EL MUNDO › FIDEL CASTRO EXIGIO A ESTADOS UNIDOS QUE INDEMNICE A SU PAIS POR EL EMBARGO ECONOMICO

“Se le adeuda a Cuba cuantiosos millones”

El ex mandatario se expresó en esos términos veinticuatro horas antes de la histórica visita del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, al país caribeño, para participar hoy en la reapertura de la embajada norteamericana.

El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, señaló ayer, al cumplir 89 años, que Washington debe pagar a la isla por las pérdidas que el embargo causó. El ex mandatario se expresó en esos términos veinticuatro horas antes de la histórica visita del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, al país caribeño, para participar hoy en la reapertura de la embajada norteamericana en La Habana. “Se adeuda a Cuba indemnizaciones equivalentes a daños, que ascienden a cuantiosos millones de dólares, como denunció nuestro país con argumentos y datos irrebatibles a lo largo de sus intervenciones en las Naciones Unidas”, escribió el revolucionario caribeño en una carta de cinco párrafos difundida ayer en la que no hace referencia a la visita de Kerry ni al restablecimiento de las relaciones entre La Habana y Washington.

En su artículo, titulado “La realidad y los sueños”, Castro manifestó que escribir es una forma de ser útil si se considera que “nuestra sufrida humanidad debe ser más y mejor educada” ante “la increíble ignorancia que nos envuelve a todos”, con excepción de los investigadores que buscan en las ciencias una respuesta satisfactoria. “Es una palabra que implica en pocas letras su infinito contenido”, aseguró el comandante. Luego señaló que todos, durante la juventud, escucharon hablar alguna vez de Albert Einstein y, en especial, tras el estallido de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, que puso fin “a la cruel guerra desatada” entre Japón y Estados Unidos. Cuando aquellas bombas fueron lanzadas, después de la guerra desatada por el ataque a la base de Estados Unidos en Pearl Harbour –recordó el ex mandatario en su carta–, ya el imperio japonés estaba vencido. “Estados Unidos, el país cuyo territorio e industrias permanecieron ajenos a la guerra, pasó a ser el de mayor riqueza y mejor armado de la Tierra, frente a un mundo destrozado, repleto de muertos, heridos y hambrientos”, afirmó.

Fiel a su memoria y apegado a las estadísticas, que pese a sus 89 años maneja como pocos, Castro señaló que, juntos, la Unión Soviética y China habían perdido más de 50 millones de vidas, sumadas a una enorme destrucción material. “Casi todo el oro del mundo fue a parar a las arcas de Estados Unidos. Hoy se calcula que la totalidad del oro como reserva monetaria de esa nación alcanza 8133,5 toneladas de dicho metal”, contabilizó y señaló que, a pesar de eso, “haciendo trizas los compromisos suscritos” en Bretton Woods, Estados Unidos, declaró unilateralmente que no harían honor al deber de respaldar la onza Troy con el valor en oro de su papel moneda.

Tal medida decretada por Nixon, rememoró Castro, violaba los compromisos contraídos por el presidente Franklin Delano Roosevelt. “Según un elevado número de expertos en esa materia, crearon así las bases de una crisis que entre otros desastres amenaza golpear con fuerza la economía de ese modelo de país. Mientras tanto, se adeuda a Cuba las indemnizaciones equivalentes a daños, que ascienden a cuantiosos millones de dólares, como denunció nuestro país con argumentos y datos irrebatibles a lo largo de sus intervenciones en las Naciones Unidas.”

La Habana reclama a Washington más de 100.000 millones de dólares por perjuicios ocasionados por el embargo económico impuesto a la isla desde 1962. Washington, a su vez, exige a Cuba indemnizaciones por la nacionalización en 1960 de propiedades estadounidenses, que superan actualmente los 7000 millones de dólares, incluidos los intereses, según expertos. Estos reclamos figuran en los temas pendientes tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, que quedará sellado hoy con la histórica visita a Cuba de John Kerry, quien reabrirá formalmente la embajada estadounidense en La Habana.

La única vez que el líder cubano se refirió públicamente al deshielo de las relaciones entre Washington y La Habana fue en una nota publicada el 27 de enero, en la que declaró que no confiaba en Estados Unidos, aunque eso no significaba un rechazo a una solución pacífica de conflictos.

En la carta, fechada el 13 de agosto de 2015, a la 1 y 23 a.m., Fidel Castro Ruz, tal como aparece firmada la misiva, sostiene que como fue expresado con toda claridad por el partido y el gobierno de Cuba, “en prenda de buena voluntad y de paz entre todos los países de este hemisferio y del conjunto de pueblos que integran la familia humana”, y así contribuir “a garantizar la supervivencia de nuestra especie en el modesto espacio que nos corresponde en el universo, no dejaremos nunca de luchar por la paz y el bienestar de todos los seres humanos”, con independencia del color de la piel y el país de origen de cada habitante del planeta, así como “por el derecho pleno de todos a poseer o no una creencia religiosa”.

Finalmente, el líder de la Revolución Cubana manifiesta que la igualdad de todos los ciudadanos a la salud, la educación, el trabajo, la alimentación, la seguridad, la cultura, la ciencia, y al bienestar, es decir, “los mismos derechos que proclamamos cuando iniciamos nuestra lucha más los que emanen de nuestros sueños de justicia e igualdad para los habitantes de nuestro mundo, es lo que deseo a todos; los que por comulgar en todo o en parte con las mismas ideas, o muy superiores pero en la misma dirección, les doy las gracias, queridos compatriotas”.

El Departamento de Estado anunció que John Kerry se reunirá con disidentes cubanos y hará hincapié en el tema de los derechos humanos. El gobierno de Barack Obama, que mantiene una dura disputa interna, sobre todo con el Partido Republicano, que rechaza reabrir las relaciones diplomáticas con la isla, anticipó que en su visita el secretario de Estado no se limitará a izar la bandera. Tras la ceremonia de reapertura se reunirá con el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Compartir: 

Twitter
 

Maduro, Evo y Fidel en una combi camino al festejo del cumpleaños del líder cubano en La Habana.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.