existe “causa probable” para imputar al agente. Los cargos que podría haber enfrentado Wilson abarcan desde un máximo de cuatro años de cárcel por homicidio involuntario hasta cadena perpetua o pena de muerte por asesinato en primer grado.

Missouri estaba desde la semana pasada bajo máxima alerta, con el FBI y la Guardia Nacional preparados para intervenir si las protestas convocadas para el lunes por la noche derivaban en graves disturbios. El estallido de la violencia era precisamente el escenario que habían pedido evitar los familiares de Brown que, a pesar de estar “profundamente decepcionados” por el fallo judicial, dijeron en un comunicado que responder a la violencia con violencia no era la respuesta.

Las protestas trascendieron Ferguson y se extendieron a Nueva York, Chicago, Los Angeles, Wa-shington, Oakland y otras ciudades, con un tono fundamentalmente pacífico, salvo algunos incidentes aislados. En la capital, más de 300 personas pidieron justicia frente a la Casa Blanca, mientras que la policía activó protocolos especiales por temor a disturbios.

Por su parte, la ONU expresó ayer su preocupación por el “desproporcionado” número de jóvenes negros que mueren en Estados Unidos a manos de la policía y pidió a las autoridades que actúen para dar respuesta a la creciente desconfianza que muchas comunidades tienen hacia la Justicia. “Está claro que, al menos entre algunos sectores de la población, hay una profunda y cada vez más enconada falta de confianza en la legitimidad de la Justicia y los sistemas de aplicación de la ley”, señaló el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein.

Compartir: 

Twitter
 

Un edificio destruido en la madrugada de ayer por manifestantes furiosos en Ferguson por la decisión del gran jurado.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice
  • LA DECISION DE NO IMPUTAR A UN POLICIA QUE MATO A UN NEGRO DESARMADO DESATO LA VIOLENCIA
    Día de furia por el fallo judicial en Ferguson
  • ES LA CONDICION QUE PUSO EL GOBIERNO COLOMBIANO PARA RETOMAR LAS CONVERSACIONES DE PAZ EN LA HABANA
    Las FARC liberaron a dos soldados
    Por Katalina Vásquez Guzmán
  • OPINION
    Una crisis de los derechos humanos
    Por Alejandra Ancheita
  • “NO SE PUEDE TOLERAR QUE EL MEDITERRANEO SE VUELVA UN CEMENTERIO”, DIJO SOBRE LA LLEGADA DE INMIGRANTES
    El Papa criticó la indolencia de Europa
    Por Eduardo Febbro

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.