EL MUNDO › UN CONMOVIDO HOMENAJE DE LA IZQUIERDA FRANCESA

Plaza Salvador Allende, París

 Por Eduardo Febbro

La izquierda francesa fue fiel a sus mártires. La ceremonia organizada por la Alcaldía de París en homenaje a los 30 años de la muerte del presidente chileno Salvador Allende contó con la presencia de los máximos dirigentes del socialismo francés, desde el actual primer secretario del Partido Socialista, François Hollande, hasta el ex primer ministro Laurent Fabius. Organizado por el alcalde socialista de París, Bertrand Delanoé, el homenaje empezó con la inauguración de la Plaza Salvador Allende, ubicada junto a la Embajada de Chile. Lugar más que emblemático de la historia del refugio en Francia de los chilenos porque era precisamente allí donde los exiliados se reunían para manifestar contra el régimen de Pinochet durante los años de la dictadura. Delanoé no logró contener sus lágrimas al recordar en “este momento histórico” la época de las manifestaciones en que los chilenos venían a “gritar su esperanza y su exigencia de libertad”.
Bajo los gritos de “Allende presente” o “Viva Chile”, cientos de personas, franceses, chilenos y europeos venidos de otras ciudades, asistieron enmudecidos por la emoción a la inauguración de la Plaza Salvador Allende. El alcalde de la capital francesa dijo: “En nombre de París, deseo que esta ceremonia sea digna del mensaje de Salvador Allende. Hoy sólo cuenta el respeto. (...) Estos 30 años dejaron intacta la fuerza de los valores que alimentan el respeto, la admiración y el cariño que tenemos por Salvador Allende”. Delanoé consideró que “la fecha del 11 de septiembre se recordará eternamente como una de las más oscuras de la historia contemporánea, cuando desaparece un justo, cuando un pueblo pasa bajo el yugo de una dictadura”. Para el alcalde de París, Allende “fue derrocado porque llevaba a cabo, con fuerza y convicción, un proyecto inédito con el respaldo del pueblo”. Las personalidades de la derecha francesa brillaron por su ausencia en el curso de los actos. Opuesta a que se le cambie el nombre a la plaza –antes se llamaba Santiago de Chile–, la derecha consideró que la transformación del nombre constituía “una provocación”. Por la mañana, cuando el actual embajador de Chile en Francia, Marcelo Schilling, intentó leer su discurso, la multitud lo interrumpió gritando: “No a la impunidad”. El representante diplomático recién pudo recuperar la palabra cuando Delanoé se enojó con el público e impuso el silencio.
Los actos de la jornada concluyeron por la noche en los lujosos salones de la Alcaldía de París, donde se leyó un mensaje de Isabel Allende y poemas de Pablo Neruda. Los más de 2500 invitados terminaron cantando de pie y con la V de la victoria un potente “el pueblo unido jamás será vencido” interpretado por el grupo Quilapayún.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.