EL PAíS › LOS FAMILIARES DE CAíDOS EN LA GUERRA VIAJARáN A LAS MALVINAS

Final para una larga espera

Es fruto de una ardua negociación con el Reino Unido. Los familiares viajarán en dos vuelos comerciales, el 3 y el 10 de octubre. El monumento es de 2004, pero nunca pudo ser inaugurado. Lo anunció la Presidenta en la Casa Rosada.

Luego de arduas negociaciones entre Argentina y Reino Unido, los familiares de caídos en Malvinas podrán viajar a las islas en octubre para realizar un acto en el monumento conmemorativo en el cementerio de Darwin. El anuncio lo hicieron ayer la presidenta Cristina Kirchner y el canciller Jorge Taiana en la Casa Rosada ante un público de familiares y ex combatientes. “Esta facilitación diplomática que estamos logrando nos hace atisbar una esperanza”, sostuvo la Presidenta y volvió a la carga con el reclamo de “un mundo mejor donde se terminen los vergonzosos enclaves coloniales”.

Los familiares viajarán el 3 y el 10 de octubre, en los habituales vuelos semanales que realiza Lan Chile a la isla. El monumento a los caídos –un cenotafio de piedra con los nombres de los caídos– en Darwin fue terminado en 2004, pero nunca se lo pudo inaugurar oficialmente debido a los tironeos diplomáticos.

Las conversaciones entre ambos gobiernos consumieron años y pasaron por varias etapas. En la última, el gobierno británico pretendía una especie de negociación en la que a cambio de permitir el viaje de los familiares se incrementaran los vuelos comerciales a las islas que sobrevuelan el territorio continental argentino.

Cristina Kirchner se reunió con el premier británico Gordon Brown en marzo pasado durante la cumbre progresista en Viña del Mar. “¿Ustedes son socialistas, defensores de los derechos humanos y no permiten que las familias de los soldados vayan a colocar una flor?”, les dijo entonces la Presidenta a Brown y los suyos. Respecto de la propuesta de incrementar los vuelos de Lan, Cristina Kirchner le respondió que no se podía abrir una negociación “entre un tema humanitario y una cuestión comercial”.

Las réplicas tuvieron su efecto porque la negociación se destrabó. Ayer, el Gobierno convocó a familiares y representantes de ex combatientes al Salón de las Mujeres, en la Casa Rosada, para hacerles el anuncio.

“Por fin vamos a poder viajar, hace más de cinco años que venimos haciendo gestiones”, sostuvo Héctor Cisneros, de la Comisión de Familiares. Cisneros adelantó que viajará un familiar por cada uno de los 649 caídos en el conflicto de 1982, más personal médico, periodistas y asistentes, calculó que serán 800 los argentinos que desembarquen para los actos de octubre. Adelantó que planean mantener reuniones con familiares de caídos del lado británico.

Ayer, durante su discurso, la Presidenta destacó que mantiene “los intereses de quienes fueron a defender la soberanía en nuestras islas y que muchas veces fueron escondidos, casi como vergüenza”.

“Nadie que sea verdaderamente argentino puede no ser malvinero. Por eso yo soy argentina y profundamente malvinera”, subrayó, provocando el aplauso de los asistentes.

Cristina Kirchner se entusiasmó con la posibilidad de que este pequeño éxito diplomático signifique el primer paso hacia la apertura de un diálogo sobre soberanía con el Reino Unido, que se niega sistemáticamente pese a los periódicos llamamientos de las Naciones Unidas en ese sentido. La Presidenta resaltó que “nuestro reclamo permanente e inclaudicable sobre la soberanía tiene que ver no solamente con el amor a la Patria, sino también con la necesidad de un mundo mejor, donde se terminen las vergüenzas de los enclaves coloniales, las ocupaciones ilegítimas”.

Y continuó: “Pero, por sobre todas las cosas, donde los estados soberanos que formamos parte de las Naciones Unidas respetemos precisamente las decisiones de ese cuerpo madre que nos representa, y que además representa la única posibilidad de vivir en un mundo civilizado en donde las cosas no se resuelvan por la relación de fuerzas o por la violencia”.

El canciller Taiana fue en la misma dirección: subrayó que el Gobierno “aspira” en todo momento a discutir con Gran Bretaña sobre soberanía.

“Nuestra aspiración es discutir con Gran Bretaña nuestro reclamo por la soberanía sobre las Malvinas e islas del Atlántico Sur”, enfatizó Taiana.

Lo curioso del caso es que el vínculo diplomático bilateral camina hacia una progresiva normalización a excepción de la cuestión Malvinas, donde los avances van de la mano con los retrocesos. Así como ayer anunciaron el viaje de los familiares, semanas atrás ambos países presentaron trabajos en la comisión de límites de las Naciones Unidas reivindicando los mismos territorios en el Atlántico Sur.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner junto a familiares de los caídos en la guerra en el Salón de las Mujeres.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.