EL PAIS › LA POLEMICA POR EL PROCESO, LOS ANTECEDENTES DEL DENUNCIANTE Y LOS DICHOS DE COBOS

La causa por enriquecimiento K

El abogado Enrique Piragini, quien denunció a los Kirchner, tiene 31 procesos judiciales en su contra, según el Gobierno. La discusión en el Ministerio Público por los dichos de Cobos sobre la supuesta obligación de los fiscales de apelar.

 Por Raúl Kollmann

La causa por enriquecimiento ilícito de Néstor y Cristina Kirchner parece cerrada, pero todavía hay polémicas en marcha. El denunciante, el abogado Enrique Piragini, afirma que apelará ante la Cámara de Casación para que se lo tenga en cuenta como querellante y se acepte su apelación. Hasta ahora, tanto el juez Norberto Oyarbide como la Cámara Federal rechazaron esa pretensión. Por su parte, el gobierno nacional no sólo insiste en que ya tres jueces sostuvieron que no existe enriquecimiento ilícito de los Kirchner sino que Piragini es un denunciador compulsivo que tiene 31 causas penales, entre ellas varias por estafa, coacción, falsificación y defraudación. En forma paralela, la afirmación del vicepresidente Julio Cobos de que los fiscales están obligados a apelar provocó polémica entre los integrantes del Ministerio Público y los propios jueces federales.

El juez Oyarbide y la Cámara Federal, en sintonía con fallos anteriores, sostienen que en materia penal un individuo puede ser denunciante, pero luego no se le permite ser parte de la causa, es decir querellante. Piragini tiene una larga tradición de hacer denuncias de todo tipo: contra el reino de España por la matanza de indígenas, contra la familia de Maradona por abandono de persona, contra León Arslanian por no haber intervenido en los enfrentamientos gremiales ocurridos cuando se trasladaron los restos de Juan Domingo Perón a San Vicente, en el caso García Belsunce acerca de si hubo una instigación al suicidio de la madre de uno de los sospechosos, Nicolás Pachelo, y centenares de denuncias más, siempre sobre la base de informaciones periodísticas.

Desde la Casa Rosada afirman que Piragini utiliza la estrategia de las denuncias para conseguir clientes y algún aire político, ya que encabeza el Partido del Campo Popular, que se ubicó en el puesto número 15 en las elecciones porteñas del 28 de junio, obteniendo el 0,31 por ciento de los votos. Tanto el ex presidente Néstor Kirchner como el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijeron públicamente que Piragini tiene 31 causas judiciales, buena parte de las cuales se relacionan con delitos penales graves (ver cuadro). Piragini niega que existan esas causas en su contra y denunció a Kirchner y a Fernández por hacerle espionaje interno.

En cualquier caso, la única alternativa de que la causa por enriquecimiento ilícito de los Kirchner pueda seguir abierta es que la Cámara de Casación acepte la apelación de Piragini. Parece más bien difícil porque la postura que existe en la Justicia penal es que sólo puede ser querellante alguien directamente afectado, alguien que sufra una consecuencia directa. Por ejemplo, en otro orden, se aceptó como querellantes a organizaciones no gubernamentales que agrupaban a enfermos de HIV en recursos de amparo porque estaba suspendida la provisión de medicamentos. Lo que sí se les permite hacer a los individuos es una denuncia. Por ello fue aceptada la de Piragini.

En los Tribunales de Comodoro Py, varios fiscales manifestaron también su disconformidad con las palabras del vicepresidente Cobos, quien sostuvo que la obligación de los fiscales es apelar. “No sólo no existe esa obligación sino que, por el contrario, una apelación tiene que estar muy bien fundamentada, con pruebas –le dijo a este diario uno de los fiscales más conocidos–. Por ejemplo, sostener con alguna evidencia que tal propiedad no fue vendida a tal precio, o que los intereses cobrados fueron producto de una dádiva o un cohecho. Si la oposición critica al oficialismo de presionar a la Justicia, lo de Cobos fue precisamente eso, una presión.” Esos mismos fiscales creen que aun hoy se podría denunciar alguna de las operaciones que hizo el matrimonio patagónico, imputando justamente dádiva o cohecho. Pero se debe hacer con pruebas sólidas.

Algunas de las causas de Piragini

Juzgado Secretaría Expediente Delito investigado
48 145 40625/99 Defraudación
43 109 135675/00 Coacción
40 139 19373/03 Estafa
40 139 74164/03 Defraudación
1 407 22809/2 Uso de documento falso
40 139 30762/04 Estafa
1 404 20253/94 Quiebre de inhabilitación
27 05 30762/04 Estafa
18 06 35651/04 Falsificación de documento
27 02 80048/09 Falsificación de documento
16 11 20253/94 Quiebre de inhabilitación
12 04 22809/02 Uso doc. adulterado
20 03 23149/97 Estafa
11 04 37040/00 Defraudación
11 04 22409/02 Violación de secretos
09 10 68376/02 Coacción
26 12 88268/02 Amenazas
27 11 67178/06 Falsificación de documento
29 11 67799/06 Defraudación
17 05 26466/07 Falsificación de documento
01 02 874/94 Estafa

Compartir: 

Twitter
 

Hasta ahora, el juez Oyarbide rechazó la pretensión de Piragini de ser querellante.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared