EL MUNDO › EL PRESIDENTE DE FACTO DE BRASIL RECIBIó AL MAGISTRADO QUE LO INVESTIGA

El juez de Temer es su amigo

Mendes, titular del Supremo Tribunal Federal (STF), contó el contenido de la reunión que mantuvo con Temer, a la que calificó como una “conversación de viejos amigos” realizada anteayer en el Palacio de Jaburú, en Brasilia.

El presidente de Brasil, Michel Temer, se reunió en forma privada con el ex mandatario Fernando Henrique Cardoso y el juez de la corte suprema Gilmar Mendes, quien investiga al jefe del Estado sobre la existencia de delitos como lavado de dinero y corrupción en sus cuentas electorales, se informó ayer.

Cardoso, quien gobernó entre 1995 y 2002, tuvo a Mendes como abogado general de su administración y es el responsable por su nominación a la máxima corte. El ex mandatario, le dijo a Temer que era necesario “tener un rumbo porque la gente necesita sentir un liderazgo”. La reunión fue oficializada también por el propio Poder Ejecutivo, ya que el ministro de Gobierno, Geddel Vieira Lima, señaló que “no fue un encuentro administrativo” al negar que Temer haya pedido un mayor apoyo a Cardoso. “Fue un encuentro de amigos”, subrayó al diario Folha de Sao Paulo el ministro que es el nexo entre el Ejecutivo y el Congreso.

Cardoso, según interlocutores, dijo a Temer que fue una buena señal para el mercado la aprobación por parte de la Cámara de Diputados del proyecto de enmienda constitucional destinada a limitar por 20 años el gasto público, el lunes pasado, obtenida con el apoyo del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) del ex mandatario.

En tanto, el propio Mendes, titular del Supremo Tribunal Federal (STF), contó el contenido de la reunión que mantuvo con Temer, a la que calificó como una “conversación de viejos amigos” realizada anteayer en el Palacio de Jaburú, en Brasilia, durante el feriado del 12 de Octubre, Día de la Virgen de Aparecida, patrona de Brasil. Mendes investiga cinco denuncias abiertas por el PSDB contra la fórmula presidencial Dilma Rousseff–Temer por supuesta financiación ilegal de campaña.

En marzo pasado, Temer –líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB)– se alió al PSDB y respaldó el juicio político a Rousseff, quien fue suspendida del cargo en mayo y destituida el 31 de agosto por violación de la ley fiscal.

“Fue una conversación de viejos amigos, una conversación general, una evaluación del momento; ellos son optimistas con el buen resultado de la elección municipal, de la aprobación de las medidas de ajuste en el Congreso para reconstruir una situación difícil para el país”, dijo Mendes a periodistas.

La presencia de Mendes en el almuerzo en la residencia del vicepresidente de la República en un feriado ocurrió en medio de la investigación que el Tribunal Superior Electoral realiza sobre las cuentas de campaña de 2014. Andrade Gutiérrez, empresa de construcción condenada en la operación Lava Jato –que investiga el desvío ilegal de fondos multimillonarios de la petrolera estatal Petrobras–, denunció que aportó donaciones sin declarar a la campaña de Aécio Neves, presidente del PSDB, a través de una empresa pública del estado Minas Gerais.

Temer está siendo investigado junto a Rousseff por el tribunal electoral, que preside Mendes, en cinco acciones derivadas de supuesta recaudación ilegal de dinero. La intención del PMDB de Temer es separar las donaciones que iban para Rousseff y las que iban para la caja del entonces candidato a vicepresidente en los comicios de 2014.

El PSDB presentó la acción cuando era oposición y no la puede retirar una vez que está en curso de la investigación aunque sea el principal aliado de Temer.

Uno de los testigos en la causa por la financiación de la campaña de Rousseff y Temer, el ex senador Delcidio Amaral, declaró ante la justicia electoral que la hidroeléctrica de Belo Monte, en la Amazonia, fue blanco de desvíos destinados a la caja electoral. La mayor parte de ese dinero fue para el PMDB, dijo Amaral, ex senador del Partido de los Trabajadores (PT, de Rousseff) que está bajo un régimen de delación premiada luego de admitir una trama para obstruir la investigación sobre el caso Petrobras.

Ayer la Justicia abrió una nueva causa en contra del ex presidente Luis Inacio Lula da silva, la tercera en su contra, por supuestos favores a la constructora Odebretch para conseguir contratos en Africa.

Compartir: 

Twitter
 

Temer se reunió con Cardoso y luego con Mendez, un ex funcionario de FHC que preside el Tribunal Electoral.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.