EL PAíS › LA PRESIDENTA CRISTINA KIRCHNER HABLA ANTE UN CONGRESO CON UNA NUEVA COMPOSICIóN

Una apertura de sesiones particular

La Presidenta hablará a partir de las 11. Se espera que el discurso contemple la defensa del Fondo del Bicentenario. Pese a la propuesta de Carrió de faltar, la oposición concurrirá a la Asamblea Legislativa.

La defensa del Fondo del Bicentenario y de la soberanía argentina sobre las islas Malvinas serán dos de los ejes del discurso con el que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inaugurará hoy el nuevo período de sesiones ordinarias en el Congreso. Será la tercera ceremonia que encabeza desde que asumió como jefa de Estado, en un Congreso que esta vez está renovado por las fuerzas que surgieron de las elecciones de junio pasado con el oficialismo ahora como primera minoría. La oposición presenciará la ceremonia pese al llamado de la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que convocó a sus pares a no presentarse. Según los recuentos de última hora, tampoco estarán los senadores María Eugenia Estenssoro y Carlos Menem.

La inauguración del período 128 de sesiones ordinarias llega en medio del comienzo de un año legislativo acalorado, con el debate por la distribución de cargos en las comisiones y la discusión por la legitimidad del decreto que creó el Fondo del Bicentenario que reclama el Gobierno, uno de los temas que genera rechazos y un arco de alianzas impensadas entre distintos sectores de la oposición de ambas Cámaras (ver página 6).

Cristina llegará para abrir las sesiones a las 10.45. Para entonces, como ya sucedió el año pasado, estará esperando afuera una movilización de organizaciones kirchneristas que irán a expresarle su apoyo. En la explanada, la Presidenta será recibida por los directores de ceremonial y de protocolo de las dos Cámaras, que la van acompañar hasta el salón Eva Perón.

En ese lugar, Cristina verá a su vicepresidente, Julio Cobos. De acuerdo con lo que marca el protocolo, debe reunirse con el presidente del Senado, el presidente de Diputados, Eduardo Fellner, y el presidente provisional de la Cámara alta, José Pampuro. El año pasado, ese primer contacto con Cobos generó tensión porque era la primera vez que se veían en público después del distanciamiento generado tras el debate de la 125. Aquella vez ambos cumplieron rigurosamente con el protocolo que los obligaba a saludarse en el ingreso. Esta vez, las expectativas no son distintas.

A continuación, y luego de firmar los libros de honor, irán al recinto de la Cámara de Diputados, en donde se calcula que la Presidenta dará su mensaje –transmitido por cadena nacional– alrededor de las 11, y durante alrededor de una hora.

Según fuentes oficiales, el discurso no esquivará los temas que provocan más controversias con la oposición, como la defensa del Fondo del Bicentenario. Pero el mensaje contendrá otros tres ejes: los logros económicos de la gestión, el modo en que se logró conjurar las consecuencias de la crisis internacional y la reafirmación de la soberanía argentina sobre las islas Malvinas a partir del nuevo conflicto generado con Gran Bretaña por la explotación de hidrocarburos en el Atlántico sur.

Para preparar su discurso, Cristina Kirchner recibió informes área por área de sus ministros. Incluirá una suerte de balance en el que habrá referencias a la recuperación de la economía, el crecimiento del trabajo, las políticas sociales del Gobierno, la defensa de los derechos humanos y las relaciones estratégicas con los países de América latina.

En tanto, una de las preguntas que dará vueltas el recinto es qué irá haciendo la oposición. Pese a que Carrió no logró arrastrar detrás suyo a ninguno de los demás partidos opositores, su bloque subordinó la permanencia en el recinto a los conceptos políticos que vaya desgranando la Presidenta en su mensaje.

“Esperamos que la Presidenta se abstenga de hacer un discurso de confrontación”, dijo el diputado de la CC, Horacio Piemonte. “En caso de que caiga en el agravio, el bloque de la Coalición Cívica de ninguna manera va a quedarse sentado para legitimar ese atropello.”

El problema será, en todo caso, saber qué es lo que cada uno entienda por agravio. De todos modos, desde el oficialismo ayer le restaron importancia a esos movimientos. El diputado nacional Agustín Rossi sostuvo que será un “día muy importante por el inicio de las sesiones y de la actividad parlamentaria” en la que, remarcó, mantendrá su rol de jefe del bloque oficialista, mientras reconoció a Néstor Kirchner como la autoridad del Frente para la Victoria. El senador nacional Miguel Pichetto desacreditó en tanto la convocatoria de Carrió y, aunque dijo desconocer el contenido del discurso de la Presidenta, estimó que, como lo hizo años atrás, puede dar un panorama “de la situación general del país”.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner volverá a compartir la apertura de sesiones con su vice Julio Cobos.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.