EL PAíS › RADIO PASILHO, O MAIS GRANDE DO MUNDO

MisceLuláneas

Oyarbide quer dinheiro. O Tula, analísta. Altamira nao perde o tempo. Astiz, espanta. Corach vai por Corach. Cafiero, chute em contra. Escudé, aos tribunais. ¿Uma recado á Giacomino? O sorriso de Castro. A piada de Rudy.

 Por Diego Schurman

Una monedita por favor
A Norberto Oyarbide se lo vio por los pasillos de tribunales maldiciendo a los cuatro vientos. Y no contra Carlos Menem y las presiones que recibe a diario por la causa que involucra el ex presidente. Esta vez su furia fue contra los miembros de la Corte Suprema, que acababan de asignarle 120 dólares por día para su viaje a Suiza, donde irá a cotejar in situ si el ex mandatario tiene una cuenta. “No me alcanza para pagar ni un día de hotel, así que no sé qué voy a hacer, una colecta... algo habrá que inventar”, refunfuñó orondo el magistrado ante la oreja atenta de algún comedido.

---

Tomate un vino
y olvidate
Era parte del racimo de transeúntes que caminaba por la calle Florida. Claro, él no era uno más. Tenía una indisimulable camisa naranja fluorescente. Pero no sólo eso lo hacía diferente. El no parecía alienado como el resto y ofrecía a un amigo y en voz suficientemente alta un análisis de “lo mal que está el país” pese a que en Capital “no se nota tanto”. Algunos, aun así, no lo distinguieron. Quizás porque el Tula en vez del habitual bombo blanquiceleste con los que solía acompañar los actos de Carlos Menem llevaba en su diestra una elegante bolsita de papel madera con la cabeza de un tinto asomando. Salud.

---

Ingenio
Las chances de acceder a los medios no son muchas. Pero el Partido Obrero, hay que reconocerlo, sabe ingeniárselas. Así sucedió durante el corte comercial de La Cornisa, que conduce el periodista Luis Majul por América, cuando el vocero de Jorge Altamira, presente en el estudio, se acercó a un grupo de invitados al programa para repartir, sin ningún tipo de aperitivo ni tapujo, la Prensa Obrera. Vamos que venimos.

---

Espanto
Miércoles pasado a la noche. Los miembros de un grupo de documentalistas de la televisión francesa terminaron una de sus largas jornadas y buscaban distensión. Solían recalar enlos bares deSan Telmo, pero esa noche el productor argentino los llevó al Museo Renault, para que no sólo se llevaran imágenes de piquetes y cartoneros. Percibieron que en el boliche que funciona en el subsuelo del lugar se escuchaba música disco de los ‘80. De pronto llegó a sus oídos el dato. “¿Acá está el Angel Rubio? ¿El de las monjas francesas?”, preguntaron con cierto espanto. Informados al fin, no desconocían que andaba suelto, pero suponían que la condena social le impedía presentarse en lugares públicos. “Es que éste no es cualquier lugar público”, trató de explicar el productor argentino. De hecho, sintieron que no había quórum para organizarle un escrache y optaron por retirarse. No sin antes percatarse con sus propios ojos de que elrepresor Alfredo Astiz seguía inmutable su noche, con compañías femeninas.

---

Dinastía
La gente quiere caras nuevas en la política. Y Carlos Corach insinuó hacer caso al reclamo popular: ayer por la tarde se subió al avión que lo alejó de la Argentina. Pero fue simplemente un amague, ya que su partida no es definitiva ni desorganizada. Durante los dos meses que estará en Oxford, para completar una tesis que comenzó el año pasado, su hijo y presidente de la juventud peronista, Hernán Corach, ocupará su lugar y testeará el desarrollo de la campaña de Carlos Menem. A no ser que Corach padre crea que su primogénito es una “cara nueva” de la política, nada nuevo bajo el sol.

---

Con invitados así
No dudó en ponerse el mejor traje. Partía rumbo a la sede del Fondo Monetario Internacional, en Washington, para participar del seminario”Hacia nuevas políticas transparentes y ordenadas de las crisis de las deudas”. Pero a Mario Cafiero no lo reconocieron y se trenzó en un arduo debate en la entrada del edificio. Al final, el diputado del ARI llegó tarde a la reunión y tras las debidas disculpas hizo el pase de facturas por lo “burocrático” del organismo. En medio del salón, Jack Boorman, asesor del FMI, le devolvió una sonrisa que duró lo que un helado en el desierto: es que paso seguido Cafiero propuso un arbitraje para definir la legalidad de la deuda externa y dijo que en caso de pagarse debería hacerse en pesos, atento a la carta orgánica del BID que permite saldar en la moneda de origen. Que pase el que sigue...

---

“Titanes” en el ring
El hombre barbado ingresó al despacho del juez Claudio Bonadío, que por estos días está bastante alterado por el escándalo de las nuevas coimas en el Senado, y se sentó en una silla. Pero Carlos Escudé no estaba allí por ese motivo. Fue citado a declarar como imputado, acusado de haber violado la ley antidiscriminatoria. En una nota publicada en el diario BAE habría sugerido que “la única solución para el conflicto en Medio Oriente es matar a todos los palestinos conuna bomba nuclear”, según contaron en Tribunales. El peronista Juan Carlos Lavaqué lo denunció y el juez decidió que el experto en relaciones internacionales debía dar explicaciones en calidad de sospechoso. En su descargo, Escudé presentó mucha documentación para acreditar que Lavaqué ejerce sobre él una persecución ideológica. De hecho, lo puso como uno de los protagonistas de su libro Retrato decuatro idiotas, según contó el mismo imputado.

---

Mataderos
“Justicia para Ezequiel.” El mensaje estaba grabado en las remeras que los jugadores de River y Nueva Chicago exhibieron ayer durante la undécima fecha del Torneo Apertura. Nada nuevo para el espectador común, acostumbrado del compromiso de los jugadores con ciertas causas sociales. Pero seguramente sugestivo para Roberto Giacomino, y no sólo por su conocida devoción por el equipo de Mataderos. El titular de la Policía Federal es además uno de los que reclama mayor poder para la fuerza y la posibilidad de detener a las personas sin orden judicial, justamente lo que hizo el grupo de efectivos que golpeó y obligó a Ezequiel a tirarse al Riachuelo, donde lo encontraron muerto.

---

Sonrisas
Alicia Castro sueña con un frente antiimperialista continental. Y así lo conversó con el presidente Hugo Chávez (foto) en un reciente viaje a Venezuela. Por eso al retornar dejó en claro que quiere trascender la “unidad de la izquierda” y lograr la “unidad de todos los argentinos”, más allá de la controversia que su propuesta generó con la dirigente del MST, Vilma Ripoll, renuente a compartir un proyecto con la sindicalista. El entusiasmo de Castro se pudo comprobar anoche, ya que el triunfo de Lula en Brasil le despertó la misma sonrisa que mostró junto al mandatario venezolano. Había razones: Chávez le prometió que si el líder del PT finalmente se queda con la presidencia, los tres mantendrían un encuentro antes de fin de año

---

Gracias Rudy
Otra vez tomamos prestado el humor de Rudy. De los Chistes de Carlitos, publicado por Ediciones De la Flor:
Un argentino se muere y va al Cielo. Y lo encuentra lleno de relojes, pero cada uno marcaba una hora distinta. Le dice entonces a San Pedro:
–Muy lindo el Paraíso, pero creo que hace falta un relojero. Mire, cada reloj marca una hora distinta –Ah, hijo, no te preocupés. Lo que ocurre es que cada reloj representa a un país, y cada vez que el gobierno de ese país se manda alguna de las suyas, el reloj correspondiente se adelanta cinco minutos automáticamente. Mirá, ves; éste es el reloj de Francia, éste es el de Suecia; éste el de España. Y así.
–Comprendo –dice el argentino–, pero ¿dónde está el reloj de la Argentina?
–Ah –dice San Pedro–, ése lo tengo en mi dormitorio, ¡lo uso de ventilador!

* Colaboró Adriana Meyer.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.