EL MUNDO › EL GOBIERNO ISRAELí LANZó REDADAS EN VARIAS DE LAS COLONIAS ISRAELíES Y DETUVO A NUEVE PERSONAS

Razzias por la muerte del bebé palestino

El violento ataque ocurrió el 31 de julio, cuando extremistas judíos arrojaron un cóctel molotov dentro de la vivienda familiar, causando la muerte inmediata de Alí. Su padre falleció el sábado.

La ofensiva del gobierno israelí sobre grupos colonos ultranacionalistas en la ocupada Cisjordania después del ataque contra una familia palestina –que dejó al padre y su bebé muerto– continuó el fin de semana con arrestos. Las fuerzas de ocupación y el servicio de inteligencia interior, el Shin Bet, lanzaron redadas en varias de las colonias israelíes más pequeñas y radicalizadas en el norte de Cisjordania y detuvieron a nueve sospechosos, publicó el diario Haaretz. Las detenciones se realizaron al allanar siete casas en el asentamiento de Adei Ad, una de las pocas colonias que hasta el gobierno israelí considera ilegal y un poblado vecino de Duma, la aldea palestina en donde vivía Alí Dawabash, el bebé de 18 meses que murió calcinado hace una semana cuando un grupo de ultranacionalistas israelíes quemó su casa.

El ataque no es el primero en Cisjordania y seguramente no será el último, pero provocó una indignación inédita dentro de Israel, especialmente en el gobierno. Mientras que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, calificó el hecho como un “acto de terrorismo judío”, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, hizo un mea culpa y admitió que su país esconde la cabeza ante el problema del extremismo que nace en su sociedad. “Por supuesto, no aceptamos esos actos, por supuesto que deben ser condenados, pero no hacemos nada para acabar con ellos. Cuando las malas hierbas empiezan a crecer en un jardín, si no las arrancas inmediatamente de raíz, se harán con el jardín”, advirtió el mandatario en una larga entrevista reproducida por el diario Yediot Aharonot.

El ministro de Defensa, Moshe Yaalon informó ayer que firmó las órdenes de detención contra los primeros dos detenidos y principales sospechosos del ataque, los ultranacionalistas israelíes Meir Ettinger y Eviatar Slonim. El primero es considerado máximo líder de uno de los grupos de colonos extremistas más activo y agresivo; el segundo es conocido entre palestinos y fuerzas de ocupación israelí. En 2014 fue acusado de prender fuego la casa de una familia palestina en el sur de Hebrón, una de las zonas más calientes de Cisjordania.

Además, un tercer ultranacionalista israelí, Mordejai Mayer, de 18 años, fue puesto en detención administrativa el miércoles por supuesta participación en el ataque e incendio de la Iglesia de la Multiplicación, en Galilea, en norte de Israel, en julio pasado. Según la tradición cristiana, cerca de esa iglesia Jesús realizó el milagro de multiplicar cinco panes y dos peces para la multitud que lo seguía. Hasta ahora la figura de la detención administrativa, que permite detener a alguien durante seis meses sin tener que explicar los motivos ni presentar evidencia ante el detenido o su abogado, y que puede ser renovada de manera indefinida, sólo era usada contra los palestinos. Nunca contra colonos israelíes, que desde hace décadas se apropian de tierras consideradas internacionalmente como palestinas y construyen pueblos e incluso ciudades. Actualmente viven ilegalmente alrededor de medio millón de colonos israelíes judíos en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén este. Su expansión fue posible gracias a la protección de las fuerzas militares israelíes, que muchas veces funcionan como sus propias fuerzas de choque. Bajo ese amparo, también crecieron y se expandieron varios grupos de colonos radicales, mesiánicos. El padre del bebé palestino asesinado murió el sábado en un hospital israelí a causa de las graves quemaduras sufridas. La muerte de Saed Dawabsha, de 32 años, fue anunciada por altavoces de las mezquitas del pueblo de Douma, al sur de Nablús. El violento incidente ocurrió el 31 de julio cuando colonos extremistas judíos lanzaron un cóctel molotov dentro de la vivienda familiar, causando la muerte inmediata de Alí, el bebé que pese a haber sido sacado de entre las llamas por su padre, no sobrevivió. La mujer, Rihan y su otro hijo Ahmed están siendo tratados en el hospital Tel Hashomer de Tel Aviv. Ella tiene quemaduras de tercer grado en el 90 por ciento de su cuerpo y necesita respiración asistida, mientras el pequeño sufre quemaduras de segundo grado en el 60 por ciento del cuerpo.

Compartir: 

Twitter
 

La muerte del bebé Dawabash causó indignación entre los palestinos.
Imagen: afp
 
EL MUNDO
 indice
  • DILMA ENCABEZó UNA REUNIóN EXTRAORDINARIA EN MEDIO DE RUMORES SOBRE EL NOMBRAMIENTO DEL EX PRESIDENTE COMO MINISTRO
    Lula, nombre clave para capear el temporal
    Por Darío Pignotti
  • OPINIóN
    Grecia, Brasil y después
    Por Atilio A. Boron
  • HACE UN AñO, EL JOVEN FUE VíCTIMA DE LA VIOLENCIA RACIAL POLICIAL
    Ferguson no olvida a Brown
  • EL GOBIERNO ISRAELí LANZó REDADAS EN VARIAS DE LAS COLONIAS ISRAELíES Y DETUVO A NUEVE PERSONAS
    Razzias por la muerte del bebé palestino

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.