EL MUNDO › PAUL MANAFORT, JEFE DE CAMPAñA REPUBLICANO, ESTá INVOLUCRADO EN UN CASO DE CORRUPCIóN

Trump colecciona denuncias y abandonos

Los libros de contabilidad secretos de un partido prorruso revelados por la Oficina Anticorrupción de Kiev, Ucrania, tienen asentados pagos a Manafort por 13 millones de dólares en seis años.

Paul Manafort, el jefe de campaña del candidato presidencial republicano, Donald Trump, recibió durante 6 años casi 13 millones de dólares procedentes de un partido prorruso en Ucrania, según publicó ayer The New York Times.

Así consta en unos libros de contabilidad secretos del Partido de las Regiones del ex presidente Víktor Yanukovich, revelados ahora por la Oficina Anticorrupción en Kiev, donde aparecen reflejados pagos en efectivo a Manafort por 12,7 millones de dólares, según el Times.

Los investigadores ucranianos creen que esos pagos, que fueron escritos a mano entre 2007 y 2012 en esos libros, forman parte de un sistema de contabilidad ilegal del partido de Yanukovich, según el periódico neoyorquino. En esos años en Ucrania gobernó el Partido de las Regiones y entre 2010 y 2014 el presidente fue el pro ruso Viktor Yanukovich, actualmente exiliado en Rusia.

La investigación llevada a cabo por la fiscalía ucraniana apunta también a una red de empresas establecidas en paraísos fiscales que ayudaron a miembros del círculo cercano de Yanukovich a financiar sus “suntuosos” estilos de vida.

Los investigadores sostienen que Manafort está asociado con la red utilizada para robar los activos y controlar las elecciones en el país. En el pasado mes de julio, Trump fue señalado por su rival demócrata, Hillary Clinton, de tener una posición favorable de la anexión de Crimea a Rusia y por sus comentarios “favorables” hacia el presidente ruso, Vladimir Putin.

Los lazos con Rusia y Ucrania entraron de lleno en la campaña electoral estadounidense, cuando el FBI denunció que hackers del gobierno ruso fueron responsables de piratería del Comité Nacional Demócrata contra el entonces candidato Berny Sanders en la interna partidaria. El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo en ese momento que Rusia podría estar detrás de la filtración e insinuó que Putin tendría motivos para posibilitar el ataque.

El mismo periódico asegura que entre las transacciones dudosas hay un acuerdo por 18 millones de dólares para vender activos de una televisión por cable a un consorcio montado por Manafort y el oligarca ruso Oleg Deripaska, aliado del presidente Vladimir Putin.

Aún no se ha probado que Manafort recibiera los pagos y no está siendo investigado por las actividades en paraísos fiscales del entorno de Yanukovich, pero los fiscales creen que debería conocer las implicaciones de sus gestiones financieras, añadió el Times.

“Paul Manafort está en las ‘cuentas opacas’ del Partido de las Regiones y su nombre aparece en 22 ocasiones, pero queremos dejar claro que su presencia en la lista no necesariamente muestra que recibiera el dinero”, según la Oficina Anticorrupción en Kiev.

Las autoridades ucranianas admiten que todavía no está claro el propósito de esos pagos registrados en los libros de contabilidad secretos porque las firmas que aparecen en la columna de receptores “tienen que ser verificadas” y pueden pertenecer “a otras personas”.

A través de su abogado, Richard Hibey, el jefe de campaña de Trump aseguró al mismo periódico que su cliente “jamás ha recibido ese tipo de pagos” y añadió que se trata de meras “suposiciones” y que “muy probablemente” están impregnadas de “intereses políticos”.

“Manafort entendió lo que estaba sucediendo en Ucrania”, afirmó al Times Vitaliy Kasko, un ex alto funcionario de la oficina del fiscal general en Kiev, quien sostuvo que debería ser “claro para cualquier persona razonable que el clan Yanukovich, cuando llegó al poder, se dedicaba a la corrupción”. Y agregó: “Es imposible imaginar que una persona mira eso y piensa que todo está bien”.

Manafort ha dedicado gran parte de su carrera profesional a la consultoría internacional, desde que empezó a trabajar en los años ochenta con el dictador filipino Ferdinand Marcos hasta uno de sus últimos clientes, el expresidente Yanukovich, según el Times. Finalmente, el periódico neoyorquino asegura que el actual jefe de campaña de Trump y su consultoría ayudaron a Yanukóvich a ganar varias elecciones en Ucrania, una época en la que Manafort nunca se registró como agente extranjero en el Departamento de Justicia.

Por otra parte, el diario financiero Wall Street Journal (WSJ) cargó ayer duramente contra el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, a quien señaló que o “toma medidas” para relanzar su campaña o los republicanos deben dar por perdida la carrera presidencial y centrarse en “salvar” las elecciones en el Congreso.

En su editorial, el WSJ, de tendencia conservadora y propiedad del magnate Rupert Murdoch, afirmó que “si los republicanos no logran que Trump tome medidas para el Día del Trabajo (primer lunes de septiembre), el partido no tendrá otra opción que dejar de lado al nominado como imposible y centrarse en salvar las elecciones en el Senado y la Cámara de Representantes”.

Los republicanos controlan ambas Cámaras del Congreso. Si bien la mayoría parece sólida en la Cámara, en el caso del Senado corren el riesgo de perder su mayoría debido a los disputados escaños en juego con los demócratas. Por ello, agregó el diario, “Trump debe dejar de culpar a todo el mundo y decidir que quiere comportarse como alguien que quiere ser presidente, o entregar la nominación al candidato a vicepresidente Mike Pence”.

Compartir: 

Twitter
 

The Wall Street Journal dijo que si Trump no cambia el rumbo, el partido debe centrarse en “salvar” el Congreso.
Imagen: efe
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.